sábado, 30 de octubre de 2010

Hace 493 años: El escándalo de las indulgencias llevó a la reforma protestante

Una de las muchas causas de la reforma protestante, fue el escándalo de las indulgencias. Entonces, como ahora, la Iglesia Católica se encontraba inmersa en una profunda corrupción.

Sin emportar el delito cometido la Iglesia vendía un perdón conocido como "indulgencia" que sirvió para llenar las arcas del Vaticano, financiar banquetes mientras la mayoría de Europa era pobre, y construir la Basílica de San Pedro. Piense en ello cada vez que vea esta basílica que fue financiada con el engaño y el dinero que aplacaba conciencias de asesinos y violadores.

El descaro de las indulgencias llevó a que Martín Lutero publicará el 31 de octubre de 1517 sus 95 tesis, en las que sostenía, entre otras cosas la "justificaciòn por la fe" haciendo vanas las indulgencias y afectando las finanzas de la Santa Sede.

Para los que gustan de la historia les dejo el texto "Lutero y el escándalo de las indulgencias" de cayocesarcaligula

Más que la mayoría de las naciones, Alemania se tambaleaba a causa del impacto de cientos de abusos papales. Padecía una presión fiscal muy elevada; el pago de las anatas, es decir, la retribución anual sobre el salario; los diezmos sobre los beneficios para las cruzadas contra losturcos que nunca se materializaban. Mediante la terrible arma de la excomunión, los clérigos amasaban una inmensa riqueza. La cancillería romana publicó un libro con las sumas exactas que debían pagarse por diversas absoluciones. Un diácono culpable de homicidio podía ser absuelto por veinte coronas. Un obispo o un abad que hubiesen asesinado a un adversario podían ser absueltos mediante trescientas libras. El crimen más perverso tenía su tarifa. Estos «malhechores ungidos», como se les conocía en Alemania, estaban al margen de la jurisdicción civil. En su lugar, ventilaban ante los tribunales eclesiásticos toda suerte de casos, incluso relativos a la testamentaría, la legitimación y la usura. Cualquier magistrado civil que tratase de atajarles era excomulgado, lo cual significaba que perdía todos los derechos como ciudadano y como hombre. Las posesiones de la Iglesia, desde el momento que pertenecían a Dios, eran inalienables. En todos los países la Iglesia contaba con riquezas inmensas, pero en Alemania se calculaba que la mitad del territorio estaba en manos del clero. Estaban exentos de todo impuesto y de todas las obligaciones, como la defensa nacional.

La chispa que provocó el incendio en estas adustas tierras fue provocada por el príncipe Alberto de Hohenzollern. A los veintidós años ya poseía las ricas sedes de Magdeburgo y Halberstadt, pero su objetivo era llegar a ser arzobispo de Mainz y primado de Alemania. Para conseguirlo estaba dispuesto a pagar. El papa León andaba escaso de liquidez a causa de la nueva San Pedro y estaba dispuesto a negociar de forma inmediata. Daría a Alberto la sede de Mainz permitiéndole, en contra del derecho canónico, conservar las otras dos diócesis a cambio de una cantidad de diez mil ducados. El precio se sumaba al estipendio del palio, en este caso veinte mil ducados.

Dado que Alberto no disponía de efectivo para pagar, León hizo caso omiso de la condena eclesiástica de la usura. Negoció con los Fugger un préstamo para Alberto a un interés exorbitante. ¿Cómo saldaría su deuda Alberto? León ya había pensado en ello. Siguiendo los pasos de Sixto IV y Julio II, le suministró una lucrativa indulgencia que podría vender en las calles durante más de ocho años, aunque, con anterioridad a su elección, hubiese hecho un voto solemne de revocar todo este tipo de indulgencias. De todos los ingresos recaudados, la mitad iría a parar a los banqueros y la otra mitad al vicario de Cristo para finalizar las obras de San Pedro.

El fraile elegido para predicar la indulgencia en Alemania fue el dominico Tetzel. Un hábil oficiante con un vozarrón resonante. Sus servicios fueron muy bien retribuidos. Su salario, gastos aparte, era veinte veces superior al de un profesor universitario. Como representante del papa, Tetzel siempre hacía una solemne entrada en la localidad, acompañado por los dignatarios civiles y eclesiásticos. Iba precedido por un acólito portador de una cruz blasonada con las armas pontificias. La bula de la indulgencia era llevada sobre un cojín de terciopelo ornado de oro. Con la cruz plateada en la plaza del mercado, daba comienzo el negocio. Se vendían salvoconductos para el paraíso. Un agente de los Fugger rondaba por los alrededores para guardar la recaudación en una caja fuerte.

Tetzel estuvo maravilloso describiendo los tormentos que sufrían las almas en el purgatorio. Cómo se retorcían en las llamas, clamando incesantemente a sus familiares sobre la Tierra: «¡Tened piedad de nosotras! ¡Tened piedad de nosotras!». Por doce peniques un hijo podía liberar a su padre de la agonía. El refrán más popular de Tetzel era:

Tan pronto como una moneda en los cofres suena,un alma del purgatorio escapa de su pena.

Uno de los colaboradores de Tetzel prometió una indulgencia tan poderosa que exoneraría del pecado a alguien, ¡Dios nos ampare!, que hubiese violado a la Virgen María.

Johann Tetzel hubiera continuado su labor sin dificultades de no ser por un delgado monje agustino de treinta y cuatro años. De origen campesino, la mirada ardiente y rostro franco y cordial, Martín Lutero recordaba a un árbol arraigado en la tierra. Su pasión era la Biblia y en ella no encontraba justificación a los abusos papales. Le encolerizaba ver a los ministros del papa vendiendo indulgencias a precios de saldo, utilizándolas incluso como fichas de juego en posadas y tabernas. El abuso había durado mucho. En 1491, Inocencio VIII había sancionado durante veinte años la indulgencia Butterbriefe. Por un veintésimo de florín renano, los alemanes disfrutaban del privilegio anual de ingerir productos lácteos incluso en los días de abstinencia. Es decir, podían gratificarse con su vianda predilecta sin trasgredir el ayuno. Las recaudaciones de la indulgencia eran invertidas en la construcción de un puente sobre el Elba enclavado en Torgau. En 1509, Julio II prorrogó esta indulgencia por veinte años más. Lo que más enfurecía a Lutero era la manera como se engañaba a las gentes sencillas e ingenuas, a las que se les hacía creer que podían comprar la subida al cielo.

En la festividad de Todos los Santos de 1517, con un martillo clavó sus noventa y cinco tesis sobre las indulgencias en la puerta de la iglesia del castillo de Alberto, en Wittenberg. Dentro había reliquias, incluso un mechón de cabellos de la Virgen, que concedía dos millones de años de indulgencias. Una de las tesis de Lutero decía: «La riqueza del papa excede con mucho la de todos los otros hombres. ¿Por qué no edifica la iglesia de San Pedro con su propio dinero en lugar de con el dinero de los cristianos pobres?».

Según este monje pendenciero, las llaves del reino estaban abriendo todos los bolsillos de la cristiandad; la avaricia papal estaba convirtiendo al mismo Cristo en cómplice de ladrones cuyo único objeto era robar a los pobres. Sin lugar a dudas, Lutero trataba de perforar el tambor de Tetzel.

Durante mucho tiempo, el papado había estado traicionando a los devotos cristianos en las ciudades, pueblos y caseríos. Su traición al pueblo sigue grabada en los ladrillos y los mármoles de San Pedro. El precio de dicha basílica fue la ruptura de la Iglesia que se ha prolongado durante cuatro siglos; y que se prolongará mucho más.

El papado irreformable Martín Lutero no fue el primero en ir a por lana a Roma y salir trasquilado. Para ser exactos, las críticas más severas contra el papado procedieron siempre de sus amigos, incluyendo muchos santos y ¡algunos papas! Su testimonio se remonta a tiempos muy anteriores.

Una de las conversaciones más preocupantes que tuvo como escenario Roma enfrentó al papa inglés, Adriano VI (1154-1159) y su extravertido compatriota, John de Salisbury, más tarde obispo de Chartres. «Realmente —susurró el pontífice—, ¿qué piensa el pueblo del papa y de la Iglesia?» «La gente comenta —replicó valientemente John— que la Iglesia se comporta más como una madrastra que como una madre; que tiene una veta fatal de avaricia, escribas y fariseos que colocan una pesada carga sobre los hombros de los hombres, acumulando valiosos ajuares, mostrando una codicia desmesurada.» «Y —añadió— que el santo padre es en sí mismo gravoso y apenas tolerable.»

El papa Inocencio IV (1243-1254), debido a una disputa con el emperador Federico II, se vio forzado a salir de Roma. Dio a entender que le gustaría exiliarse en Inglaterra. Los pares del reino no se lo permitieron. Alegaron que el dulce aroma de la verde Inglaterra no podría soportar el hedor de la corte pontificia. Entonces, Inocencio se llevó la curia a Lyon. Cuando Federico murió, Inocencio pudo regresar a Roma. El cardenal Hugo, en nombre del papa, escribió a los habitantes de Lyon dando las gracias. Este documento está fechado en 1250. Es uno de los más denigrantes de la historia pontificia.

Durante nuestra estancia en vuestra ciudad, nosotros [la curia romana] nos mostramos muy caritativos con respecto a vosotros. A nuestra llegada, apenas encontramos tres o cuatro hermanas del amor susceptibles de ser compradas, mientras que a nuestra partida os dejamos, por así decirlo, un burdel que se extiende desde las puertas del oeste a la del este.

En este mismo siglo, san Buenaventura, cardenal y superior de todos los franciscanos, identificaba a Roma con la ramera del Apocalipsis, anticipándose de este modo a Lutero trescientos años. Esta ramera, dijo, hace que los reyes y las naciones beban el vino de la prostitución. Afirmó no haber encontrado nada en Roma, excepto lujuria y simonía, incluso en las altas esferas de la Iglesia. Roma corrompe a los prelados, éstos corrompen al clero, el clero corrompe al pueblo.

Dante, católico devoto, no sólo sumergió en el infierno un papa tras otro, también trató con la misma firmeza a la curia. Los cardenales que, según un piadoso monje de Durham, otrora «resplandecían como prostitutas» se hallan despojados y desnudos en el cuarto círculo del Inferno. Grupos de indolentes prelados están condenados para toda la eternidad a empujar enormes peñas, simbolizando la opulencia, contra peñas arrastradas por otros hombres avariciosos.El poeta inglés William Langland escribió:

El país es el más abominable donde los cardenales llegan,y en el que más se tienden y se demoran, el libertinaje impera.

El obispo Alvaro Pelayo, ayudante de cámara papal en Avignon, insinuó que la Santa Sede había infestado a toda la Iglesia con el veneno de la avaricia. «Si el papa se comporta de este modo, dice la gente, ¿por qué no hacemos otro tanto nosotros?» En un día cualquiera, el superior de Pelayo, Juan XXII, excomulgó a un patriarca, cinco arzobispos, treinta obispos y cuarenta y seis abades. Su único crimen: haberse demorado en el pago de las exacciones pontificias.

Maquiavelo, amigo de Petrarca, escribió: «Los italianos tienen una gran deuda respecto a la Iglesia de Roma y su clero. Merced a su ejemplo perdimos la verdadera religión convirtiéndonos en unos completos descreídos. Es norma que cuanto más cerca se halla una nación de la curia romana, tanto menos religión posee».

Catalina de Siena indicó a Gregorio XI que no necesitaba visitar la corte papal para percibir su olor. «La peste de la curia, Santidad, hace tiempo que alcanzó mi ciudad.»

En el siglo XV, san Antonino, arzobispo de Florencia, reprobó la venta de títulos de deuda con beneficio en su ciudad; esto era usura. Cuando sus críticos le replicaron: «La Iglesia romana lo autoriza», Antonino respondió: «Los miembros de la curia tienen concubinas. ¿Ello prueba de que el concubinato sea legal?». La cabal vulgaridad de este argumento no deja de sorprender.

Una de las razones de que hubiera más prostitutas en Roma que en cualquier otra capital era el gran número de célibes. A menudo, los conventos eran burdeles. Algunas veces, cuando iban a confesarse, las mujeres se armaban con un puñal para protegerse del confesor. Las crónicas nos informan de clérigos que se pasaban los días en las tabernas, las noches en los blandos brazos de sus amantes. «El más santo de los anacoretas dispone de su ramera.» Como decía santa Brígida al papa Gregorio: «Los clérigos no son tanto sacerdotes de Dios como alcahuetes del demonio». Durante la misa, los mejores coros romanos cantaban canciones tan lascivas que una comisión de cardenales discutió si prohibir cualquier tipo de canto en la iglesia.

Erasmo, el filósofo del siglo XVI, una de las mentes más agudas de su época, comentó que «la tiranía de Roma era peor que la de los turcos». Escribió un apunte en el que el papa Julio trata de abrirse violentamente paso desde San Pedro a las puertas celestiales. Pedro pone los ojos enblanco, incapaz de reconocer a un sucesor suyo en aquel barbudo guerrero. Julio se saca su capacete y se cala la tiara. Pedro se vuelve más suspicaz todavía. Finalmente, un exasperado Julio yergue sus llaves ante las narices de Pedro. El apóstol, luego de examinarlas, sacude lentamente la cabeza. «Lo siento, pero no son utilizables en ningún lugar de este Reino.»

En 1522, el papa holandés Adriano VI confesó a la Dieta de Nuremberg que lo más nocivo de la Iglesia procedía de la curia romana. «Durante muchos años se han producido sucesos abominables en el trono de San Pedro, abusos de orden espiritual, trasgresiones de los Mandamientos, de tal manera que todo ha sido impíamente pervertido.»

El jesuíta cardenal Bellarmino admitiría después: «Algunos años antes de Lutero y Calvino, en la Iglesia ya no quedaba religión». Sobre el papado opinó que casi había eliminado el cristianismo.

En 1518, cantando su Canción necia, Lutero escribió a la nobleza alemana lamentándose de la concupiscencia papal. Describió la Santa Sede como «más corrompida que Babilonia y Sodoma... Resulta acongojante y terrible ver la cabeza de la cristiandad, que presume ser el vicario de Cristo y sucesor de san Pedro, vivir en un boato terreno que ningún rey o emperador puede igualar; así que en él, que se llama a sí mismo el más santo y el más espiritual, existe mayor mundanidad que en el mundo mismo».

Dos años más tarde, Lutero sería excomulgado por León X. Lutero pidió la convocatoria de un concilio general. Durante veinticino años críticos, los papas y la curia se negaron a semejante petición, la única capaz de arreglar las graves disenciones dentro de la Iglesia.

Las condiciones eran tan malas que Contarini diría al papa Pablo III (1539-1549) que la totalidad de la corte papal era herética; estaba en oposición al espíritu del Evangelio. La ley de Cristo trae la libertad; el papado, dijo con franqueza Contarini, sólo aporta servidumbre y arbitrariedad. «Santidad, ninguna esclavitud mayor que ésta cabría imponer basándose en la fe de Cristo.»

Pablo III, el «cardenal enaguas», cuyo único mérito para desempeñar este cargo eclesiástico había sido el encanto irresistible de su hermana Giulia, no tenía madera de reformador.

En diciembre de 1545, el concilio de Pablo —no sería el último que se convocaría a lo largo de veinte años— se reunió en Trento. Edmund Campion, el santo jesuita que sería martirizado en Londres en 1580, dijo ufano de Trento: «¡Santo Dios, qué diversidad de naciones! ¡Qué selección de obispos del mundo entero'.». La verdad era que en Trento más de la mitad eran italianos. Apenas fue una asamblea «católica». En cualquier caso, llegaba demasiado tarde para deshacer el daño causado por el papado. Los padres se quedaron atónitos oyéndose a sí mismos describir abiertamente, como una tribu indigna —lobos más que pastores—, a los autores de la corrupción del mundo en Italia y en los demás lugares.

¿Cómo se explicaba que Roma, lejos de ser la campeona del Evangelio, se hubiese convertido, en labios de Contarini, en la encarnación de la herejía?

El poder era la raíz de la cuestión. Recordando la frase de Acton, el poder absoluto no sólo corrompía a los detentadores del cargo, sino también, al cargo pontificio. Por ello, hombres como Borgia, lejos de sentirse desplazados en el trono de San Pedro, se acomodaban a sus anchas.

La Reforma llegó con la aparición de la auténtica santidad, no cuando la Iglesia se hubo hundido completamente en el fango. Los reformadores salvaron al pontificado, que había caído demasiado bajo para salvarse a sí mismo y a la Iglesia. Jacob Burckhardt escribió: «La salvación moral del papado se ha debido a sus enemigos mortales». Pero el precio fue elevado. Trento consagró la teología medieval, la estrechez de miras del catolicismo y una orientación hacia el pasado que ha durado siglos. Fue el principio de una guerra fría religiosa. El padre Sarpi escribió sobre Trento: «Este concilio, deseado y convocado por personalidades pías con el fin de unificar la Iglesia que estaba derrumbándose, por el contrario ha motivado la confirmación del cisma y endurecido las actitudes dando lugar a que los desacuerdos fuesen irresolubles».

Trento, según su puntos de vista, fue responsable de la mayor «deformación nunca vista en el orden eclesiástico, con el resultado de que ahora el nombre de cristiandad sea odiado». Después de Trento, el grandioso poder de Roma fue confirmado, los obispos perdieron su independencia de manera que durante cerca de trescientos años no se convocó ningún concilio. Tres siglos más tarde se reunió un concilio para reconocer formal y definitivamente el absolutismo pontificio. A partir de entonces, la Iglesia romana, separada de los protestantes en Occidente, fue menos una Iglesia católica que una secta ensimismada y asustada sobre la cual gobernaba el papa.

Lo curioso es que Lutero no tuvo la menor intención de abandonar la Iglesia, hasta que se dio cuenta de que una cristiandad dividida era preferible a una sola comunidad regida por un papa que contravenía el Evangelio. Era mucho mejor ser gobernado por la Biblia abierta que por un corrupto e irreformable papado. Los cristianos de Occidente debatieron la sensatez del razonamiento de Lutero. Su análisis no difería del de Dante. Lo que había de equivocado en la Iglesia era la libido dominandi del papado, su insaciable sed de poder.

León X fue lo bastante obtuso como para excomulgar a Lutero, incluso por decir: «Quemar a los herejes va contra la voluntad del Espíritu Santo». Los papas posteriores no fueron más perceptivos.

La tormenta, que desde hacía tiempo amenazaba, estalló por fin. Se desató el relámpago, rugió el trueno. E, infalibles, siguieron convencidos de que el mundo, su mundo, continuaría pacíficamente como siempre.

En 1555 fue elegido otro pontífice. Lutero había muerto hacía más o menos diez años. Prácticamente, el cristianismo había estallado; una Iglesia dividida ya no deseaba escuchar los desvarios de un papa ineficaz. Y, sobre todo, se negaba a escuchar a sus príncipes.

El nuevo pontífice era más ciego y sordo que todos sus antecesores, pero en ningún momento se dudó de que fuera mudo. Con su voz, intentó acallar la tormenta comportándose como un Gregorio VII redivivo.

viernes, 29 de octubre de 2010

Según el Vaticano Homero y Bart Simpson son católicos

Las declaraciones del Vaticano suelen estar llenas de omisiones históricas, medias verdades y falsedades. Cosa a lo que ya estamos acostumbrados. Pero esta es realmente tonta. Dice el Vaticano que Homero y Bart, los personajes de la serie animada Los Simpsons, son católicos según el diario oficial del vaticano.

Quizás ante la continua pérdida de fieles la Iglesia Católica los está buscando entre las caricaturas.

"Pocas personas lo saben, y él hace todo por ocultarlo. Pero es verdad: Homero J. Simpson es católico", dijo el diario Osservatore Romano el pasado domingo 17 de octubre en un artículo titulado "Homero y Bart son católicos".

El diario citó un estudio de un sacerdote jesuita sobre un episodio del 2005 (el nùmero 356) del show llamado "The Father, the Son and the Holy Guest Star".

Olvidan este "estudioso jesuita" muchas críticas que se han hecho en la serie a la religión.

Bart: ¿De qué religión somos, viejo?
Homero: ¿Cómo se llama ese conjunto de leyes bonitas qué nadie cumple? Ah, sí. Cristianismo.

Homero: "¿Y qué tal si la religión no es buena? Todos los domingos estaríamos haciendo enfadar más y más a Dios."

Homero: “Hoy estoy teniendo el mejor día de mi vida, y ¡todo se lo debo a no ir a la iglesia!”.“Lisa, si la Biblia no nos ha enseñado nada, y no tiene por qué”

Bart: "Gracias a Dios recuperamos la razón y veneramos a un carpintero de hace dos mil años".

Algunas de las brillantes han provenido de la brillante Lisa:

"Mira, puedes aceptar la ciencia y enfrentar la realidad, o bien puedes creer en ángeles y vivir en un mundo infantil de fantasía"

Lisa: "Si creen en ángeles. ¿Por qué no creer en hadas o unicornios?

Otra fuente crítica de la religión es el mismo reverendo Alegría, pastor protestante de la iglesia a la que asiste la familia Simpson:

“Esta supuesta nueva religión (hablando de la secta de los movimentarios) no es más que un montón de rituales y cánticos extraños diseñados para quitarle dinero a los tontos. Ahora, recemos el Padrenuestro cuarenta veces, pero antes vamos a pasar la colecta”.

“¿Te has puesto a leer esto con atención, Marge? (señalando la Biblia) Técnicamente es pecado ir al baño!”

El productor ejecutivo respondió a la BBC

"Hemos dejado muy claro que Homero no es católico", dijo Al Jean, productor ejecutivo de la serie animada Los Simpsons.

Con esta frase, pareció dar por terminada la discusión iniciada por el periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano, que la semana pasada publicó el artículo "Homero y Bart son católicos", en el que elogió la serie por cubrir temas de fe, familia y cristiandad.

"Mi primera reacción fue de conmoción y desconcierto", le comentó Jean al portal de la revista Entertainment Weekly.

En la entrevista publicada en ew.com, el productor aseguró que la familia amarilla acude a la Primera Iglesia de Springfield, que es decididamente "presbiluteriana", dirigida por el reverendo LoveJoy.

¿Católico o "presbiluterano"?

Según el artículo, la serie está llena de espíritu religioso.

"No creo que (Homero) pudiera privarse de comer carne los viernes. Ni siquiera por una hora", afirmó Jean, aclarando que el padre de la familia no sigue algunos la costumbre católica de Semana Santa.

Sin embargo, el análisis de L'Osservatore Romano a un artículo del sacerdote jesuita Franceso Occheta asegura que la serie animada muestra los valores propios del catolicismo.

"La familia Simpson reza antes de cada comida y -en su muy particular manera- cree en la vida después de la muerte", dice la publicación del Vaticano.

Al parecer, la aseveración del diario no se basa simplemente en sus acciones. Ni mucho menos en los intentos de conversión de Homero y Bart en un episodio de 2005, tras conocer al padre católico Sean.

En realidad, según el artículo, la serie está llena de espíritu religioso que se muestra de manera "imperfecta, descarada y vivaz", justo como en la vida real.

"Los Simpsons siguen siendo unos de los pocos programas para niños en los que la fe católica, la religion y las preguntas sobre Dios son temas recurrentes", aseguraL'Osservatore Romano.

Y es que el mundo inventado por los creadores de los Simpsons no es uno donde la presencia de Dios es extraña.

En realidad es una presencia constante, aunque no sólo el de uno cristiano.

En la serie, no es raro encontrar referencias a distintas religiones.

En el programa conviven -casi siempre de forma pacífica- el hinduismo de Apu, el protestantismo evangélico del vecino Nel Flanders, el movimiento milenario de los "movimentaristas", el judaísmo de El Payaso Crusty y, por si faltara más, en la propia casa Simpson se vive tranquilamente con la pequeña Lisa, quien practica el budismo y es vegetariana.
Además, Dios ha aparecido en varios capítulos de la serie, representado siempre con manos de cinco dedos a diferencia de los personajes amarillos que sólo tienen cuatro.

Los dejo con un episodio en el que se encuentra el pastor "presbiluterano" y un sacérdote católico:



¿Y usted qué opina?

domingo, 24 de octubre de 2010

El mensaje de la religión contribuye a los suicidios de adolescentes gays

Dos tercios de los estadounidenses creen que los mensajes religiosos contribuyen a las altas tasas de suicidios entre adolescentes gays y lesbianas.

Sólo un 20% considera que los mensajes de las iglesias no contribuyen en absoluto al suicidio de los adolescentes gays, y el resto se declara indeciso.

De los dos tercios que ven una conexión entre el mensaje de las iglesias, la homofobia y el suicidio, la mitad considera que los mensajes religiosos contribuyen "mucho" a esta triste realidad.

Esta es la conclusión de un estudio hecho por Public Religion Research Institute, quien preguntó a 1017 ciudadanos estadounidenses sobre sus opiniones respecto a religión y homosexualidad entre los pasados 14 y 17 de octubre.

Este resultado se presenta en medio de un debate público dado por los recientes casos de estudiantes que se han quitado la vida tras el fuerte acoso, burla e intimidación recibido en sus centros de estudios.

El estudio también manifiesta que un 25% de los estadounidenses cree que los mensajes proferidos desde las iglesias sobre las personas homosexuales son negativos, y aproximadamente el mismo número piensa que dichos mensajes contribuyen en gran medida a la percepción negativa de los homosexuales.

Sólo un 5% de los encuestados le otorgaron a las iglesias el mayor puntaje por su trato a la homosexualidad. Un 28% considera que las iglesias su tratamiento es bueno.

De los encuestados un 44% se declara en contra de las relaciones homosexuales entre adultos, con un 46% a favor.

Los grupos fundamentalistas cristianos se apresuraron a responder. Jim Daly, líder del grupo "Focus on the familiy" respondío que el mensaje cristiano no incluye el abuso y acoso a los homosexuales.

Pocos días antes, el presidente de Focus on The Family, Tony Perkins, escribió en el Washington Post una columna en la que afirma que la oposición cristiana a los derechos de gays y lesbianas no tiene nada que ver con la ola de suicidios de adolescentes LGBT en los últimos meses. Por el contrario acusó a loa activistas LGBT de llevar a estos jóvenes a terminar con sus vidas:

“Algunos homosexuales se dan cuenta de forma intuitiva de que su atracción hacia personas de su mismo sexo es algo anormal – pero han recibido el mensaje del movimiento homosexual, y de sus aliados en los medios y en el sector de la educación, de que han nacido homosexuales, y que nunca podrán cambiar. Esto -y no el rechazo de la sociedad- puede crear un sentimiento de desesperación que puede inducir al suicidio.”

Ya en 2009, el blog en inglés Epiphenom mencionaba que el factor que más contribuye a la homofobia es la religión.

Para mayor información puede visitar en la página principal de Sindioses los siguientes ensayos:

Homosexualidad, religión y humanismo secular

La óptica católica de la homosexualidad

Y en nuestras entradas anteriores en este blog:

Hasta donde llega la homofobia de la Iglesia Católica

¿Y usted qué piensa? ¿Cree usted qué la homofobia estaría más superada sin religión?

viernes, 22 de octubre de 2010

Un 22 de octubre se profetizó la segunda venida de Jesús y no ocurrió


El 22 de octubre de 1844 es recordado por los adventistas, y muchos escépticos como "el gran chasco". Para esta fecha muchos cristianos de los Estados Unidos esperaban el segundo regreso de Jesús que como ha ocurrido desde que los primeros cristianos calificaban de inminente, sigue si ocurrir.


Comparto este ensayo de Ricardo Antonio García Cuadra, titulado "Las profecías del Fin del mundo"

En los últimos años se ha venido popularizando en los medios de difusión el próximo fin del mundo el 21 de diciembre del 2012. Esta tendencia proveniente de las Iglesias protestantes de Estados Unidos agarra su impulso con los sucesos trágicos del 11 de septiembre del 2001 [1].
La histeria colectiva del fin de este mundo no solo ha infectado a los tradicionales grupos religiosos sino que también a un sector catastrofista de la comunidad científica. Hemos visto documentales donde nos advierten que Yellowstone en Estados Unidos es un volcán inmenso que ya está en su ciclo natural de explosión, o la probabilidad próxima de un meteorito como el que destruyó los dinosaurios hace 65 millones de años. Antes de analizar las implicaciones de esta histeria para el futuro de la especie humana, es importante ver los precedentes de este tipo de fenómenos recurrentes en la historia de la humanidad.
Según los evangelios, Jesús anuncio su segunda venida y según San Pablo no pasaría de su generación, es por ello que el cristianismo primitivo fue un movimiento apocalíptico por excelencia, el pueblo judío era el elegido en el bando correcto en Megido, escenario real en la geografía del medio oriente, donde Jesucristo lucharía la última batalla contra el anticristo. Al ver que el Mesías no regresaba a su segunda cita con la humanidad, manifestaron que Dios mandó el espíritu santo en su lugar en forma de paloma, lo cual inspiró a la Iglesia católica. No obstante el mensaje apocalíptico siguió recurrente en la historia; uno de los casos más famosos, fue cuando el pánico invadió a Europa el 20 de febrero de 1524, unos astrólogos al ver la conjunción de Mercurio, Venus, Martes, Júpiter y Saturno, predijeron un diluvio universal como el bíblico. Más de 20,000 personas desesperadas haciendo arcas, vendiendo sus pertenencias y acaparando comida. El Conde Von Iggleheim construyó un arca espectacular para recibir con garbo el fin del mundo. Pero cuando el calendario se tragó a la fecha de la predicción, el día llegó y no pasó nada, el terror de las masas se transformó en ira, los que habían vendido todo se sintieron estafados. Las turbas destruyeron propiedades y negocios, al Conde antes mencionado lo lincharon y cientos de personas murieron por la estampida de la turba.
Pero el mejor “laboratorio social” de versiones apocalípticas de la religión es los Estados Unidos. Harold Bloom, crítico literario, llama al fenómeno religioso estadounidense la “Religión Americana”, una simbiosis de espiritualidad, apocalipsis y nacionalismo. El “Big Bang” de la corriente apocalíptica en Estados Unidos fue el caso de William Miller, quién declaró que el juicio final sería el 3 de abril de 1843. Meses después que Miller hiciera esta declaración, en el año 1833, hubo una lluvia de meteoritos que iluminó el cielo nocturno, hecho que reforzó la profecía de Miller en las masas. Pero al llegar el día y no cumplirse la profecía, el movimiento millerista se dividió en varios macro grupos. Cada uno de estos grupos tiene hoy gran influencia en los Estados Unidos. De estos milleristas desilusionados, se formó “La Iglesia Adventista del séptimo día”, la cual cuenta con más de 14 millones de adeptos. Pero uno de los seguidores de Miller, Charles Taze Russel, pudo retrasar la fecha del Juicio Final hasta el año 1874. Pero cuando la fecha llegó otra vez para “testear” la predicción, el astuto Charles convenció a sus seguidores que sería una nueva fecha en 1914. Estos son lo que hoy se llaman los testigos de Jehová, que cuentan con más de 6 millones de fieles en Estados Unidos.
Por su alta recurrencia histórica, no es posible en este sucinto articulo hablar de todas las profecías del Fin del mundo. La actual histeria del año 2012 presenta lo que llamaríamos una “pareidolia intelectual” [2]. La pareidolia es un fenómeno psicológico que se caracteriza por el uso de la imaginación humana para ver formas y señales en la naturaleza; como por ejemplo, ver formas en nubes que se hacen en el cielo. Esta misma imaginación se activa al ser estimulado el prejuicio de los creyentes con lenguaje simbólico. La pareidolia mental de los creyentes impulsa a sus prejuicios cognitivos a coleccionar coincidencias estadísticas naturales de los fenómenos sociales, para promocionar de esa manera sus creencias apocalípticas. Vemos como invaden la red con cadenas de presentaciones donde exponen datos estadísticos inconexos como seudopruebas de sus advertencias evangélicas. También observamos como los cuartetos de Nostradamus han sido interpretados de muchas formas según la época y la moda; la más reciente es la predicción del ataque a las torres gemelas, pero veremos si encaja mejor en otra futura acción. Esta histeria colectiva algunos canales internacionales de TV lo han nombrado el efecto Nostradamus.
Lo más preocupante de esta patología social es que estimula el fundamentalismo religioso, que por siglos ha vivido y hasta siente gozo espiritual con solo pensar en el fin de los tiempos. Los fundamentalistas religiosos en Estados Unidos tienen un poder económico respetable y han comenzado de previo su propio Armagedón. Una iglesia evangélica en Florida hace unos días llamó a celebrar el aniversario de los ataques del 11-S quemando el “Corán”, libro sagrado de los musulmanes. Dicha iglesia pareciese que quiere ver cumplirse la profecía del 2012. Esta actitud de profecía autocumplida de las iglesias fundamentalistas norteamericanas es lo que las ha llevado hasta a apoyar al sionismo judío, pues la reconstrucción de su templo en Jerusalén es una condición de cumplimiento de la profecía que tanto desean.
Ya no son los astrólogos del renacimiento, ni los Miller del siglo XIX, son diferentes pero con el mismo mensaje y más tecnología. Ya no se está jugando con fuego sino con el poder del átomo y las armas bacteriológicas. Esta situación es lo que Sam Harris llama una “emergencia intelectual” en el mundo de hoy, pues saber que el 33% de los ciudadanos de una nación poderosa como los Estados Unidos están esperando con ansias la venida de Jesús junto con su Armagedón en el término de sus vidas; esta creencia contiene en sí el riesgo de autocumplirse en manos de los líderes fundamentalista ricos y con poder político. Es de urgencia llamar a un “armisticio interreligioso” donde el compromiso sería la tolerancia de respetar con tino “sagrado” las creencias del otro; lo cual sí sería un “milagro”, pues la religiones del Dios revelado no admiten competencia y piden en exclusiva la verdad absoluta, mientras tildan a las otras religiones de falsas.


[1] Corregido por nosotros, el original decía "septiembre de 2002" (N. de la R.)
[2] Cabe señalar que la pareidolia es un caso particular de un error cognitivo más genérico llamado apofenia y que sería más apropiado para la explicación indicada. (N. de la R.)

Invitamos a nuestros seguidores a leer:
¿Y usted qué opina?

jueves, 21 de octubre de 2010

Lanzamiento de la campaña ¡Yo no te espero! en Barcelona

Hacemos eco de la campaña de la Union de Ateos y Librepensadores ¡Yo no te espero!

Ante la visita a Barcelona, dentro de unos días, del máximo responsable de la Iglesia católica, queremos hacer públicanuestra apuesta en defensa de la laicidad, un conjunto de valores que comprende la libertad de conciencia, la autonomía del individuo, la separación entre el Estado y las iglesias de cualquier signo, y la búsqueda de la justicia y del bien común de toda la ciudadanía.

La laicidad es un marco de relación que permite a los seres humanos vivir en una sociedad más justa basada en la convivencia pacífica y el respeto mutuo.

Sin embargo, algunos de estos valores son aún una utopía en nuestro país porque en él perviven privilegios que favorecen a unos más que a otros, que promueven algunas creencias determinadas por encima del interés general.Este hecho resulta especialmente preocupante si tenemos en cuenta que estas ideas, además de conformar elmundo particular de cada cual, participan de forma activa y decidida en el debate político para definir el modelo desociedad que queremos para todos, de modo que este mismo debate se pervierte porque algunas organizaciones disponen de un poder considerable gracias a las ventajas ilegítimas que obtienen de su relación privilegiada con el Estado.

Muchas leyes de nuestro ordenamiento jurídico están pensadas para favorecer a la religión y las confesiones religiosas, pero hay una en particular, o para decirlo con más propiedad un conjunto de leyes, que están específicamente diseñadas para favorecer a la Iglesia católica. Los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede de 1976 y 1979, el llamado Concordato, pactados en las postrimerías de un régimen franquista agonizante con el Estado Vaticano, absolutista y teocrático, se hicieron exclusivamente para blindar los privilegios de la Iglesia católica y evitar que dificultase la transición política a la democracia.

Estos pactos de carácter internacional son ahora una rémora del pasado que hay que superar, porque aún hoy en díacondicionan las libertades y la salud democrática que deseamos para nuestro país, sirven entre otras cosas para justificar la financiación de creencias privadas, para promover el adoctrinamiento ideológico en los centros escolares, que deberían ser laicos, para encubrir a delincuentes acusados de pederastia y, en medio de una crisis salvaje que golpea a las familias de nuestros trabajadores y trabajadoras, para pagar gastos suntuosos como los que comportará la visita del jefe supremo de los católicos a nuestro país.Estos privilegios deben acabar ya. Es hora de revertir esta situación y pedir con voz alta y firme el fin de esta injusticia.

Por eso exigimos:

• Que las creencias religiosas dejen de ser financiadas con dinero público
• Que se suprima la asignación tributaria a la Iglesia católica a través del IRPF
• Que las escuelas dejen de ser utilizadas como plataformas de apostolado
• Que las religiones dejen de imponer sus prejuicios morales a toda la sociedad
• Que los clérigos pederastas y sus encubridores sean llevados ante la justicia
• Que la Iglesia deje de obstaculizar el uso del preservativo para prevenir la extensión del SIDA
• Que los niños y niñas sean protegidos de la superstición y la irracionalidad
• Que el Estado deje de promover la caridad a costa de la justicia social
• Que los actos y lugares públicos dejen de estar presididos por símbolos religiosos
• Que los representantes públicos dejen de favorecer a las confesiones religiosas
• Que se respete el derecho de todas las personas a vivir según su condición sexual
• Que se reconozca el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo
• Que la apostasía sea un derecho reconocido por la ley

¡Por la derogación de los acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede!
¡Por la separación entre el Estado y la Iglesia!
¡En defensa de la laicidad!

Convocatoria de Rueda de Prensa:

Las entidades promotoras de la campaña “¡Yo no te espero!”, organizada en defensa de la laicidad con motivo de la visita del máximo responsable de la Iglesia católica a Barcelona el próximo mes de noviembre, le invitan a la rueda de prensa que, con el fin de informar sobre los objetivos y el desarrollo de la campaña, se realizará el jueves 21 de octubre de 2010, a las 11 horas, en el local Espai Obert, en la calle Violant d’Hongria 71, de Barcelona.

Concentración:

El jueves 4 de noviembre, a las 19 h, en la Plaza Sant Jaume de Barcelona.


Firmantes:

Alternativa Joves d’EUiA • Àmbit Prevenció • Asociación Albaceteña de Ateos,Agnósticos y Librepensadores • Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores • Associació Cultural Roig • Associació Pro-memòria als Inmolats per Catalunya • Associació Valenciana d’Ateus i Lliurepensadors • Ateneu Eclèctic i Liberal d’Ateus i d’Agnòstics • Ateus de Catalunya • Ateos y Librepensadores de Andalucía • Ateos y Republicanos • Ca la Dona-Xarxa Feminista • Cáceres laica • Casals de Joves de Catalunya • CCOO de Catalunya • CJC Joventut Comunista • Col·lectiu a les Trinxeres • Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat • Comitè 1r de desembre-Plataforma unitària d’ONG/SIDA de Catalunya • Coordinadora Gay Lesbiana • CNT-AIT BCN • CNT-Catalunya • Europa Laica • Iniciativa Atea • Fundació l’Alternativa • Fundació Pere Ardiaca • Joves d’Esquerra Verda • Lliga per la Laïcitat • Maulets, el jovent independentista revolucionari • Moviment Laic i Progressista • Plataforma Contra la Impunitat • UAL-Sección de Aragón • Unión de Ateos y Librepensadores

No esperen que me convierta: Christopher Hitchens

Christopher Hitchens, activista ateo contemporáneo, se encuentra enfermo de cáncer de esófago.
Hitchens es autor de las obras recomendadísimas "Dios no es grande: Cómo la religión envenena todo”. y “Dios no es grande: el caso contra la religión”.

En uno de sus tantos capítulos Hitchens en capítulo 10 titula: “La vulgaridad de lo milagroso y la disminución del Infierno”. En este apartado el escritor ateo “que no se producen milagros sobrenaturales, ni se han producido en la historia sino que la evidencia de los milagros se fabrica, se basa en el testimonio de personas poco confiables que son erróneas o sesgadas”.

La noticia de la enfermedad de Hitchens ha despertado la simpatía de sus seguidores, pero también generó que algunos cristianos promovieran una campaña de oración para que el ateo se sane, y por que no, para que se convierta.

A pesar que los cristianos oran por Hitchens, el escritor agradece el apoyo, “siempre y cuando usted no espere que me convierta”, afirma el ateo.
“Las expresiones de solidaridad son muy bienvenidas y muy conmovedoras para mí, cualquiera que sea la forma que adopten,” dijo Hitchens, durante una visita a Washington este martes, en medio de tratamientos para el cáncer en el esófago, los pulmones y ganglios linfáticos.

Hitchens, hizo referencia a un estudio sobre cómo la oración intercesora hace algunos pacientes moribundos y luego se sienten peor, haciendo que se sienta culpables por su condición. “Tengo un montón de aliento secular, el cáncer escogió al enemigo equivocado”.
Los cristianos también han hecho eco que Hitchens no se ha convertido a pesar de tener esta enfermedad y que sigue firme en su ateísmo.

“Yo no creo que mi propio temor ha cambiado”, dijo Hitchens. “Mi desprecio por la consulta obligada de la religión se ha incrementado ahora que sé que no me queda mucho tiempo para vivir”.

Su hermano Christian, Pedro, comentó: “creo que sería bastante grotesco pensar que alguien necesita que le dé cáncer para descubrir el mérito de la religión”.
En su primera entrevista en televisión Hitchens, a CNN, que la única forma de reconocer su fe en Cristo, sería estar muy enfermo, medio loco y no tener control sobre lo que dice. Pero que ni en su lecho de muerte reconocería a Jesucristo como su salvador porque "sería una cosa tan patética”.
Durante su charla, Christopher Hitchens, argumenta que la influencia del cristianismo en la sociedad ha ido disminuyendo desde hace siglos.

¿Y usted qué opina?

jueves, 14 de octubre de 2010

El despertar a nuestro origen - Parte 1

En la actualidad cualquier persona educada sabe que el ser humano es un mamífero, primate y homínido. También se sabe que la especie humana apareció por un proceso evolutivo, que nos remonta a un ancestro simiesco, y mucho más atrás hasta una célula procariota. Hoy en día la genética, la anatomía y la embriología comparadas, junto con la paleontología nos permite conocer nuestros orígenes.

Pero esto no siempre fue así. Durante la mayor parte de la historia humana la humanidad se explico sus orígenes desde el mito religioso. Esta serie de artículos mostrará el camino que recorrimos para conocer nuestro pasado.

Parte 1 - El descubrimiento de los primos evolutivos.

Los grandes simios, esos primates con los que compartimos la mayor parte de nuestros genes, fueron desconocidos por los europeos antes del Medioevo. Sin embargo, Cartago, la ciudad norteafricana que rivalizó con Roma en la época romana, envió al almirante Hannon a explorar la costa africana para identificar localidades adecuadas para la fundación de nuevas colonias. Esto ocurrió en el 407 A.E.C. Según cuentan la obra Periplus Hannonis, el almirante llegó a la costa occidental de África y encontró grandes simios, a los que llamó salvajes:

“La mayor parte de ellos eran hembras con el cuerpo rugoso y peludo, que nuestros intérpretes llamaban gorilla. Los perseguimos. Tres de sus mujeres, que no querían por ninguna razón seguirnos, se rebelaron contra nuestra gente mordiéndola y arañándola al grado que tuvimos que matarlas. Las desollamos y llevamos las pieles a Cartagena.”

Según Plinio, el escritor latino, las pieles permanecieron en la ciudad hasta que los romanos la destruyeron. Es probable que los cartaginenses hayan capturado gorilas o chimpancés. Con exactitud no lo sabemos. Pero el mundo mediterráneo tenía conocimiento de otros primates. Más precisamente de los monos de Berbería, que la Biblia menciona en Primera de Reyes, además de los babuinos y cercopitecos que conocieron los egipcios. No obstante, estas dos últimas especies no hacen parte de la familia Hominidae, cosa que si ocurre con los grandes simios.

Aristóteles, colocó justo debajo del hombre al mono de Berbería (Macaca Sylvanus), porque era el que más se parecía al hombre, quien estaba un peldaño más arriba de su “escala”. Tres siglos después Plinio, en su obra Naturalis Historia, hace mención de un gran simio con manos y pies de aspecto humano, proveniente de Etiopía y que se expuso en Roma durante los juegos organizados por Pompeyo.

También en la época romana sobresale el poeta épico Quinto Ennio quien asombrado por el parecido del mono de Berbería exclamó: «El simio, la más vil de las bestias, ¡cómo se parece a nosotros!»

Y el parecido no solo resultó ser superficial. En el segundo siglo de la Era Común, el médico Galeno de Pérgamo, realizó disecciones en monos para conocer su anatomía. Lo que pareció curioso es que la anatomía humana resultó muy parecida a la del mono. Galeno demostró como diferentes músculos son controlados por la médula espinal, identificó siete pares de nervios craneales, demostró las funciones de los riñones y la vejiga, descubrió las diferencias entre venas y arterias, además de demostrar que por las arterias circula sangre, y no aire como se creía anteriormente, entre otras cosas.

Hoy sabemos que estas características las poseen varias especies porque las heredaron de un ancestro que las desarrolló por primera vez.

¡Cuál habría sido el asombro de Aristóteles, Ennio, Plinio y Galeno de haber conocido a los grandes simios!

Durante la Edad Media no hay referencia alguna a los simios. Solo hasta el inicio de la exploración mercantil y militar de la Era Moderna, que se dio gracias al espíritu inquisitivo que hizo parte de la mentalidad burguesa, se conocieron en Europa relatos y las primeras ilustraciones de grandes simios con aspecto y estatura similar a la humana. Estos seres recibieron el nombre de pongo, engeco, insiego, quoias-morrou, drill, y barris. Sin embargo, las ilustraciones de estos seres son poco exactas y muestran seres muy humanizados.

La apertura de los europeos al mar trajo el conocimiento de los grandes simios.

El primer relato proviene de un marinero portugués llamado Duarte López quien narra la presencia de grandes antropomorfos en las playas de Songan, hoy Zaire. Por su descripción parece ser que observó chimpancés. Estos relatos son llevados a la imprenta en 1598.

Más detallado, pero sin ilustraciones fue el relato del marinero inglés Andrew Battell, quien reportó la existencia de gorilas y chimpancés, así también como la existencia de humanos pigmeos. Battell llamó a los chimpancés “engecos” tomado de una lengua local. Su relato sale a la luz en 1613.

Con sorpresa un médico inglés llamado Edward Tyson realizó en 1698 la primera disección de un chimpancé. Tyson publicó sus resultados en un libro titulado "Orang-Outang, sive Homo Sylvestris: or, the Anatomy of a Pygmie Compared with that of a Monkey, an Ape, and a Man". En esta obra Tyson llega a la conclusión de que el chimpancé se parece más al ser humano que a los monos.

Luego vendría el famoso anatomista holandés Nicolaes Tulp, hecho famoso por Rembrand en el cuadro “Lección de anatomía” Tulp hace una detallada descripción de un chimpancé joven y añade una ilustración fiable en 1641 en la obra “Observaciones médicas”

Pero llegado ya el siglo XVI el sueco Carlos Linneo se tomaría el trabajo de clasificar plantas y animales, y tuvo que vérselas con los primates no humanos.

Así como por sus características anatómicas similares, los lobos y los chacales hacen parte de una misma familia, Canidae; los orangutanes, gorilas, chimpancés y humanos hacen parte de la misma familia, Hominidae. Linneo no ubicó a los humanos y simios en la familia Hominidae, este seria un arreglo taxonómico muy posterior.

Linneo se percató de la gran similitud entre el hombre con el resto de los primates al examinar la anatomía de muchas especies de monos mientras estuvo en Holanda. Catorce siglos pasaron desde las disecciones hechas por Galeno. Y el sorprendente parecido anatómico llevaría a Linneo ubicar al hombre, a los monos y simios en un grupo al que denomino “Antropomorfa” que significa “con forma humana” en la primera edición de su obra Systema Naturae publicada en 1735.

Pero esta clasificación molestó a muchas personas. Los botánicos Johan G. Wallerius, Jacob Theodor Klein y Johann Georg Gmelin creían que poner al hombre en el mismo grupo con los simios rebajaba al hombre de su lugar especial gracias a sus atributos espirituales. Consideraban estos tres colegas de Linneo que esta clasificación traía incluidos algunos problemas para las personas religiosas. Que eran todas o casi todas en esos tiempos. La biblia dice que el hombre fue creado a imagen de dios, si los humanos y los monos están relacionados implicaría esto que los monos también fueron creados a imagen de dios, dedujeron los botánicos.

El botánico alemán Gmelin fue uno de los que más se molestó con la relación del hombre con los simios. La respuesta dada por Linneo, en 1747, muestra un apego a los hechos, algo propio de un científico:

“Se que no le parece que haya colocado al hombre dentro del grupo Antropomorpha, pero el hombre aprende a conocerse a si mismo. No hay que objetar sobre las palabras. Será lo mismo para mí el nombre que se aplique. Le pido a usted, y a todo el mundo, que me muestre un carácter genérico que consienta operar una distinción entre el hombre y el simio antropomorfo. Seguramente no conozco ninguno y quisiera que se me fuera indicado alguno. Pero si hubiera nombrado hombre a un simio, o viceversa, habría sido puesto en el bando por todos los eclesiásticos. Puede ser que como naturalista no haya podido proceder de modo distinto de como lo hice”

El clero también se hizo oír. El solo hecho de clasificar al hombre junto con los simios le valió una acusación de impiedad por parte del arzobispo luterano local. Cabe aclarar que Linneo nunca propuso que el ser humano evolucionó de seres simiescos. Esta idea demoraría más de un siglo en surgir. De hecho Linneo era un creacionista convencido. Su lema era “Dios crea y Linneo ordena”.

Sin embargo, el orden que trajo Linneo creó dos preocupaciones teológicas. La primera era que al poner al hombre en el mismo nivel como los monos o simios reduciría el hombre la posición espiritual más elevado que se supone en la "gran cadena del ser", y segundo, dado que la Biblia afirma que el hombre fue creado a imagen de Dios, y si los monos, los simios y los humanos no fueron claramente diseñados por separado eso significaría que los monos y los simios fueron creados también a imagen de Dios. Los teólogos, que venían de tener problemas con la astronomía, empezaron a tener problemas con la biología.

El carácter especial de la humanidad fue analizado por Linneo y en su obra “Dieta Naturalis” lanzó esta reflexión: “Uno no debería descargar su ira sobre los animales. La teología afirma que el hombre posee un alma y que los animales son meros autómatas mecánicos. Pero yo creo que es mejor sostener que los animales poseen alma y que la diferencia es de nobleza

En la décima edición de Systema Naturae, publicada en 1758, Linneo usa por primera vez el término primate. El término “primates” fue usado para designar al grupo al que pertenecía el ser humano, los simios y los lémures. Primate significa “primeros”. Linneo clasificó al resto de los mamíferos en el grupo “secundates” o segundos, y el resto de los animales en un grupo llamado “tertiates” o terceros. Demostrando que la clasificación de los animales es claramente antropocéntrica. Una influencia del concepto de “la gran cadena del ser” de Aristóteles.

Los grupos “secundates” y “tertiates” desaparecerían de la literatura científica con el tiempo, así como lo hicieron las ilustraciones erróneas de los grandes simios. Para inicios del siglo XIX ya se distinguían claramente, en muchas ilustraciones de naturalistas, a los gorilas, chimpancés y orangutanes.

Los primates se caracterizan por tener un pulgar oponible en alguna de sus extremidades o en ambas, visión binocular, clavículas presentes y articulaciones del hombro y el codo bien desarrolladas entre otras características. Sin duda somos primates pues tenemos las anteriores características. Como respondió Linneo a Gmelin: no importa como llamemos a este grupo, la realidad es que estos organismos tienes en común las mencionadas características anatómicas.

A Linneo le debemos el nombre científico de nuestra especie: Homo sapiens. Pero resulta curioso que en 1758 Linneo denómino al chimpancé Homo troglodytes, que significa hombre de las cavernas. El resto de monos los clasificó dentro del género Simia. Después se descubriría que el chimpancé no es troglodita, es decir que habita cavernas. Además se colocó en un género aparte, Pan. Hoy en día nuestros parientes vivos más cercanos se conocen como Pan troglodytes.

Otros personajes que ayudaron a comprender los grandes simios en el siglo XVIII fueron Buffon, Cuvier, Audebert. Todo esto influyó también en la explicación evolutiva del hombre dada por Lamarck.

El francés Georges Louis Leclerc, conde de Buffon (1707 -1788) aceptó la idea que podía darse cierto cambio limitado dentro de las especies, y fue un gran defensor de la escala natural.

En Francia, Buffon continuó la publicación, iniciada en 1749, de los cuarenta y cuatro volúmenes de su monumental Histoire naturelle générale et particulière avec la description du Cabinet du Roi. El decimocuarto volumen de la obra, fue dedicado a los simios; el texto, acompañado de bellísimos grabados originales, muestra una gran atención en describir cada especie de simio conocida “ya que cada renglón es importante en la historia de un bruto que tiene una semejanza tan grande con el hombre”. Afirmó Buffon.

Las especies de simios descritas por el naturalista francés son cuatro: el orang-outang “de la gran especie” o pongo, el “de la pequeña especie” o jocko, el piteco y el gibón. Buffon solo había podido examinar un ejemplar adulto de gibón. La descripción del piteco deriva de las antiguas observaciones de Aristóteles y Galeno sobre un simio sin cola particularmente parecido al hombre.

El jocko de Buffon corresponde al animal descrito por el marinero inglés Andrew Battell como engeco, y que hoy conocemos como chimpancé común.

Buffon representó al jocko o chimpancé como un simio totalmente bípedo. Buffon tampoco tenía una idea muy clara sobre el orangután. Parte de sus descripciones se mezclan con las del chimpancé y llegó a considerar a los chimpancés como individuos jóvenes de orangután.

Jean Baptiste Lamarck (1744-1829) quien se dedicó a la paleontología de invertebrados, no tuvo que ver con el conocimiento de los primates. Pero si propuso la primera teoría evolutiva basada en el uso y desuso de órganos, que hacía que las futuras generaciones desarrollaran mejor estos órganos. Lamarck fue un precursor de la idea de la “transmutación” de las especies y trajo a la palestra la idea de que las especies no permanecían inmutables.

A Lamarck también se debe la idea de que el hombre evolucionó de seres simiescos, y no a Darwin, como se cree. Sin embargo, la idea de Lamarck fue desestimada y contó con la oposición del talentoso George Cuvier.

En 1798 el naturalista francés George Cuvier, conocido también por ser el padre de la paleontología y la anatomía comparada, llevó a la imprenta la obra “Tableau élémentaire de l’histoire naturelle des animaux”, primer esbozo del fundamental Le règne animal que veinte años después habría representado una síntesis de los conocimientos zoológicos de la época. En el Tableau, Cuvier ubicó entre los simios antropomorfos al orang-outang, el chimpancé, el gibón y el wouwou (otra especie de gibón). Sólo en la segunda edición de 1829 de Le règne animal, Cuvier consideró, con alguna duda, que los Pongo y los Orang-outang eran el mismo animal. Fue el anatomista Richard Owen, quien aclaró definitivamente, en 1835, que los grandes simios de Borneo no eran más que individuos de orang-outang.

Saliéndonos un poco de los simios y yéndonos a la paleontología cabe mencionar que Cuvier postuló la hipótesis catastrofista. Según esta, las faunas conocidas por el registro fósil se reemplazaban tras violentos cataclismos. Cuvier fue un defensor del fijismo que invoca que las especies no evolucionan sino que permanecen fijas.

En 1799 el naturalista francés Jean-Baptiste Audebert realizó la primera ilustración fiable de un chimpancé y un orangután. Al primero lo identificó como “pongo” y el segundo como “jocko”
Solo hasta finales del siglo XVIII se logró distinguir entre chimpancés, orangutanes y gorilas. Antes de de esto los términos pongo, engeco, y orang-outang se utilizaban de forma indistinta para el chimpancé el orangután y el gorila.

En las primeras décadas del siglo XIX la obra de Buffon había sido modificada para que no hubiese referencia a las idea del rigen simiesco propuesto por Lamarck. También con el fin de contrarrestar estas ideas se hizo énfasis en las diferencias conductuales de simios y humanos. El orden de los primates se dividió en "cuadrumanos" y "bimanos" reservándose este último grupo para el hombre. Esta idea que fue propuesta por el fijista Cuvier en 1798 y ratificada por el antropólogo alemán Johann Friedrich Blumenbach .

Rayando el siglo XIX el naturalista Étienne Geoffroy Saint-Hilaire se percato que “los monos” (Infraorden Simiiformes) podrían dividirse en dos grandes grupos: Los catarrinos y los platirrinos. Ya en 1812 se tenía claro que cada grupo tenía características anatómicas particulares. Los platirrinos, son los monos del continente americano. Geoffroy notó que los platirrinos poseen narinas anchas, tres premolares, sin tubo auditivo y contacto entre los huesos zigomático y parietal a los lados del cráneo. Los catarrinos, que son los monos y simios de África y Asia, presentan narinas angostas, dos premolares, tubo auditivo, y contacto entre los huesos frontal y esfenoides. El hombre sin duda hace parte del grupo de los catarrinos, lo que sin duda haría pensar a más de un naturalista de porque el hombre comparte tantos rasgos anatómicos con los catarrinos y los simios africanos en general.

De los grandes simios, los orangutanes fueron clasificados en su propio género, Pongo, en 1799 por el zoológo francés Bernard de Lacépède. Le siguieron los chimpancés que fueron clasificados en el género Pan, en 1816 por el zoológo alemán Lorenz Oken, y ya en 1852 el gorila fue clasificado en el genero Gorilla por el zoológo alemán Isodore Geoffroy Saint-Hilarie, hijo de Étienne Geoffroy, el que dividió los simiiformes en platirrinos y catarrinos.

Linneo nunca afirmó que el parecido entre el hombre y los grandes simios se debían a que comparten un ancestro en común en el pasado. En su tiempo se creía que el mundo era muy joven. No mayor a diez mil años. No se conocían homínidos fósiles, y a nadie se le había ocurrido una explicación científica, y por lo tanto no religiosa, para los orígenes humanos.

Retrocediendo en esta narración, cabe recordar que en 1695 el dramaturgo inglés William Congreve escribió: «Nunca podría mirar a un mono largo rato sin caer en humillantes reflexiones». Sin duda que estas “humillantes reflexiones” incluyen suponer que el ser humano podría considerarse un simio mas grande y mas inteligente. Este tipo de reflexiones se harían más comunes después del trabajo de Linneo, y del descubrimiento de los grandes simios.

El biólogo Ernst Haeckel afirmó que la pregunta sobre el origen humano comenzó a gestarse con Linneo. Ya la pólvora de las similitudes anatómicas estaba servida, solo faltaba la chispa que encendiera la mecha. Esa chispa de genialidad vendría con Darwin, y la explosión sucumbiría el estatus de creación especial en el que la religión colocó al humano.

(Ir a la Parte 2: Develando la monada del hombre)

martes, 12 de octubre de 2010

Adventistas, católicos y evangélicos se adjudican el milagro del rescate de los mineros de Chile

Cristianos de diferentes sectas se pelean el crédito por "el milagro" del rescate de los mineros chilenos que desde el 5 de agosto están atrapados en el norte de Chile, afuera de la mina San José, en la región de Atacama.

Según informe de The Guardian el 11 de octubre.

Tres denominaciones, adventistas, católicos y evangélicos se adjudican el crédito de haber pedido la intervención divina para mantener con vida a los 33 mineros que han permanecido 68 días en la mina San José.

"Dios me ha hablado claramente y ha dirigido mi mano en cada paso del rescate" dijo Carlos Parra Díaz, un pastor adventista del séptimo día en la mina San José. "Él quiere que los mineros sean rescatados y yo soy su instrumento"

Varios metros habla Caspar Quintana, el obispo católici de Copiapo, allí preparó un altar y dijo a la cámaras. "Dios ha escuchado nuestras plegarias" dijo el obispo "He recibido los comentarios de estímulo de todo el mundo. Déjenos dar gracias"

En otro punto se encuentra el predicador evangélico Javier Soto cantando con una guitarra. "Él escucha la música" dice el pastor.

Los adventistas enviaron, por medio de una sonda, 33 biblias de siete centímetros de ancho y 20 cm de alto, el pasado mes de septiembre.

El pastor adventista también recuerda que fue el priemer clérigo en llegar a la mina. Dice que no fue coincidencia que la exploración de prueba haya alcanzado a los hombres atrapados cuando él estaba orando.

Ninguno de los mineros son adventistas, pero seis familiares pertenecen a esta iglesia que lleva más de 150 años predicando el "inminente" segundo regreso de Jesús.

El pastor también se quejó que su rival católico haya recibido más atención por los medios de comunicación. El obispo ha ido tres o cuatro veces, mientras él ha permanecido allí.

Olvidan todos estos creyentes que la tecnología detrás del operativo de rescate. Las ingeniosas maquinas usadas son: la perforadora Schram T-130, cámaras para escaneo, una grúa que soporta 23o toneladas de peso, dos helicopeteros Bell 412 de la fuerza área chilena, y las tres capsulas Fénix.

Milagroso habría sido que tras los rezos del pastor adventista, o la palabrería del obispo se hubiera abierto el suelo y hubieran ascendido, elevados los mineros cargados por ángeles. Quizás lo que les falta a estos predicadores es la vara de Moisés, pues según cuenta la Biblia en Números 20, Moisés golpeó una peña en el desierto de Zin e hizo salir agua para la mutitud sedienta. Bien la podría haber utilizado el pastor Díaz o el pastor Soto para sacar mineros atrapados. O quizás lo que les hace falta a estos predicadores es un poco de raciocinio. De nada servirían sus oraciones si no se contara con la teconología anteriormente mencionada.

No obstante, siempre habrán personas que dirán "¡milagro!" en lugar de admirar el espiritu altruista del equipo de rescartistas, y la tecnología que ahora nos permite hacer muchas cosas mejor que en el pasado.

¿Y usted qué opina?

jueves, 7 de octubre de 2010

Argumento teológico-gastronómico.

Una viñeta de la serie Son y son

Marcos: Entoncés... vos sos, un cura bueno...

Cura Jorge: No se si bueno... Soy un cura que trata de pensar... y a veces eso patea en contra.

Marcos: A papá también le dicen eso... que patea en contra.

Cura Jorge: Yo quiero acercar la gente a Dios. Por eso soy cura.

Marcos: ¿Y no se pueda hacer eso sin ser cura?

Cura: Je... Buena pregunta ¿Te gusta la pizza?

Marcos: Obviooo. Soy humano. Pense que eras pensante.

Cura: Y la caja que la trae, que tal ¿es rica?

Marcos: Ajjj. La caja no se come! Sirve para que la pizza me llegue calentita no más.

Cura: Exacto! La caja ayuda pero lo que importa es la pizza. La caja es útil porque nos acerca la pizza en condiciones ¿Entendés? La iglesia es igual...

Marcos: Che... pero después la gente tira la caja a la basura.

Cura: Cierto... Voy a tener que cambiar de ejemplo.... Acabas de destrozar mi argumento teológico-gastronómico.

Papá: Te dije, Jorge... No se la quieras ganar. Es un monstruito.

miércoles, 6 de octubre de 2010

En Santander, Colombia, se propone el Día de la Biblia

La Asamblea de Diputados del Departamento de Santander determinó, a través de la Ordenanza Nº 08, adoptar el 31 de octubre como "Día de la biblia". Esto hace parte de la campaña "Santader lee la Biblia" que según sus promotores "busca espacios para reflexionar y adoptar iniciativas que permitan rescatar principios éticos y morales para reconstruir la sociedad que todos soñamos."

El promotor de la ordenanza es el actual presidente de la Asamblea, Carlos Alberto Morales Delgado. Según el diputado, “con esta celebración se busca mantener relaciones armónicas y de común entendimiento con las iglesias y confesiones religiosas existentes en nuestra tierra, rescatando así principios éticos, tan necesarios en la construcción de nuestra sociedad”.

En la citada ordenanza, la Gobernación y la Asamblea se comprometieron a promocionar durante ese día certámenes y actividades públicas encaminadas a la lectura, instrucción y difusión de la Biblia en todo el Departamento.

En otras palabras, se utilizó una ordenanza gubernamental para promover la religión en un estado laico.

En cuanto a la lectura de la Biblia sería positivo que todas las personas la leyeran teniendo en cuenta el contexto cultural y sociopolítico en el que fueron escritos sus 66 libros. Pero esto no ocurre así. Tan solo los evangélicos, adventistas, testigos de Jehová, pentecostales y demás, solo leen unos pocos versículos que le sirven de soporte a sus doctrinas, previa una particular interpretación.

La Biblia es claramente un libro escrito por personas corrientes de la edad de Bronce hasta el tiempo de los romanos, que muestran ideas propias de sus escritores y de sus tiempos. Muestra de ello es la defensa de la esclavitud que hace este texto . Véamos:

'En cuanto a los esclavos y esclavas que puedes tener de las naciones paganas que los rodean, de ellos podrán adquirir esclavos y esclavas". (Levítico 25:44)

"También podréis adquirirlos de los hijos de los extranjeros que residen con vosotros, y de sus familias que están con vosotros, que hayan sido engendradas en vuestra tierra; éstos también pueden ser posesión vuestra". (Levítico 25:45)

"Esclavos, estad sujetos a vuestros amos con todo respeto, no sólo a los que son buenos y afables, sino también a los que son insoportables" (1 Pedro 2: 18)

"Esclavos, obedeced a vuestros amos en la tierra, con temor y temblor, con la sinceridad de vuestro corazón, como a Cristo" (Efesios 6: 5)

También hay textos que defienden el machismo, la homofobia, la xenofobia y absurdos como que la Tierra es plana, que el Sol gira alrededor de la Tierra, etcétera.

La iniciativa de Colombia recuerda la hecha en El Salvador, que quería establecer la lectura obligatoria en la escuela cada día y que comentamos en este blog.

Si hay "Día de la Biblia", "Marcha para Jesús" (en Brasil) e infinidad de festivos religiosos ¿por qué no el Día de la Blasfemia, el Día de dibujar a Mahoma, el Día del escepticismo y el Día del Orgullo Primate?

¿Y usted qué opina?

Iglesia Católica se está quedando sin jóvenes en México

La encuesta llamada "Jóvenes sin iglesia en Ciudad de México" muestra el 80% de los jóvenes mexicanos son teístas, pero solo el 40% se identifica con la Iglesia Católica.

La encuesta no dice que tanta influencia han tenido los escándalos de pederastia en la ICAR o la visceral oposición a los derechos de gays y lesbianas presentados recientemente.

Noticia de El Economista

El 62% de los jóvenes en la ciudad de México no practica el catolicismo o alguna otra religión, sin embargo, dicen creer en Dios y no en los jerarcas, reveló un estudio realizado por Adoremuslabs, agencia de análisis católica.

La encuesta titulada “Jóvenes sin iglesia en Ciudad de México” concluye que muchas parroquias, movimientos, congregaciones y la Iglesia en general se están quedando sin jóvenes, en particular, en la Arquidiócesis de México. Esto con base en que de las casi 900 parroquias que existen, aproximadamente sólo un tercio tiene grupo de jóvenes y el promedio de asistencia a ese grupo es de 15 personas.

El análisis indica que un tercio de los capitalinos tiene entre 18 a 35 años. En el 2010 esta cantidad representa casi 3 millones de personas sólo en el DF.

Detalla que de los muchachos que hoy no practican el catolicismo, 30% procede de colegios o universidades católicas y 60% asistía a misa pero, en promedio, a los 22 años dejó de hacerlo. Sólo 10% de los jóvenes que no practica el catolicismo, cree que la Iglesia católica es la única y verdadera iglesia de Dios, asevera el análisis efectuado por Adoremos, una organización católica ubicada en la Parroquia Votiva de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, en el DF.

Este organismo explica que para efecto de este trabajo se entrevistó a una muestra de 1,084 jóvenes de entre 18 y 29 años que no asistiera a un grupo religioso. El 43% de ellos afirmaba que era espiritual, y otro 31% replicaba que era tanto espiritual como religioso, a pesar de la falta de asistencia regular a una iglesia específica.

Asimismo, el sondeo muestra que 40% de los jóvenes sin organización religiosa se identifica con la denominación católica; 16% dijo pertenecer a un club u organización que trae los mismos beneficios que asistir a una iglesia y 9% respondió ser ateo, humanista o realista.

Cuatro de cada cinco encuestados creen que existe un ser supremo y tres de cada cuatro proclaman que la existencia de Dios tiene o tendría un impacto en sus vidas.

La situación en España

Solo uno de cada tres jóvenes se declara católico, uno de cada 10 asiste a misa y cuatro de cada cinco no cree que la Iglesia aporte valores para orientarse en la vida, según el informe Jóvenes 2000 y religión, de la Fundación Santa María de España, recogido por El Mundo.

La juventud se va de la Iglesia. Una causa de la estampida es la "débil transmisión de la fe en las familias", dijo el sociólogo Pedro González, mientras que para José Carmona: "La Iglesia va camino a convertirse en secta".

¿Y usted qué opina?

Crucifijo ¿símbolo de amor o símbolo religioso?

La jueza de la Corte Suprema de Justicia, Carmen Argibay, afirmó que promoverá el retiro de "todos los crucifijos de las salas de audiencias" de los tribunales, y aseguró que otros funcionarios judiciales comparten la iniciativa.

"Yo nunca tuve un crucifijo en mi despacho porque soy una funcionaria de un Estado laico", argumentó la magistrada en una entrevista pública en La Plata, en el marco del V Encuentro de la Red Par-Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista. "Tener un símbolo religioso condiciona", afirmó la magistrada que, antes de asumir su cargo en la Corte Suprema de Justicia, se declaró atea.

Esta iniciativa fue respondida por el Arzobispo de la Plata, Monseñor Héctor Aguer, quien descalificó la propuesta por provenir de una persona atea, porque retiraría los valores morales de los juzgados.

El ensotanado mencionó en el programa "Claves para un Mundo Mejor" que el retiro de los crucifijos significará dejar a la sociedad huérfana de valores trascendentes y a merced del agnosticismo y relativismo ético.

¿Acaso los agnósticos y ateos no tienen valores morales?

El Prelado también señaló que se quiere "recluir la expresión religiosa al ámbito de lo privado", teniendo en cuenta que "la iniciativa ha sido planteada esta vez por una persona que ha hecho pública manifestación de ateísmo".

Monseñor Aguer señaló que el crucifijo es, más allá de su valor para los cristianos, "un signo universal que exalta el amor entre los hombres y el triunfo del bien sobre el mal". Por ello, señaló que "no se puede pensar que en la Argentina, donde reina pacíficamente la libertad de cultos, alguien pueda sentirse traumatizado porque haya crucifijos en los despachos de los jueces".

Pues cabe recordarle a Monseñor que más que un signo de amor es un símbolo religioso. Si desean un símbolo de amor universal, que pongan entonces un corazón tradicional. Bien podría imaginarse a un iman afirmando que la media luna islámica debe permanecer en los edificios públicos por ser "un símbolo que exalta al amor". Igual podría argumentar un rabino que quisiera que en los juzgados estuviese la estrella de David en lugar del crucifijo.

No enredemos las cosas, un crucifijo es símbolo del catolicismo, y queda claro que la república Argentina, así como la mayoría de repúblicas occidentales son estados laicos y esto implica una separación entre la iglesia y el estado, además de mantener todas las religiones en un ámbito privado sin que interfieran con los asuntos de estado, y sin que se impogan sobre otros credos, sobre quienes creen en un dios pero no en clero alguno, o sobre quienes no tienen credo.

¿Y usted qué opina?

martes, 5 de octubre de 2010

Día del Orgullo Primate reseñado en diario venezolano

En el diario venezolano "El Nuevo Día" que circula en el estado de Falcón apareció un artículo divulgando la iniciativa del Día del Orgullo Primate. El artículo es de Gilberto José Hernández González.

He aquí el texto:

Un genio llamado Charles Darwin y el Día del Orgullo Primate

Charles Darwin en la comunidad científica es reconocido como aquel hombre, que tuvo una de las ideas más poderosas, elegantes y maravillosas. Esta idea acompañada por su teoría, es “La evolución por selección natural”. Publicada hace 150 años el 24 de noviembre de 1859.

Esta idea cambio la forma en que concebíamos al mundo y los dioses. Darwin desarrollo su teoría mientras viajaba a bordo del barco ingles llamado “el Beagle”. Esta teoría elimino la necesidad de recurrir a lo sobrenatural para explicar nuestros orígenes en este mundo. En su tiempo fue muy poco aceptada su idea, ya que no había lugar para dios en su teoría, y casi todos en su tiempo creían firmemente en Dios y en su relato de la creación.

Esta teoría tuvo muchos problemas en el momento de su publicación, ya que lo que Darwin exponía era que todas las especies descienden de un ancestro común, y muchos la mal interpretaron alegando que nosotros descendíamos de los monos actuales lo cual es erróneo. En su tiempo eran pocas las pruebas con las que Darwin contaba y su idea se baso en el análisis y la observación que realizó a lo largo de su viaje en el Beagle. Pero ya después de muchos años de la publicación de su libro “El Origen de las Especies”, la ciencia moderna se encargo de comprobarla como un hecho con innegables pruebas.

Es lamentable que en las aulas de los liceos, en las clases de biología de nuestro Estado, poco se hable de esta teoría científica e incluso se hagan pocas publicaciones de la misma Y también es lamentable lo poco que saben los jóvenes y las personas ya adultas con respecto a esta teoría e incluso muchos la desacreditan sin ni siquiera haberse tomado el tiempo para leer sobre la misma y se hacen los ciegos al no mirar los cúmulos de evidencia que la respaldan. Y si alguien les dice alguna vez que no hay evidencia por favor díganle que se dirija a un museo de Paleontología y la mire por sí mismo. Pero el registro fósil no es la única evidencia, la más fuerte y la más convincente se encuentra en nuestro propio ADN. Los invito a investigar el porqué.

Darwin nos mostro la realidad de la naturaleza, nos hizo ver lo asombroso que era el mundo y motivarnos a descubrir aquellas cosas que aun no sabemos. Por esto y por lo que su idea llevo a formar la teoría de nuestros orígenes se está promoviendo que el 24 de noviembre sea el “Día del Orgullo Primate”, un día “para reivindicar nuestra pertenencia al grupo de los primates, y nuestro origen evolutivo”. La fecha se eligió por que es el aniversario de la publicación de la obra seminal de Charles Darwin, El origen de las especies, y del trascendental descubrimiento de “Lucy”, el más completo fósil de Australopithecus afarensis esta idea viene con el siguiente manifiesto:

1. Nos sentimos orgullosos de ser miembros del orden de los primates. La inclusión en el grupo de los primates no es solo un aspecto taxonómico sino que revela también el parentesco evolutivo que tenemos con los demás primates.

2. Nos sentimos orgullosos de "descender de un simio". No de una especie de simio actual, sino de un simio extinto, pero simio al fin y al cabo. No nos avergüenza nuestro origen evolutivo.

3. Queremos hacer un reconocimiento al trabajo de los paleontólogos que han ayudado a descifrar nuestros orígenes evolutivos y deseamos que se siga desarrollando el trabajo de los paleontólogos, así como la divulgación de sus investigaciones.

4. Queremos hacer un reconocimiento a todos los biólogos y conservacionistas que trabajan para ayudar a conservar las especies de primates actuales.

5. Queremos declarar que los seres humanos no estamos separados de la naturaleza, sino que somos parte de la naturaleza, ya que nos relacionamos con ella en las interacciones ecológicas y por nuestro origen evolutivo.

6. Manifestamos que nos sentimos orgullosos de ser homínidos y de que nuestros parientes más cercanos sean los simios africanos. La anatomía comparada y la genética nos muestra esta relación filogenética y tal hecho no nos hace menos como seres humanos.

7. Queremos que el conocimiento de los orígenes humanos que nos revela la ciencia esté disponible en todas las escuelas y denunciamos el bloqueo que hacen de ello los grupos fundamentalistas religiosos.

8. Manifestamos que la oposición que hacen los creacionistas respecto al parentesco de los humanos con los demás primates y de nuestra evolución es científicamente deshonesta y responde solamente a intereses doctrinales. Los creacionistas tienen derecho a creer lo que deseen pero no pueden pretender pasar por alto el testimonio fósil, ni del ADN, ni de hacer pasar sus convicciones religiosas como una explicación al mismo nivel de la ciencia.

Termino ya esta publicación invitándolos a promover esta idea, y si aun no han leído el gran libro de Darwin, tómense un tiempo para leerlo.

Muchísimas gracias.

****

Comentaría solo una cosa a este texto divulgativo: Darwin no elaboró su teoría de la evolución por selección natural durante su viaje en el Beagle, sino ya de vuelta en Inglatera cuando empezó a analizar todo lo coelctado, junto con otras evidencias provenientes de la anatomía comparada, embriología comparada y la biogeografía.

¿Y usted qué opina?

Lego para explicar el misterio de la Trinidad

Después del Lego de Mahoma que divulgamos hace pocos días presentamos este para enseñar la doctrina de la santísima trinidad.

Es así de fácil. Las tres figuras en realidad son una sola. Todas las tres han existido por la eternidad pero un día se cansaron de vivir solos y crearon a los humanos.

La Trinidad sabía que estos primates pecarían llegando a enfermar, sufrir y morir, porque son omnisapientes, pero aún así los crearon.

No obstante, crearon un ingenioso plan de salvación. El personaje del centro, engendró al de su derecha, utilizando para la fecundación al fantasmita de la izquierda. El dios hijo se sacrificaría en una muerte atroz para pagar la deuda del pecado. Deuda que ellos mismos establecieron. El pecado cometido por sus primeras creaciones pasó a toda su descendencia, así como su destino a ser mortales, por una ley que ellos mismos establecieron, y que requería saldarse con sangre. Sin embargo, el dios hijo no murió para siempre. A los tres días resucitó.

¿Por qué simplemente no perdonaron a los humanos sin tener que hacer ese show masoquista de la crucificción? ¿Y por qué condenar a toda la humanidad por el pecado de sus padres? ¿Es esto justo?

Pero no vayan a creer que el cristianismo cree en tres dioses, como hicieron los egipcios o hindués. No. Mucho menos piensen en en que esta doctrina fue importada de estos credos paganos. No son tres dioses. Aprende a contar con los ojos de la fe, no con los de la razón, es uno solo.

XD

Vaticano se opone a premio Nobel de medicina

La Iglesia Católica, que considera que un óvulo fecundado es un ser humano, se opone con vehemencia a la fecundación in vitro. Por tal razón puso su grito en el cielo al anunciarse que el Premio Nobel 2010 de medicina será para Robert Edwards, el padre de la fecundación in vitro.

El Vaticano calificó este reconocimiento como "fuera de lugar". Realmente quien esta fuera de lugar es la intromisión y la obstrucción que la Iglesia Católica ha hecho a la ciencia.

Noticia de la BBC

Fuentes del Vaticano criticaron este lunes la concesión del premio Nobel de Medicina al pionero de la fecundación in vitro, el británico Robert Edwards.

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, el español Ignacio Carrasco de Paula, aseguró que el galardón a Edwards está "fuera de lugar".

"Sin Edwards no existiría el mercado de los ovocitos. Sin Edwards no habría congeladores llenos de embriones a la espera de ser transferidos a un útero, o más probablemente para ser utilizados para la investigación, o bien para morir abandonados y olvidados por todos", aseguró el máximo responsable de la institución vaticana encargada de los problemas de biomedicina y de la defensa de la vida.

Pese a que reconoció los méritos de Edwards para hacerse con el galardón por su trabajo en el campo reproductivo, Carrasco, quien dijo hablar a título personal, señaló que "Edwards inauguró una casa, pero abrió la puerta equivocada desde el momento en el que se centró en la fecundación in vitro y consintió de forma implícita el recurrir a donaciones y compraventas que implican a seres humanos".

Según explicó el corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, el Vaticano se opone a la fertilización in vitro porque implica separar a la fecundación del intercambio sexual entre marido y mujer, y con frecuencia lleva a la destrucción de embriones.

Otras voces se han sumado a las críticas a la concesión del Nobel a Edwards, como la del presidente de la Asociación de Ciencia y Vida del Vaticano, Lucio Romano.

En declaraciones a Radio Vaticana, Romano aseguró que la fecundación in vitro "ignora todos los problemas de la ética y subraya que el hombre puede ser reducido de un sujeto a un objeto".
Además, dijo que este tipo de fecundación es "inaceptable", ya que supone "seleccionar" y "eliminar" embriones humanos.

Romano aseguró que Edwards pasará a la Historia por aplicar al ámbito humano "técnicas del mundo animal", y apostilló que estos métodos no significan "progreso".

No es la primera vez que Edwards se enfrenta a las críticas. Sus descubrimientos no contaron en un principio con el apoyo financiero de muchas instituciones públicas, ya que la cuestión de la reproducción artificial resultaba polémica en la década de los ‘70 y había partes de la sociedad, de la iglesia y la comunidad científica que se oponían a esta técnica argumentando aspectos éticos y morales.

"Padre de los niños probeta"

Con la concesión del Nobel de Medicina, el conocido como "padre de los niños probeta" se lleva así el que es considerado como el máximo reconocimiento al que puede aspirar un científico, que es concedido cada año por el Instituto Karolinska de Suecia.

El investigador, de 85 años, ha trabajado en el tratamiento de la infertilidad desde 1950.

El logro de Edwards reside en haber sido capaz de extraer el óvulo del cuerpo de la mujer, averiguar cuándo está preparado para ser fertilizado, activar los espermatozoides para que fecunden este óvulo en una probeta y volver a insertarlo en el cuerpo de la mujer.

Como resultado del éxito de cada uno de estos procesos nació en 1978 la británica Louise Brown, la primera niña probeta del mundo.

Este hecho abrió las puertas a una revolución en el tratamiento de la infertilidad humana.

Desde 1978, cuatro millones de personas han nacido en el mundo utilizando la fecundación in vitro.

¿Y usted qué opina?

Evangélicos y musulmanes unidos por la homofobia en Kenia

Evangélicos y musulmanes se unen por la homofobia.

En Kenia, nación africana que penaliza la homosexualidad y en el que las iglesias evangélicas crecen rápidamente, los líderes del islam y el evangelismo pidieron la destitución de la ministra Esther Murugi por pedir aprender a convivir y a respetar a los hombres que tienen sexo con otros hombres.

Organizaciones musulmanas y evangélicas de Kenia han pedido el cese de la ministra de Programas Especiales, Esther Murugi, por unas recientes declaraciones en defensa de los derechos de los homosexuales, informó hoy en diario local "Daily Nation".

El presidente de la Federación de Iglesias Cristianas Indígenas Evangélicas de Kenia, el obispo Joseph Methu, advirtió de que, de no ser destituida, "no quedaría más remedio que pedir a quienes velan por la corrección y la moralidad que se manifiesten" contra Murugi.

El prelado añadió, en declaraciones dirigidas al presidente del país, Mwai Kibaki, según el rotativo, que su comunidad "respeta los derechos de todas las personas", pero que se opondrá a todo tipo de "propagación de la inmoralidad".

También el presidente del Consejo Nacional Musulmán de Kenia, Sheikh Juma Ngao, exigió la dimisión de Murugi y señaló: "la ministra y los funcionarios del Consejo Nacional para el Control del Sida deberían crear su propio país en el que la homosexualidad y la prostitución estén permitidos".

En una conferencia sobre sida que tuvo lugar el pasado jueves en Mombasa, Murugi pidió a los asistentes "aprender a vivir con hombres que practican sexo con otros hombres".
"Estamos en el siglo XXI y las cosas han cambiado"
, dijo Murugi, pese a que la homosexualidad está penada por las leyes kenianas.

El parlamentario musulmán Sheikh Mohammed Dor pidió al portavoz del Gobierno, Alfred Mutua, que aclarara si las declaraciones de la ministra representan la opinión del Ejecutivo.

El debate sobre la homosexualidad ha adquirido gran actualidad en África, donde muchos países consideran ilegal esta condición y las autoridades, como en los casos de Uganda, Malawi y Zimbabue, han hecho declaraciones en términos muy agresivos contra los homosexuales.

Un caso que suscitó la condena de otros países y de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos fue el de Uganda, donde diputados del partido del Gobierno plantearon en un proyecto de ley, que no se llegó a aprobar, agravar las penas a los homosexuales y contemplar la pena de muerte en algunos casos.

¿Y usted qué opina?