domingo, 15 de enero de 2012

Los islamistas son noticia en Somalia, India y Egipto

Un islamista es aquel musulmán que defiende las doctrinas del Islam, no sólo como algo religioso sino como la doctrina que debe regir la política del Estado, la economía, etc… Estos personajes han sido noticia en Somalia, India y Egipto

Islamistas bloquean entrega de ayuda alimentaria en Somalia.

Fuente: Reuters

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo el jueves que suspendió la distribución de alimentos a 1,1 millón de personas en el centro y sur de Somalia, luego de que militantes del grupo al-Shabaab bloquearan envíos en partes del país afectados por la hambruna.

Un ministro del Gobierno somalí dijo a Reuters que la suspensión podría empeorar la crisis humanitaria en un país donde 250.000 personas ya viven en condiciones de hambruna y un total de 4 millones necesita ayuda, de acuerdo a cifras de Naciones Unidas.

La agencia humanitaria independiente, una de las pocas que provee asistencia en el sector pese a las fuertes limitaciones logísticas y de seguridad, dijo que las autoridades locales habían bloqueado los envíos desde mediados de diciembre en las regiones del centro de Shabelle y Galgadud.

Los rebeldes, que son hostiles ante la intervención occidental en el anárquico país del Cuerno de Africa, prohibió a 16 agencias de ayuda, incluyendo al Programa Mundial de Alimentos de la ONU en noviembre. 

Somalia es el segundo mayor programa humanitario del CICR después de Afganistán, con un presupuesto inicial de unos 70,2 millones de francos suizos para este año. Sus programas para ayudar a los niños desnutridos y proveer asistencia médica y agua potable en otras partes de Somalia, incluyendo Mogadiscio, seguían adelante.

Islamistas indios no quieren a Salman Rushdie en festival de litaratura

Fuente: EPA

Salman Rushdie ha pasado a ocupar el foco de atención en los prolegómenos del Festival de Literatura de Jaipur tras exigir grupos islámicos que se impida su presencia en la India para participar en la cita, la mayor de su género en Asia.

La polémica ha arreciado después de que una escuela coránica india que es vivero religioso de movimientos radicales de la región, como el talibán afgano, se sumara a las protestas por la prevista llegada del autor de los "Versos Satánicos" a su país de origen.

"Hay que prohibir que ese hombre entre en la India y el gobierno carece de excusa para no hacerlo", dijo esta semana a medios locales el rector del seminario de Deoband, Abdul Qasim Naomani, quien alegó que Rushdie "hirió en el pasado los sentimientos de los musulmanes". 

El rector de la influyente escuela coránica, situada al sur de Nueva Delhi, advirtió que si hace falta llevará el caso al "primer ministro, Manmohan Singh, y a la propia Sonia Gandhi" (líder del gobernante Partido del Congreso y la persona más poderosa del país). Naomi -cuyo centro adquirió notoriedad tras el surgimiento en los noventa de los talibanes en escuelas coránicas adscritas a su corriente académica- respondía así al ministro de Justicia, Salman Khurshid, que recurrió al marco legal para rechazar la petición.

No es la primera ocasión que Salman Rushdie viaja a la India desde que el ayatola Jomeini le condenara a muerte en 1989 por los "Versos Satánicos", una obra que el fundador de la república Islámica de Irán consideraba blasfema y contraria al islam.

En los 23 años transcurridos desde entonces el escritor nacido en la India en el seno de una familia musulmana ha sufrido el acoso de grupos extremistas de todo el orbe islámico, lo que no le ha impedido que haya visitado varias veces su país natal. La última, en 2007 y también para asistir, asimismo en medio de la controversia, al Festival Literario de Jaipur.

Lo que distingue a su próxima estancia es la irrupción en la escena de la poderosa escuela de Deoband, explicó a Efe el director de la cita literaria, el autor escocés William Dalrymple, que acusó a ese centro de "ganar reputación sobre todo con prohibiciones".

"Lo más triste es que el escándalo surge de gente que habla de oídas. Rushdie escribe en inglés y la mayoría de quienes rechazan su obra no conocen ese idioma y se limitan a hacerse eco de lo que han dicho otros, que tampoco conocen ese idioma", apuntó Dalrymple.

Los musulmanes componen alrededor del 15% por ciento de la población india, un porcentaje que les convierte en la primera minoría de este país, que con 1.200 millones de habitantes es el segundo más poblado del mundo, después de China. Y también el segundo con más fieles islámicos, tras Indonesia y por delante del vecino v rival Pakistán.

El Gobierno indio prohibió en su día la distribución de "Los Versos Satánicos" en el mercado local para no soliviantar a los musulmanes, que han registrado periódicos sangrientos choques con la mayoría hindú desde le independencia del país en 1947.

El temor a otro choque entre ambas comunidades motivó, por ejemplo, la suspensión el pasado septiembre del festival literario de Jammu-Cachemira que se iba celebrar en Srinagar, la capital de ese estado, según admitieron los organizadores de ese certamen.

La cancelación se produjo después de que la prensa anunciara la participación Rushdie en el foro aunque en contraste con el estado de Rajasthan -del que Jaipur es capital y tiene mayoría hindú-, el de Jammu-Cachemira es el único de la India con mayoría musulmana. Por lo que no parece que esta vez esté en igual medida en riesgo la convivencia confesional, siempre frágil en el gigante asiático.

***
Abdul Qasim Naomani afirma que Rushdie hirió los sentimientos de los musulmanes por escribir una novela. Perfecto, no la compren, no la lean. Nadie los obliga. Pero de ahí a pedir la muerte del autor de la novela, como hicieron los ayatolás, es monstruoso. No obstante Naomani pide que el autor no entre al país porque "hirió" a los musulmanes. ¿Si esto hacen siendo una minoría en la India, que no harían si fueran la mayoría?

Islamistas barren en las primeras elecciones democráticas de Egipto

Fuente: El País

Los hermanos musulmanes y los salafistas se hacen con un 70% del Parlamento

Esta semana las primeras elecciones democráticas egipcias desde la caída de Hosni Mubarak han tocado a su fin dejando como vencedores absolutos a los partidos islamistas. Aunque aún llevará unos días conocer la configuración exacta del Congreso ya que deberá repetirse la votación de algunos distritos en los que se anuló el proceso por irregularidades, los datos oficiales hechos públicos hasta ahora permiten hacer un cálculo previo. El Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes obtendría al menos un 45% de los escaños, mientras que los ultraconservadores salafistas de Al Nur, les seguirían con un 25%, según estimaciones elaboradas por el diario oficial Al Ahram.

Ambas formaciones, por tanto, sumarían casi las tres cuartas partes del hemiciclo que deberá designar a la comisión que redacte la nueva Constitución. Pero existen dudas del papel que jugará finalmente el Congreso ante los repetidos intentos de los militares, que gobiernan desde la caída de Mubarak, de retener el poder.

¿Y usted qué piensa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada