martes, 13 de octubre de 2009

La sharia llega a Indonesia

La sharia o ley islámica es la flagrante violación del laicismo. Bajo la ley islámica se castiga, hasta con la pena de muerte, muchos comportamientos que son haram, o pecado.

Los castigos aplicados bajo la sharia que son violatorios de los derechos humanos están el apedreamiento para las mujeres que cometan adulterio (para los hombres son solo latigazos), los latigazos públicos para las relaciones prematrimoniales y penas de hasta ocho años de cárcel para las relaciones homosexuales.

Estas nuevas penas estan contemplados en la nueva ley de la provincia musulmana de Aceh, en Indonesia, y fueron aprobadas el pasado 14 de septiembre, pero entrarán en vigor el 14 de octubre.

La provincia de Aceh cuenta con un mayor grado de autonomía que el resto de provincias indonesias gracias al acuerdo de paz firmado entre Yakarta y la guerrilla separatista en 2004 después de tres décadas de conflicto armado.

En Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo, se han escuchado voces contra la implementación de la sharia. Usman Hamid, coordinador de la ONG pro Derechos Humanos Kontras afirmó que "La lapidación no tiene base constitucional. Un castigo de ese tipo es cruel, inhumano y degrada el valor de la persona", para el diario Jakarta Post.

Con la puesta en práctica de estos inhumanos castigos, la provincia de Aceh se une a otras siete naciones que tienen aplicación de la sharia: Afganistán, Irán, Pakistán, Sudán, Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos, y a las regiones musulmanas del norte de Nigeria.

Esta provincia, ubicada en el extremo norte de la isla de Sumatra, fue durante mucho tiempo un sultanato, o reino musulmán, desde el siglo XII, y fue la región por la que el islam penetró en el Sudeste asiático en el siglo VIII.

La situación de Aceh es la suerte que corren aquellas regiones donde el islam llega a ser mayoritario y el clero accede al poder. En su libro "Por qué no soy musulman" de Ibn Warrq, el cual recomiendo, podemos leer:

"La ley islámica trata de legislar cada detalle de la vida personal. El individuo no es libre para pensar o decidir por si mismo; solo tiene que aceptar los fallos divinos tal como han sido infaliblemente interpretados por los doctores de la ley. En una democracia liberal no hay ni puede haber un código ético tan completo, una escala de valores que lo abarque todo.

El nivel de desarrollo cultural de una democracia se aprecia en los derechos y la posición de que gozan en ellas las mujeres y las minorías. La ley islámica niega los derechos de las mujeres y de las minorías religiosas no musulmanas...

Los musulmanes deben comprender que la democracia no es simplemente el "gobierno de las mayorías" se ha de evitar la tirania de la mayoría, y toda sociedad democrática debe guardarse de imponer sus propias convicciones a los demás"

Les dejo con una nota de CBS News sobre este particular



¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada