lunes, 13 de julio de 2020

Un espacio llamado #CrispetaAtea



En estos tiempos de cuarentena por la pandemia del sars coronavirus-2 hemos hecho uso más frecuente de los medios virtuales para la comunicación. Es así como desde Bogotá Atea y Humanistas seculares de Colombia han creado el espacio llamado "Crispeta atea" en el que se transmite una película y luego se comenta.

Los eventos cuentan con el apoyo de Humanistas Internacionales, entidad a la que Bogotá Atea se encuentra afiliada. 

Para quiénes han preguntado qué es eso de "crispeta", la respuesta es que así se llaman también al Pop corn, o palomitas de maíz, que  suelen acompañar el disfrute de las películas. 

Hasta la fecha se han presentado en línea cinco películas:

1. Ágora (2009)

2. La Fiesta de las salchichas (2016)

3. PK (2014)

4. Plegarias por Bobby (2009)

5. Heredarás el viento (1999)

En cada una de las tertulias hemos analizado diferentes aspectos de las películas desde una óptica escéptica. 

Los invitamos a ver estas películas, así como nuestras tertulias.

miércoles, 10 de junio de 2020

Reabrir iglesias es irresponsable y peligroso



Pastores de diferentes tintes han estado haciendo presión para que se haga una apertura pronta de los templos para realizar cultos. De hecho, el sector religioso tiene una interlocución directa con el Ministerio del interior, y eso, sumado a su poder político y económico lo han usado para pedir la normalización de sus prácticas.

Sin duda en Colombia existe el derecho a practicar un culto, y este es un derecho fundamental. Sin embargo, cabe recordar que ningún derecho es absoluto. El legítimo derecho al culto no puede estar por encima del derecho de los demás a no ser contagiados en una crisis de salud como la actual.

Los hechos muestran que los lugares de culto son, por el hecho de generar congregación, especialmente útiles al virus para poderse propagar. En marzo de este año, en Corea del Sur, el principal punto de contagio fue la iglesia de Grace River de Seongnam. Allí 135 fieles dieron positivo al COVID-19, incluido el pastor y su esposa.

El brote más grande del coronavirus en Francia se dio precisamente en un templo. En la iglesia evangélica de Mulhouse, en el este de Francia, donde tras un culto en marzo, 800 personas resultaron contagiadas. De hecho, el pastor de esa iglesia pidió perdón públicamente por haber llevado a cabo este servicio.

El pasado 2 de mayo el gobernador de Texas permitió la apertura de las iglesias en ese estado, lo que llevó que a los pocos días de iniciados los servicios religiosos un cura, el señor Donnel Kirchner, de la iglesia católica “El Espíritu santo” falleció, luego cinco miembros de la parroquia dieron positivo de COVID-19.

En Chile, Mario Salfate, un pastor evangélico, asistió a una reunión religiosa con unas 300 personas el 16 de marzo, cuando en su país ya había advertencias y medidas por la peligrosidad del virus. A los pocos días el pastor dio positivo de covid-19 junto a otros tres participantes del culto. Murió a mediados de abril.

En un Estado laico como lo es Colombia, las iglesias son todas iguales y están sujetas a las normas civiles. Todos los templos, desde el punto de vista de la salud pública, están en la misma categoría que los cines, bares, discotecas, y teatros, lugares de mucha concurrencia y elevado riesgo de contagio. El argumento de la necesidad espiritual del culto no puede ser motivo para privilegiar la apertura de los templos sobre los bares, por ejemplo. Para un no creyente, reunirse con sus amigos en un bar, es una experiencia humana y social igual tan importante como la de quien va a un culto a escuchar un sermón y entregar su diezmo. Para un Estado sensato deben primar las medidas sanitarias emanadas del conocimiento científico antes que las consideraciones subjetivas de los ciudadanos.

Los líderes religiosos pueden decir que van a seguir protocolos de seguridad. Sin embargo, caben elementales preguntas logísticas: ¿quién tiene derecho a participar en los servicios religiosos si la capacidad de los templos no permite el ingreso de todos? ¿Se harán reservas? ¿Con base en qué criterios? ¿Qué harán cuando lleguen a sus puertas mayores de 65 años o la asistencia sea mayor al aforo, justo cuando la población más religiosa en Colombia es justamente la mayor en edad?

Los lideres religiosos no han mostrado ser especialmente cuidadosos con el acatamiento de las medidas sanitarias. El pasado jueves santo el sacerdote de la Parroquia Santa Mónica de Pasto abrió las puestas a los servicios religiosos, generando aglomeraciones. Esto fue justo al frente de un CAI, aunque no hubo intervención de la Policía (¿Cómo esperar que lo haga cuándo los policías son formados bajo la influencia de un obispado castrense católico llevando a ignorar que somos un Estado laico?)

El pasado 10 de mayo el pastor Rich Vera lideró un culto evangélico de “The center Arena” en Orlando, Florida llamando a los asistentes a sentarse más cerca de él: "No hay coronavirus aquí", sostuvo, sin prueba científica alguna.

Y las pruebas científicas están especialmente fuera de los templos. El mismo pastor Rich Rivera, que se hace llamar “profeta y ungido con el poderoso don de milagros” afirmó en su cuenta de Facebook: “El temor y la manipulación es peor que el virus.  ¡La iglesia de Cristo somos la única entidad que tiene la solución! No está la respuesta en los médicos, ni en la ciencia, ni en los políticos. Pero en la Iglesia viva de Cristo”

En Brasil, los evangélicos se han puesto de lado del presidente Jair Bolsonaro en su irresponsable manejo de la pandemia y relativización de la gravedad de la misma. Grandes líderes evangélicos y millonarios del diezmo como Edir Macedo, de la Iglesia Universal del Reino de Dios, y Silas Malafaia, de la Iglesia Asamblea de Dios Victoria en Cristo, han hecho públicas sus críticas a las medidas de aislamiento social en Brasil, estando en línea con el presidente brasileño.

En esta emergencia “ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos somos susceptibles al Sars-Cov2”

La libertad religiosa no da derecho a poner la vida de las personas en riesgo. ¡Templos cerrados hasta que la pandemia sea superada!

domingo, 26 de abril de 2020

Conociendo a los no religiosos hispanohablantes

Las encuestas sobre religión muestran que los ateos y agnósticos son una minoría en casi todos los países, especialmente en América Latina.

Estudios más detallados, especialmente en los Estados Unidos, muestran que los no religiosos suelen ser más liberales en temas como los derechos sexuales y reproductivos, eutanasia y similares.

La ONG Bogotá Atea ha adelantado un formulario que busca conocer cómo son los no religiosos hispanohablantes, que permitirá conocernos mejor.

La encuesta se encuentra, de momento, disponible en este enlace. Agradecemos su diligenciamiento y compartir en redes sociales.

viernes, 17 de abril de 2020

La terrible lógica religiosa sobre el coronavirus

La pandemia de covid-19 ha ocupado casi todo el espacio noticioso y las prédicas de los clérigos no han escapado a esto. Sin embargo, explicar porqué su Dios, presuntamente amoroso permite tal tragedia, ha sido tarea reciente para muchos de ellos.

Las explicaciones religiosas no han sido unánimes, y mayoritariamente caben en estos tres tipos:


1) Castigo de Dios o resultado de la ira de Dios.
2) Es señal del fin del mundo o segundo advenimiento
3) Es una manera como Dios nos llama al arrepentimiento.

Todas ellas son absurdas e ilógicas. Un análisis de estas respuestas es lo que tratamos en este programa de Bogotá Atea que compartimos a continuación

martes, 14 de abril de 2020

Sin precedentes: Fiscalía de Colombia allana la Arquidiócesis de Villavicencio



Desde los orígenes de Colombia como nación, y mucho antes, la Iglesia Católica se percibía como una institución a la par de las demás instituciones que gobernaban pueblos, ciudades y el país, razón por lo que un operativo de inspección en la sede del obispo que preside la Conferencia Episcopal de Colombia es totalmente novedoso en la historia del país.

La acción ocurrió este lunes 13 de abril, lunes de pascua, tras las declaraciones de un testigo que ha contado al ente investigador como una red de sacerdotes abusaron sexualmente de él, desde que era muy joven, valiéndose de su condición de pobreza.

Por estas acciones la Iglesia suspendió a inicios de mes a 15 sacerdotes, en un hecho igualmente novedoso, cuando el modus operandi era ocultar y trasladar a los acusados, como bien lo ha revelado la investigación de Juan Pablo Barrientos en “Dejad que los niños vengan a mí”.

El vocero de la Arquidiócesis, Carlos Villabón, le señaló a Semana que a los sacerdotes acusados ante la ley “Se les reporta que están implicados allí, no se les está condenando ni absolviendo, pero sí se les está poniendo otra medida mientras continúa la otra parte de la investigación”.

Si bien Monseñor Oscar Urbina, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, declaró entonces que “no hay que dudar cuando se presentan estas situaciones”, al parecer su colaboración con la Fiscalía General de la Nación no fue la suficiente para que el Estado lograse saber toda la verdad sobre todos los sacerdotes denunciados por estos hechos. Por esta razón, se realizó el operativo de este lunes de pascua tomando por sorpresa a todos los funcionarios, incluyendo a la cabeza de la Iglesia en Colombia.

La Fiscalía fue por los archivos secretos del Arzobispado. Estos documentos, celosamente guardados por la iglesia, incluyen todas las quejas que llegan sobre el accionar de los sacerdotes.  Hasta el pasado 13 de abril las autoridades civiles de Colombia no habían puesto un dedo encima sobre estos archivos.

La revelación de esta acción de la Fiscalía, se dio a conocer por el periodista Juan Pablo Barrientos en “6AM Hoy por Hoy” de CaracolRadio. En esta revelación noticiosa también se mencionó que no son 19, sino 36los sacerdotes implicados por abuso sexual. Uno de los sacerdotes involucrados es, nada más y nada menos que el Presidente del Tribunal Eclesiástico de Villavicencio, Hernando Tovar Olaya. Es decir, la cabeza del que debe administrar disciplina entre los clérigos. También se conoció que él, así como varios otros, no han sido suspendidos aún.  Lama la atención que dentro de los involucrados está el nombre de Arnulfo Vega Rodríguez, quien además de cura es juez de la República y el año pasado fue condenado a 7 años de casa por cárcel por el delito de falsedad ideológica.

Como se mencionó, Monseñor Urbina se había negado en darle la información completa a la Fiscalía sobre todas las quejas que se han tenido sobre pederastia en la capital del Meta. El hecho que la Fiscalía estuviera en el caso es por la denuncia hecha ante el ente estatal por una de las presuntas víctimas. Si la queja hubiese quedado solo en las denuncias dentro del arzobispado, probablemente nada habría pasado, aparte de pasar a los agresores de una parroquia a otra, o darles una penitencia de oración y reflexión. La negativa a la efectiva colaboración fue valientemente resuelta con esta diligencia sorpresiva, que aguó la pascua entre los clérigos del Arzobispado. Según fuentes que contaron los hechos, en esta diligencia, la cabeza de la Iglesia Católica en Colombia, habría accedido ya, a hacer un acercamiento con el ente investigador para cooperar con la investigación.


En casos de acusaciones de pederastia en Colombia, la Iglesia ha esgrimido con sus abogados el Concordato entre el Estado colombiano y la Santa Sede para dejar a los sacerdotes sin castigo. Con este precedente judicial, se desbarata nuevamente este argumento defensivo.

Un hecho, como el allanamiento de una sede arzobispal, tienesolo un precedente en Latinoamérica en agosto de 2018, cuando la Fiscalía chilenaallanó la sede del Arzobispado de Chile en busca de evidencias sobre los presuntos casos de pederastia cometidos por miembros de la CongregaciónMarista. Estas investigaciones involucran a una decena de sacerdotes maristas, así como el encubrimiento sistemático de los obispos que sabían de estos nefandos hechos.

Este allanamiento hecho por la seccional de la Fiscalía en Villavicencio es sumamente importante en la lucha contra la pederastia, y debe ser aplaudido ya que la única manera en que se pueda administrar justicia es conociendo toda la verdad y yendo mucho más que las suspensiones eclesiásticas (que solo tienen efectos dentro de los ritos que los sacerdotes pueden oficiar) para pasar a las penas que exige la justicia colombiana, la cual no debe frenarse cuando se encuentre con la Iglesia, porque precisamente Colombia es un estado laico. Esta diligencia de la Fiscalía es un precedente importantísimo en la dirección correcta.

lunes, 13 de abril de 2020

Religión -petición de diezmos - y coronavirus

En estos tiempos de cuarentena y un exacerbado protagonismo de los clérigos hablando sobre la ira de Dios o señales del fin del mundo, se hizo una transmisión en vivo por parte de Bogotá Atea y Sin Dioses para hablar de estos religiosos que han aprovechado para mendigar o extorsionar emocionalmente por diezmos.

Aquí lo dejamos. Esperamos que sea de su agrado.

 

martes, 31 de marzo de 2020

Iglesias: ¡Paguen impuestos sobre diezmos y ofrendas!


En la mañana del 30 de marzo el pastor y senador John Milton Rodríguez solicitó, por medio de su cuenta de Twitter al gobierno nacional quese incluyeran a las iglesias en el grupo a beneficiarse con las medidas económicas de emergencia en la contingencia de la pandemia de coronavirus.

Su trino y posterior entrevista radial en W Radio, causó reacciones,en su mayoría adversas, en miles de ciudadanos que recordaron que las iglesias no pagan impuestos, además de las frecuentes solicitudes de diezmos y ofrendas por parte de los pastores.

La solicitud del Senador y también pastor de la Iglesia “Misión Paz a las naciones” de Cali llegó una semana después de que circulara en redes sociales un vídeo de la pastora María Paula Arrázola en el que dice: “Así que yo te invito a que no hagas solo depósitos aquí en la Tierra, en el banco o tu cuenta de ahorros, en tu fiducia o en tu CDT, sino que abras una cuenta celestial. Y si ya la abriste que hagas depósitos. Porque el Señor va a multiplicar lo que demos para él […] Yo los invito que podamos ofrendar con alegría” continua la pastora.  Cabe aclarar que la cuenta celestial tiene un número muy terrenal al que tienen acceso los esposos Arrázola, líderes de Ríos de Vida, iglesia cristiana de Cartagena.

Causa extrañeza la declaración hecha por el pastor John Milton Rodríguez de que las iglesias no tienen dinero para pagar salarios y parafiscales a sus empleados. Rodríguez habló de “sociólogos, psicólogos” y otros profesionales. La mayoría de las cerca de 8 mil denominaciones cristianas con personería jurídica especial son iglesias de barrio, en el que hay un pastor y fundador, el que recolecta los diezmos, y muchos de los feligreses donan su tiempo para el aseo, arreglos locativos, arreglos florales, etc. De igual manera, quienes leen la Biblia o cantan, rara vez cobran por ello, sino que hace parte de su ejercicio de culto. Pocas son las obligaciones económicas, y por el contrario muchos son los ingresos.

Las iglesias y agrupaciones religiosas en general gozan de inmensos beneficios económicos que son conocidos por muchos ciudadanos. Las iglesias en Colombia no pagan impuestos nacionales ni municipales. Por ejemplo, el impuesto sobre la renta, que pagan las empresas, está exento para las organizaciones de fe. Esto según el artículo 23 del Estatuto tributario. A nivel distrital o municipal tampoco pagan el impuesto predial, ni sobretasa de impuesto ambiental. 


Montar una iglesia es un negocio sumamente redondo. Un pastor de una iglesia pequeña, o que llaman de garaje, que congregue 50 personas adultas. Podría recibir mensualmente entre tres y seis millones de pesos, según los ingresos de los feligreses. Recordemos que el diezmo que se pide es el 10% de los ingresos. Además de los diezmos, están las ofrendas y el “sembrar promesas”, que son ofrendas que se hacen para obtener un milagro o favor especial. Todos estos ingresos están libres de IVA, no hay impuesto sobre la renta, no hay que pagar impuesto predial. El templo se construye muchas veces con donativos de los feligreses, y así sucesivamente. Algunas iglesias organizan encuentros o salidas para parejas de esposos o empresarios en los que cobran la asistencia al evento. Ahora calculen como será en las iglesias más grandes que tienen transmisión por televisión, luces, sonido, batería, datafono para cobrar los diezmos, y hasta les sobra para pagar campañas políticas al Concejo y al Congreso de la República.

Las viviendas, vehículos y viajes de los pastores de las mega iglesias distan mucho de ser los de un sector que necesite ayuda del Estado. Como será de buen negocio que una humilde costurera de Chipatá, Santander, pasó en diez años de vivir en un barrio de clase media de Bogotá a ser dueña de unamansión en Weston, Florida, y comprar otras paras sus hijos. El logo de fondo azul y letras blancas de esta denominación se puede ahora encontrar en 48 países. Uno de los seis baños de su mansión vale lo de tres viviendas de interés social. Es tan rica como poderosa, al punto de tener un ejercito de fieles que logran tumbar artículos o vídeos que no le son favorables a ella o a su denominación.


Pero mientras en el sector religioso el dinero libre de impuestos abunda, en el de la ciencia y la tecnología en Colombia, por mencionar uno de varios, languidece por falta de financiación estatal. Es increíble que una ciudad del tamaño de Bogotá no cuente con un Museo de Historia Natural (como lo tienen Nueva York, Buenos Aires o Ciudad de México) mientras que hay iglesias en cada esquina de barrio. En Bogotá, para que los niños de un colegio público de puedan ir a Maloka o al Planetario, toca que la institución educativa estire su presupuesto para pagar las entradas y el alquiler de buses.
En Colombia centenas de físicos, químicos, biólogos, farmacéuticos, ingenieros y médicos si quieren hacer investigación deben irse del país porque no hay dinero para investigación, cuando los recursos estarían disponibles si se gravaran los diezmos, ofrendas, primicias y donaciones con el mismo porcentaje que se graban las ganancias en la empresa privada.

Para este año Minciencias cuenta con un exiguo presupuestode $ 392.362 millones. En el caso que las iglesias de Colombia tuvieran que declarar renta y pagaran al igual que las empresas, el 30% sobre sus ingresos brutos, las entidades religiosas tendrían que haber declarado en el año 2017 $1,6 billones sobre los $5,4 billones recaudados. De ahí podría haber dinero suficiente para la investigación y divulgación científica, sectores cenicienta en la distribución presupuestal, o para enfrenar la actual crisis de coronavirus, en momentos en que tantos ciudadanos que viven de la economía informal están en ascuas.

En un comunicado de prensa emitido por ONG ateas yhumanistas seculares, se ha hecho eco de esta indignación ciudadana frente a lapropuesta del Pastor John Milton Rodríguez y piden Gobierno Nacional y al Legislativo tres cosas: “1) Una contabilidad clara y pública a las iglesias de los diezmos y ofrendas que reciben, la forma como se invierten y el dinero que de estos llegan al patrimonio de los pastores; 2) que las megaiglesias y denominaciones más grandes y solventes paguen impuesto predial y 3) que se graven los diezmos y ofrendas a fin de obtener recursos para el sector de ciencia y tecnología.”

Es poco probable que estas últimas solicitudes las escuche este gobierno. Más aún cuando encontró en el voto amarrado de las iglesias un fortín electoral. Pero, confío que cada vez sean más los ciudadanos críticos, los votantes de opinión que empiecen a subir la voz y decir con más frecuencia y más alto ¡Iglesias paguen impuestos!


lunes, 16 de marzo de 2020

Predicadores y coronavirus


Con preocupación y asombro varios ciudadanos reportaron en la tarde del 15 de marzo que la Mega Iglesia Cristiana Avivamiento, de los pastores Ricardo y Patricia Rodríguez, mantuvieron congregaciones mayores de 500 personas, contrariando la norma sanitaria que expidió el Presidente Duque en días pasados para contener la expansión del COVID-19.

Muchos familiares de ciudadanos que allí se congregaron reportaron que los pastores les dijeron que las noticias por la pandemia era una estrategia de Satanás para que dejaran de congregarse y que al igual que los hebreos durante las diez plagas de Egipto, nada les pasaría a los creyentes.

En la página web de Avivamiento se tiene publicado un vídeo donde se lee “No dejes de congregarte”. En el vídeo por ellos publicado se ve a la pastora Patricia Rodríguez decir: “Dios está con nosotros y así como hizo Dios con el pueblo de Israel en Egipto… Mientras que en Egipto estaban pasando todas las plagas, Gocen no fue tocada. Ninguna de las plagas tocó a Gocen. Entonces sepamos también que Dios está con nosotros, seamos diligentes en tomar las medidas de prevención, y por favor no dejemos de congregarnos”.


Este mensaje es sumamente irresponsable porque como lo han señalado cientos de epidemiólogos, el mantener la movilidad de personas hace más fácil la transmisión y nos acerca a un escenario de elevados casos de golpe que colapsarían el sistema de salud. Por más que hallan separado las sillas, el estar por un par de horas en un ambiente con aire cerrado y con multitudes, expone el riesgo enormemente.

Igual de irresponsable es el mensaje del señor Gustavo Páez, autodenominado “apóstol” y cabeza de laiglesia cristiana Centro de Alabanza Oasis en Bogotá. Según este líder religioso “Este virus cometió un error y fue tocar la iglesia. Por eso, está sentenciado a extinguirse antes de 30 días. ¡Se va y no tocará a ningún hijo de Dios! Todas las Iglesias debemos estar abiertas, pues es la esperanza de la sociedad”. Como se lee en su cuenta de Twitter en texto del pasado 13 de marzo.

Los virus no comenten errores ni son entes con propósito. Son simples materiales genéticos con una envoltura que infectan células hackeándolas de manera que estas terminan construyendo más virus. En el proceso de copiado aparecen mutaciones y si estas favorecen la propagación de este permanecerán y se multiplicarán. Evolución biológica, esa que niegan en sus prédicas. Aquí el único que comete un error es el pastor Gustavo Páez por no acatar las normas de cierre de lugares de reuniones masivas.

La historia está llena de casos aleccionadores. Recientemente La iglesia de Grace River de Seongnam, a unos 20 km al sur de Seúl, debió cerrar después de que un tercio de sus 135 fieles dieran positivo al COVID-19, incluido el pastor y su esposa. Otra denominación, la Iglesia de Jesús Shincheonji, Templo del Tabernáculo del Testimonio, en la capital sur coreana, fue el principal epicentro de propagación del COVID-19 a inicios de este mes. Las estimaciones de aquel momento señalaron que el 60% de los 4.000 casos de coronavirus en Corea del Sur eran miembros de esa iglesia y se habían congregado allí.

En septiembre de 1918 llegó la gripe española a la ciudad de Zamora. En ese momento se adoptó la cuarentena por parte del inspector de sanidad. No obstante, el obispo de Zamora, el señor Antonio Álvaro Y Ballano decidió desafiar las medidas sanitarias y convocar a misas. El ensotanado predicaba que la gripe mortal era resultado de los “pecados y la ingratitud” de los católicos españoles. Fue así como el 30 de septiembre, el obispo organizó una novena en honor de san Roque, santo protector contra las epidemias. El resultado de la multitudinaria misa fue un pico en los infectados llegando a registrarse una mortalidad de hasta 200 personas al día, como sucedió el 12 de octubre de 1918.

Cuando llegó la peste negra a la ciudad italiana de Messina en 1348 hicieron una peregrinación con la imagen de la Virgen María. El acto piadoso solo sirvió para propagar más las pulgas que portaban la bacteria de la peste bubónica.

Por esto es sumamente preocupante el anuncio del alcalde de Popayán, Juan Carlos López quien haanunciado que no suspenderá las procesiones de Semana Santa.  “De forma ininterrumpida hemos tenido procesiones. Ni guerras, ni pestes, ni terremotos han evitado que la procesión salga”, dijo el mandatario el pasado 11 de marzo.

A las autoridades locales y nacionales se les recuerda que la Ley 599 de 220 establece en el artículo 368 que “El que viole medida sanitaria adoptada por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”.

Esperamos que el Gobierno Duque y el Distrital tomen las medidas pertinentes contra quienes ponen en riesgo la salud pública en esta contingencia epidemiológica.

Ahora, pasando de la indignación por el saboteo a las medidas sanitarias a un plano filosófico, hay que señalar el rotundo fracaso de las religiones frente a un desastre natural como lo es una pandemia.

Según las escrituras cristianas, en el Evangelio de Marcos dice Jesús a sus apóstoles que ellos “tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien”. En otras palabras, los convierten en milagreros y sanadores. Justo este pasaje de Marcos 16:18 lo esgrimen curadores como el evangelista guatemalteco Cash Luna para hacer sus espectáculos de “milagros”.

Pero, ¿Dónde está Cash Luna en este momento? ¿Viajó a Italia o a China a sanar a los enfermos por coronavirus? ¿Por qué no están los pastores brasileños de la Iglesia Universal relevando a médicos y enfermeros, sanando con su “aceite ungido de Israel” la “rosa de Sarón” las “piedras del “Monte Golgota” y otras supercherias que dan en sus cultos a cambio de fe, confianza y diezmos?

"Los pastores evangélicos tienen ahora una excelente
 oportunidad para probar, al mejor estilo de Marcos 16:18,
 que su dios es el verdadero, emulando al profeta Elías"
 
¿Dónde las oraciones a Jehová por los que dicen ser sus testigos para que su dios muestre su poder como el “Dios verdadero” al mejor estilo del profeta Elías que hizo descender fuego delante de los falsos profetas de Baal en el Monte Carmelo?

¿Cuándo en esta crisis hubo una novena exitosa a San Roque desde el Vaticano? En lugar de liderar oraciones milagrosas, el supuesto Vicario de Cristo está bien guardado. La Plaza de San Pedro de la Iglesia Católica luce vacía, el Santuario de Lourdes, con sus aguas milagrosas también está desierto. Las pilas de agua bendita en Europa tienen advertencia de no ser usadas para no propagar el virus, el Santuario del Señor de los Milagros de Buga ha cerrado. El megatemplo evangélico de Joel Osteen en Houston ya no tendrá cultos de milagros, púes ha cerrado. Las lecciones de los templos evangélicos de Corea del Sur están frescas aún.

Los pastores evangélicos tienen ahora una excelente oportunidad para probar que son ciertos sus poderes de sanación, al mejor estilo de Marcos 16:18, que su dios es el verdadero, emulando al profeta Elías, y que pasen a curar a todos esos enfermos donde el virus tiene muertos a diario.

Sin embargo, me temo que esto no ocurrirá. Esta oportunidad para callar a los ateos y agnósticos no la aprovecharan, y pasados unos meses su negocio de diezmos continuará, y los creyentes probablemente irán a agradecer en los templos por los éxitos que alcance la ciencia.

Por el momento, mejor que todos, creyentes o no, nos desplacemos lo menos posible en las ciudades. Bien aconseja el biólogo José Miguel Munet, “Se puede ser religioso, pero cuando hay una epidemia, mejor en casa”.