sábado, 22 de julio de 2017

Un nuevo término se ha ido arrastrando en el discurso de los conservadores de todo el mundo.
En México, miles de manifestantes denunciaron la propagación de "ideología de género" en marchas contra el matrimonio entre personas del mismo sexo en septiembre. Semanas antes, grupos religiosos en Colombia acusaron al gobierno de querer adoctrinar a los niños enseñando "ideología de género" en las escuelas; Semanas después, acusarían a los funcionarios de inyectar formas similares de traición (español) en un intento de paz para poner fin al medio siglo de guerra civil del país.
Activistas en España y Polonia han utilizado la misma frase para combatir los esfuerzos por reconocer que la identidad de género y la orientación sexual van más allá de los hombres y mujeres heterosexuales. Incluso el Papa Francisco planteó la noción el mes pasado, instando a la compasión sacerdotal por las personas que luchan con su identidad de género o orientación sexual, pero rechazando "el adoctrinamiento del género Teoría "y su" colonización ideológica ".

¿Cuál es esta ideología aparentemente omnipresente que tiene tanto católicos y conservadores tan nerviosos? Según ellos, es una cosmovisión, inventada por académicos lesbianas y feministas radicales, que el género no tiene nada que ver con las diferencias biológicas y puede ser elegido a voluntad. Lo caracterizan como una peligrosa línea de pensamiento que amenaza con infectar a los niños y destruir la democracia.
De hecho, la "ideología de género" es una invención de la derecha. Es una mezcolanza de ideas dispares desarrolladas por un grupo diverso de pensadores en los últimos 50 años, vinculados principalmente en la mente de sus oponentes. Realmente no existe más allá de los manifiestos de sus creadores y las banderas de protesta, pero ya les ha ayudado a conseguir algunas victorias muy reales.
Fobia de género
La iglesia católica y otros grupos conservadores han tenido durante mucho tiempo un problema con el género entendido como la capa cultural de comportamientos y rasgos que las sociedades slather encima de sexo biológico. Esta perspectiva desafía muchas de sus ideas acerca de cómo la humanidad debe ser organizada, modelada en los "valores familiares" que se les atribuyen. Si los papeles tradicionales de marido y mujer, padre y madre, hombre y mujer son simplemente construcciones sociales, entonces otras identidades más allá de esos binarios se vuelven tan válidas, inyectando el caos en el orden de las cosas.

La "ideología de género" es el hombre de paja que inventaron para luchar contra esta amenaza. Sus orígenes se remontan a dos cumbres de las Naciones Unidas que abordaron la desigualdad de género y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres: la conferencia de 1994 sobre población y desarrollo en El Cairo y la conferencia de mujeres en Pekín el año siguiente.
Incluso antes de las conferencias, el Vaticano denunció de manera preventiva lo que afirmaba eran esfuerzos para unir al mundo en favor del aborto y del sexo con fines no reproductivos, incluidas las relaciones entre personas del mismo sexo. Según David Paternotte, profesor de la Universidad Libre de Bruselas, que estudió el fenómeno de la "ideología de género", algunos católicos se fijaron en el término "género", llamándolo caballo de Troya para forzar políticas anti-familiares a la sociedad .
La idea de género también ofrecía un marco muy poderoso para oponerse a esas políticas, incluyendo el matrimonio homosexual y la adopción, la educación sexual en las escuelas, el derecho al aborto, los métodos alternativos de reproducción y los derechos de los transgéneros. Todos ellos podrían ser envueltos en el concepto de "ideología de género" y combatir con el mismo argumento: hombres y mujeres no son iguales, sino complementarios por el diseño natural. El constructo es "un recipiente que puede ser usado para propósitos diferentes", dice Paternotte.
Los activistas conservadores expusieron sus ideas en libros y manifiestos (español) y en Léxico: términos ambiguos y discutibles sobre la vida familiar y las cuestiones éticas, diccionario publicado en 2003 por el Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano. Lexicon trató de exponer el "lenguaje orwelliano" que estaba siendo utilizado para difundir la "ideología de género" en todo el mundo. Por ejemplo, el cardenal Alfonso López Trujillo escribe en el prefacio del libro, la frase "discriminación contra las mujeres" podría al principio "provocar una reacción de simpatía". De hecho, explica, es un ataque a la familia, que se enmarca como "un lugar De la esclavitud moderna ".
"La familia y la vida están siendo literalmente bombardeadas por un lenguaje engañoso", argumenta López Trujillo. "Sin la búsqueda de la verdad, el universo de la libertad está contaminado y en grave peligro".
Entre los términos incluidos en Lexicon: "patriarcado", "matriarcado", "matrimonio homosexual" y, por supuesto, "ideología de género".
Fuentes supuestamente
Los oponentes / creadores de la "ideología de género" atribuyen el concepto a una variedad de escritores, desde Simone de Beauvoir, la intelectual francesa que formó parte del movimiento existencialista de los años cincuenta, hasta las feministas radicales de los años 70 como Shulamith Firestone, A Judith Butler, un filósofo y teórico del género que enseña en la Universidad de California en Berkeley.
Todos estos autores abordan el género y usan algunas de las palabras incluidas en el Léxico. Pero su trabajo no puede ser interpretado como una manera única y unificada de concebir el género como dicen sus oponentes. La noción de que lo hace es "fantasía", dice Camille Robcis, un profesor de historia en la Universidad de Cornell que ha estudiado el despliegue de la "ideología de género" en Francia.
Para empezar, Robcis señala que los escritos de estos supuestos arquitectos de la "ideología de género" brotaron de diferentes contextos históricos -cuando Beauvoir escribió famosamente que "uno no nace, sino que se convierte en una mujer", el sello LGBTI no existía.
Las ideas de estos pensadores, lejos de ser uniformes, son a menudo mucho más complicadas que las mordeduras de sonido fáciles a las que se han reducido en la lucha de "ideología de género". Take Butler, uno de los autores más criticados por los cruzados de la ideología contra el género. Los lectores describen la realización de su trabajo como un desafío, o como un usuario de Quora lo puso, similar a "volar de frente en una pared de caucho india sólido y luego tener que roer su camino a través". No es el material de los lemas simples (Enlace en francés) como las pancartas de protesta "Queremos sexo, no género" usadas en las manifestaciones francesas.

También se perdió en la historia de la "ideología de género" el hecho de que las personas acusadas de iniciar el movimiento no tenían una agenda común que intentaban empujar.
Incluso entre los presuntos promotores de la "ideología de género" -los gobiernos y los activistas LGBTI en desacuerdo con las políticas conservadoras- no hay un frente unido sobre las cuestiones de género. De hecho, dice Mary Anne Case, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago, ni siquiera están haciendo las mismas conexiones que sus oponentes entre asuntos como el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto.
"Ojalá estuviéramos tan unidos como el Vaticano cree que somos y tan poderosos", dice Case, quien ha escrito sobre los orígenes de la "ideología de género".
En realidad, dice Case, no sólo está compuesta la "ideología de género", sino también la conspiración bajo la cual sus supuestos defensores están trabajando juntos.
Estrategia brillante
La "ideología de género" ha sido una herramienta de comunicación y persuasión muy eficaz. Ayuda a sus "luchadores" a evitar el lenguaje abiertamente homofóbico -lo cual está prohibido por la ley en algunos países- ya enmarcar sus argumentos en términos seculares. Por ejemplo, en lugar de decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo va en contra de las enseñanzas religiosas, los opositores argumentan que amenaza el orden natural de las cosas.
En una analogía utilizada por los críticos, incluyendo al Papa Benedicto XVI en sus saludos navideños de 2008, la naturaleza de los seres humanos como hombres y mujeres es una selva amenazada. En la misma línea, en algunos de los materiales distribuidos por los manifestantes franceses, la ex ministra de Justicia francesa, Christiane Taubira, quien propuso una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, fue retratada sosteniendo una motosierra en medio de un bosque cortado.
Al simplificar excesivamente los temas, el concepto de "ideología de género" permite a los conservadores empaquetarlos de manera que sean fáciles de entender y contestar. "Un niño y una niña, no son lo mismo", explica el video de la coalición conservadora francesa La Manif Pour Tous, o Protesta para Todos. El video afirma que en el nombre de poner fin a la desigualdad de género, algunos están tratando de mezclar rasgos femeninos y masculinos de una manera que confunde a los niños. "Sí, papá puede usar un vestido y lápiz de labios. Sí, una chica puede conducir un autobús. Sí, un bebé puede tener dos madres o dos padres. "
"Que las niñas sean chicas. Que los niños sean chicos ", concluye.
Sin estar familiarizados con las opiniones más matizadas del género desarrolladas por los intelectuales que los conservadores critican, es fácil tomar la interpretación distorsionada por su valor nominal. Eso ha hecho posible que los grupos conservadores convenzan a los seguidores de que las políticas diseñadas para inculcar los derechos humanos básicos -una clara jurisdicción estatal- son en realidad una imposición de una ideología marginal que el Estado no tiene institucionalización empresarial. En otras palabras, las mismas personas que actúan sobre sus creencias religiosas han enmarcado con éxito las cuestiones de género como una religión misma. Es una clase magistral en el discurso de doble voz que se ven a sí mismos como tratando de combatir.
Una ideología global
Aunque la idea de "ideología de género" ha existido desde hace varios años, su uso ha aumentado recientemente, a medida que más países comenzaron a abordar los derechos LGBT. Las movilizaciones conservadoras en Europa, incluyendo en Eslovaquia, Eslovenia, Bélgica, Lituania y Polonia, están respaldadas por el concepto, como ha observado Paternotte, profesor de la Universidad Libre de Bruselas. El gatillo ha sido diferente en cada país, dice, y así es como se desarrolla la estrategia.
En Francia, por ejemplo, el movimiento expulsó a cientos de miles de manifestantes a las calles y ha ejercido una presión real sobre el gobierno. No logró descarrilar un proyecto de ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, pero terminó un impulso para otras medidas, como extender a las personas no heterosexuales el derecho a utilizar tecnologías alternativas de reproducción, dice Bruno Perreau, profesor del MIT que analizó Caso francés en Teoría Queer, La respuesta francesa, un libro que saldrá en noviembre. "El gobierno tenía tanto miedo de desencadenar otra controversia que decidieron retroceder", dice. Movimientos como La Manif Pour Tous ahora están tratando de insertarse en las elecciones presidenciales del próximo año.
En Polonia, el partido derechista de Derecho y Justicia creó un grupo parlamentario para combatir la supuesta agenda del movimiento de la "ideología de género", dice Lukasz Szulc, un becario postdoctoral de la Universidad de Amberes que ha examinado el ejemplo polaco. La maniobra solidificó el apoyo del partido dentro de la todavía muy influyente iglesia católica, y el partido llegó a ganar una mayoría en las elecciones parlamentarias del 2015.
Recientemente, tomó un polémico esfuerzo para reforzar aún más las ya estrictas leyes de aborto de Polonia. La propuesta fue escrita por Ordo Iuris (enlace en polaco), un grupo antiaborto que ha utilizado el discurso de la "ideología de género". El proyecto de ley fue rechazado después de que miles de mujeres polacas marcharan contra él. Pero los legisladores de derecho y justicia podrían aprobar una ley de aborto que es más dura que la existente, dice Szulc.
En España, los activistas conservadores han tenido menos éxito en influir en los políticos, en parte porque casi cuatro décadas de dictadura franquista dejaron a los españoles cautelosos ante cualquier conexión entre la Iglesia y el Estado, según José Ignacio Pichardo Galán y Mónica Cornejo Valle. Los grupos conservadores organizaron grandes masas al aire libre a finales de los años 2000 para defender los "valores familiares" y advirtieron que las medidas inspiradas por la "ideología de género" conducirían a "un descenso hacia un régimen totalitario". Todavía están muy en vigor.
Sin embargo, eso no les ha impedido tratar de influir en el debate en otros lugares. HazteOir.org, un grupo que estuvo activo en las protestas españolas, recientemente reunió firmas para apoyar a los activistas que luchan en una iniciativa presidencial en México para hacer del matrimonio entre personas del mismo sexo un derecho constitucional.
De hecho, la "ideología de género" - habla y sus defensores se dan la vuelta. El video de La Manif Pour Tous sobre las diferencias entre chicos y chicas ha sido traducido al español y está circulando en México. Un líder del movimiento colombiano viajó a México para participar en las protestas de septiembre. Las coaliciones conservadoras en ambos países están utilizando los mismos argumentos, virtualmente palabra por palabra.
De acuerdo con este video utilizado en el contexto mexicano por el grupo ViVoz contra el aborto, la ideología de género conduce a "embarazo adolescente, enfermedades de transmisión sexual, aborto, depresión, suicidio".
Esta es una guerra, dicen los defensores detrás de estos videos, y el campo de batalla es la mente y los valores de "nuestros hijos".
"Es prácticamente copiar y pegar", dice Genaro Lozano, profesor de ciencias políticas de la Universidad Iberoamericana de México y defensor de los derechos LGBT, de las formas que la "ideología de género" toma en diferentes lugares.
Quartz se acercó para protestar a los organizadores de México, Colombia y Francia por comentarios, pero no recibió ninguna respuesta.
Colombia
Algunos de los efectos más tangibles de la lucha de "ideología de género" se encuentran en Colombia. El enfrentamiento comenzó con una polémica sobre un manual producido por el Ministerio de Educación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. El manual fue diseñado para ayudar a los administradores escolares a cumplir con una orden judicial de 2015 ordenando que las escuelas revisen sus reglas para prevenir la discriminación basada en la orientación sexual. Después de que el documento fue compartido virally (español) en las redes sociales, activistas evangélicos y católicos organizaron protestas en todo el país. Decenas de miles de personas marcharon contra la ministra de Educación Gina Parody, una lesbiana, afirmando que quería imponer "ideología de género" a sus hijos.
La presión obligó al presidente colombiano Juan Manuel Santos a cancelar el manual y asegurar a los colombianos en la televisión nacional que "ni el ministerio de educación ni el gobierno nacional han implementado, ni han promovido, ni van a promover la así llamada ideología de género". Parodia frustrada insistió ante el senado que la "ideología de género" no era más que una manipulación para desviar las discusiones del valor constitucional de la dignidad humana.
"¿Por qué hablan de una ideología de género? ¿De dónde sacan eso? ", Dijo. "Eso introduce una distorsión muy complicada en el debate político colombiano".
Su discurso apasionado tuvo poco efecto. Unas semanas más tarde, "ideología de género" volvió a surgir, esta vez en el contexto del acuerdo de paz negociado entre el gobierno de Santos y el grupo guerrillero de las FARC. Los mismos activistas que estaban indignados por el manual contra la discriminación criticaron ahora la inclusión del término "género" en el acuerdo de paz de 297 páginas, que debía ser aprobado por los colombianos mediante un plebiscito.
Los escritores del acuerdo incorporaron el lenguaje sobre género en el documento después de que grupos de mujeres víctimas exigieran ser parte de las conversaciones de paz. El objetivo era reparar los errores cometidos contra las mujeres durante el conflicto. Tenía poco que ver con la orientación sexual o la identidad de género, pero los líderes de las marchas sin embargo lo vieron como una imposición por lo que ellos llaman el "lobby gay".
"Si me preguntan" ¿Quieren paz con las FARC? ", Dice" Sí ", dijo Oswaldo Ortiz, uno de los líderes del movimiento, en un video de YouTube. "Si me dicen '¿Quieres que con ese acuerdo se promueva la ideología de género como política pública, ¿qué piensas?', Digo '¡No!' '
Su discurso apasionado tuvo poco efecto. Unas semanas más tarde, "ideología de género" volvió a surgir, esta vez en el contexto del acuerdo de paz negociado entre el gobierno de Santos y el grupo guerrillero de las FARC. Los mismos activistas que estaban indignados por el manual contra la discriminación criticaron ahora la inclusión del término "género" en el acuerdo de paz de 297 páginas, que debía ser aprobado por los colombianos mediante un plebiscito.
Los escritores del acuerdo incorporaron el lenguaje sobre género en el documento después de que grupos de mujeres víctimas exigieran ser parte de las conversaciones de paz. El objetivo era reparar los errores cometidos contra las mujeres durante el conflicto. Tenía poco que ver con la orientación sexual o la identidad de género, pero los líderes de las marchas sin embargo lo vieron como una imposición por lo que ellos llaman el "lobby gay".
"Si me preguntan" ¿Quieren paz con las FARC? ", Dice" Sí ", dijo Oswaldo Ortiz, uno de los líderes del movimiento, en un video de YouTube. "Si me dicen '¿Quieres que con ese acuerdo se promueva la ideología de género como política pública, ¿qué piensas?', Digo '¡No!' '

martes, 18 de julio de 2017

Quien viola la fe podría violar a una niña: Pastor Ortíz


En la más reciente discusión creada por el trino del expresidente Álvaro Uribe, en la que calificó al periodista Daniel Sámper de “violador de niños”* entró a terciar el pastor carismático Oswaldo Ortíz.

El líder evangélico, quien no solo es defensor de la doctrina protestante, sino de políticas de derechas presentó en un par de tuits su opinión pastoral sobre el incidente entre Uribe y su crítico de la prensa: “Si Daniel Samper es capaz de violar nuestra fe y nuestra libertad de conciencia es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa”, afirmó Ortiz.

El tuit emitido el 14 de julio muestra tres aspectos preocupantes de la propaganda evangélica de derechas, que presentaré a continuación:




1. Satanización del no creyente

Para Ortíz y decenas de creyentes como él, las personas no religiosas, ya sean ateos o agnósticos, son carentes de toda regla moral y como afirma el Pastor Ortíz «es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa». Esta estigmatización y falsedad la repiten una y otra vez porque necesitan convencer a los electores que los religiosos en política son mejores, a pesar que los hechos nos muestran que ser religioso no necesariamente te hace un mejor ciudadano.

Basta recordar los cientos de casos de sacerdotes abusadores de menores de edad y encubiertos por la cúpula eclesiástica. Es así como la Diócesis de Líbano, Tolima batalla para evitar pagar indemnización económica por la violación a dos niños desplazados por la violencia y cuyo sacerdote Luis Enrique Duque fue escondido tras muros de la Iglesia en Ibagué por un año. Súmesele un caso similar en Cali, ventilado este año, y que sin duda influyó para que el Papa Francisco evitara visitar esta ciudad. El mundo evangélico no está exento de casos de abuso sexual, como lo atestigua el caso del pastor Álvarez Gámez en el 2015 en Nariño, o más recientemente, tan sólo cinco días, en la ciudad de Huancayo, Perú, donde el pastor evangélico Fernando Matos Paucar secuestró, violó y mató a una niña de ocho años.

Cabe señalar que ante los reclamos a la Iglesia Católica para que indemnice a los niños abusados por el sacerdote William Mazo, el pastor Ortiz salió a defender a su hermana iglesia bajo el flojo argumento de la “cristianofobia”.

Por otra parte, es importante mencionar que miles de personas no religiosas llevan sus vidas con honestidad siendo miembros positivos de sus comunidades.

Vale la pena señalar aquí unas palabras del Premio Nobel de Física Steven Weinberg “Con o sin religión, la gente buena hará el bien y la gente mala hará el mal, pero para que la gente buena haga el mal hace falta la religión”.

2. Confusión sobre la libertad de conciencia
La libertad de conciencia permite que cada ciudadano pueda actuar libremente conforme a sus convicciones sin poder ser coaccionado a lo contrario por terceros o el Estado. Así pues, ¿En qué momento las declaraciones de Daniel Samper han obligado a un evangélico a practicarse una eutanasia, dejar de asistir a su culto o negar la divinidad de Jesús?

El pastor Ortíz, y la inmensa mayoría del mundo evangélico y de clérigos católicos confunden la libertad de cultos con una inmunidad a ser cuestionados, y es aquí donde paso al tercer punto.

3. La militancia evangélica busca limitar la libertad de expresión

La carta de los sentimientos heridos sale a flore cada vez con más frecuencia por los evangélicos. Por medio de la censura a las columnas de opinión, caricaturas, obras de arte y demás, se busca crear un aura de invulnerabilidad a la crítica. Y es que aquello que no puede ser defendido por la razón, sino con la fe, ha encontrado en el inventado delito de la blasfemia, la mejor manera para callar a sus críticos.

Los temas sagrados y vedados solo lo son para aquellos que libremente han aceptado esos dogmas. En pleno uso de la libertad de expresión puedo criticar a las iglesias, como se crítica a los partidos políticos, a los dogmas religiosos como a las teorías económicas, a los pastores como a cualquier otro personaje de influencia. Un pueblo no es una democracia si no existe la libertad de criticar, e incluso burlarse abiertamente, de quienes ostentan el poder.

Puede que a los hinduistas les ofenda, pero comeré carne. Puede que a los testigos de Jehová les moleste, pero seguiré diciendo que tienen tantos cúmulos de profecías falsas como cualquier charlatán, y que su norma de prohibir las transfusiones de sangre es ridícula. Pueden que se ofendan todos, pero diré que la Biblia, Torá y el Corán son libros como cualquiera, y que aferrarse a ellos para crear normas es anticuado y estrecho de mente.

No existe el derecho a no sentirse ofendido. Los derechos son para las personas, no para las ideas. Las ideas y doctrinas todas se puede analizar, criticar, reformular, aceptar y rechazar. Las ideas no se respetan o se irrespetan, simplemente se analizan y debaten. Si las ideas fueran respetables, nunca podríamos haber cambiado nuestra concepción de que la Tierra era inmóvil porque había que respetar esa idea, y más aún si textos de la Biblia, como la leyenda de Josué mandando a detener el Sol, lo enseñan.

Mientras no se impida a los religiosos la reunión para que celebren sus cultos o prediquen, no hay violación de la libertad de culto.

Nadie está violando los espacios “de la fe, de los cristianos, de los pastores” por disentir libremente de ellos, como tuiteó el Pastor Ortiz. Similar situación se vivió en Argentina donde el famoso sacerdote Jorge Gómez (llamado padre Pato) interrumpió una obra del grupo coral Lutherieces, llamado “educación sexual”, porque a su parecer insultaba su fe católica. Días después, y convergiendo en opinión con las recientes declaraciones del pastor Ortíz, afirmó: “La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija”.

El periodista danés Flemming Rose decía sobre el particular “Si un creyente exige que yo, un no creyente, respete sus tabúes en el dominio púbico, no está pidiendo mi respeto sino mi sumisión, y eso es incompatible con una democracia laica”.

Poder disentir de las religiones es un derecho, así para Oswaldo Ortíz y sus colegas sea blasfemia. Lo que si queda muy mal es rebajar los debates con las ofensas personales como lo hace el expresidente Álvaro Uribe, y cómo ahora sus defensores de las iglesias, apoyan y replican.


*La polémica surgió porque el periodista Daniel Sámper en una nota satírica hizo una broma con el nombre de la hija de la senadora Paloma Valencia, del Partido de Álvaro Uribe. La niña se llama "Amapola". En medio de su show satírico afirmó que la niña de grande sería una heroína. A partir de este comentario el expresidente Álvaro Uribe calificó al periodista de violador de niños. Tras los reclamos de la prensa, este no sólo evitó retractarse, sino que se ratificó en su afirmación.

sábado, 15 de julio de 2017

Sacerdote llama a "levantarse en armas" a causa de la educación sexual

La Iglesia Católica, esa que llama por la libertad de culto donde es minoría pero ataca y censura donde es mayoría, mostró nuevamente su carácter inquisidor en la ciudad de Malargüe, Argentina. Y lo hizo de la mano del sacerdote Jorge Gómez (alías "padre Pato) quien hizo de nuevo gala de su celo censurador.

El pasado 30 de junio se realizó una jornada de educación sexual para los estudiantes de secundaria de la ciudad, que incluyó información sobre el preservativo. Para el sacerdote argentino esta jornada fue una gran afrenta a la fe católica y durante el acto oficial por el Día de la Independencia hizo un llamado a defender a las familias, incluso, recurriendo al levantamiento armado. 

Según explicó el clérigo "Usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual?”, se preguntó indignado el sacerdote. Y enseguida espetó: “Eso es una ofensa a Dios, y tenemos que levantarnos en armas para defender nuestras familias”.

Al parecer el Dios ofendido por una clase de uso del condón, no puede usar su omnipotencia para revelar su ira y debe recurrir a sus sacerdotes para que pidan al pueblo que usen las armas contra los educadores sexuales.

Según informó el diario Los Andes, a pesar de la airosa queja del padre Pato Las jornadas "fueron un éxito por varias razones: era la primera vez que se podían hacer en Malargüe" desde que se creó el programa, "asistieron casi 300 jóvenes acompañados de sus docentes y los chicos pudieron hablar libremente de la temática”. Afirmó la docente Carolina Sandmeier.

La docente explicó que abordaron "todos los métodos anticonceptivos, cómo prevenir el embarazo adolescente y al final las capacitadoras le enseñaron a los chicos cómo se coloca un preservativo", para lo que se valieron de "unas maquetas que son unos penes de madera. Es un tema natural y necesario para los chicos de las escuelas secundarias, a quienes van dirigidas estas jornadas”, afirmó.

La docente dijo que "el problema es que la Iglesia católica alzó su voz en contra: primero hicieron hablar a los adolescentes de una escuela religiosa, luego mandaron a su gente a presionar al Concejo Deliberante y quieren pedir la banca del ciudadano, dijeron que se incitaba a la sexualidad".

El historial de frases desde la caverna e incidentes polémicos del "padre Pato" no son pocos. En el año 2011 el sacerdote Pato interrumpió un acto cultural del grupo coral Lutherieces. En ese momento el grupo se encontraban interpretando la pieza "Educación Sexual Moderna", de Les Luthiers, pero nunca pudo concluirla. En medio de la presentación, el sacerdote se subió al escenario, le quitó el micrófono a uno de los integrantes y les exigió que cambiara su número porque atacaba "a su castidad", añadiendo que "aquí somos católicos"


Poco después el sacerdote se defendió de las críticas favoreciendo la censura con las siguientes palabras: "La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija".

Así pues, el sacerdote que ve más grave reírse de las supersticiones católicas que violar a una niña, ahora llama a atacar con las armas a quienes hablan de educación sexual a los jóvenes.