martes, 7 de febrero de 2012

Respuesta a la columna "Ateos no tan ateos"

La siguiente es la respuesta al sacerdote jesuita Alfonso Llano Escobar a su columna "Ateos no tan ateos" publicada en el diario El Tiempo el 4 de febrero de 2012.

Señor Alfonso Llano:

Gracias por dedicarnos a los ateos una de sus columnas. Sin embargo, considero que hay unas precisiones que me gustaría hacerle, como excristiano y ateo desde hace 14 años.

Empieza usted afirmando que los ateos “negamos a Dios”, siendo este tan evidente “como el aire”. Nada más distorsionado. Para negar, primero deberían existir evidencias y estas ser desestimadas y desdeñadas. Un ejemplo de negación es lo que hizo el señor Mahmud Ahmadineyad respecto al holocausto nazi, o más cercanamente, su correligionario, el obispo Richard Williamson, respecto a la misma acción brutal.

La negación del holocausto si es una verdadera negación, porque existen fotografías, fotos, campos de concentración, testimonios de sobrevivientes y algunos verdugos capturados. Incluso, los soldados americanos obligaron a los alemanes que residían cerca del campo de Ohrdruf a enterrar las victimas judías y a limpiar el lugar.

Con dios, o los dioses, no hay tal evidencia. No hay pruebas directas e incontrovertibles de su existencia. El ateo no es un negacionista caprichoso, o que por adoctrinamiento no mira las obvias evidencias, como lo hacen los cristianos creacionistas que niegan la teoría de la evolución biológica. Los ateos se abstienen de creer en dios o dioses, de la misma manera por la que no creen en unicornios. Simplemente no hay pruebas.

La carga de la prueba recae en quien afirma algo, no en quien duda de algo. Los ateos no tenemos que probar que los dioses, las deidades, los ángeles, demonios, duendes y hadas no existen. Son ustedes, los creyentes, quienes tienen que dar pruebas de la existencia de esas estrambóticas entidades.

Y digo estrambótico porque un ser, como el dios que predica su iglesia, con todos los súper poderes: onmipresencia, omnisapiencia, omnipotencia e infinitamente amoroso, pero que jamás se aparecido a toda la humanidad que supuestamente creo a su imagen y semejanza, e indetectable por cualquier aparato humano, suena sospechoso. Extraño también que cuando se aparece lo hace a través de unos pocos elegidos, a los cuales no se les puede cuestionar, so pena de ser llamado hereje, o que hizo grandes prodigios en tiempos pretéritos –como en el relato de la apertura del Mar Rojo – pero ahora que todo el mundo lo podría constatar por la televisión y la internet, no se aparece. A grandes afirmaciones, grandes evidencias. Y en este caso se requieren de manera sólida e incontrovertible.

En la Edad Media, aquella época en que su Iglesia tenía un enorme poder, era lógico creer que sobre las nubes podría estar ese dios al cual se le rezaba. Era comprensible, ya que la Biblia narra que Jesús ascendió al cielo y “una nube lo ocultó” (Hechos 1:9). La tradición católica también afirma que la Virgen María ascendió al cielo. Si, a nuestro cielo físico. No obstante con la llegada de los telescopios y viajes espaciales no vimos, ni hemos visto una Jerusalén celestial, como la que describe Apocalipsis 21. Cosa que habría acabado con el ateísmo hace años.

Dice usted que “Dios es el fundamento de todo cuanto existe”. Demuéstrelo. Hasta ahora las fuerzas fundamentales: la interacción gravitatoria, la electromagnética, la nuclear fuerte y la nuclear débil, son el fundamento de todo cuanto existe. De esto, señor Llano, si hay pruebas, y sería muy tonto dejarlo de lado. Ahora que si el dios judeocristiano Yavhé - porque no creo que usted estuviese hablado de Ganesha o de Yemayá (deidades que actualmente se adoran)- apareciese y diese una conferencia de prensa, la cosa cambiaría.

En su columna comenta que “San Pablo, en el areópago de Atenas, dijo a los sabios atenienses: "En Dios vivimos, nos movemos y existimos". Hechos, 17,28. Y se quedaron en Babia, los muy tontos”. Quizás el despiste de los sabios griegos no fue porque no se dieron de cuenta de la obviedad de la existencia del dios predicado por Pablo. Sino que las pruebas que aportó Pablo eran las mismas que aportaban los creyentes en Zeus y Atenea. Ninguna. Quizás, muchos de esos griegos que escuchaban a Pablo recordaban a Epicuro de Samos, quien más de doscientos años atrás puso en tela de juicio los súper poderes de Dios: “Está dispuesto Dios a prevenir la maldad, pero no puede? Entonces no es omnipotente. ¿Puede hacerlo, pero no está dispuesto? Entonces es malévolo. ¿Es capaz y además está dispuesto? Entonces, ¿De dónde proviene la maldad? ¿No es él capaz ni tampoco está dispuesto? Entonces, ¿Por qué llamarlo Dios?”.

Traer a colación el versículo de Hechos no nos presenta la prueba que requieren nuestras mentes escépticas, más no tercas. Repito: El teísta al afirmar que Dios existe está obligado a demostrar esa postura. Esto se hace ofreciendo "pruebas" físicas o lógicas y tratando de llegar a una conclusión lógicamente convincente. Cuando nosotros, los ateos, les pedimos a los creyentes que presenten su evidencia, esta no es insuficiente para concluir que existe un dios, sin importar cómo se defina "dios". De paso quedaría que nos explicase que lugar físico estaría Jesús y María ahora, si el libro de los Hechos de los Apóstoles, el cual usted cita como autoridad, narra que Jesús ascendió a un cielo físico, con nubes atmosféricas. Nunca simbólicas o alegóricas.

En su columna afirma que “Negar la existencia del verdadero Dios es algo tan absurdo y tan ciego, tan imposible y suicida como negar la luz, el aire, el espacio”. Del aire hay pruebas de su existencia y su composición. Black, Priestley, Cavendish, y otros aportaron pruebas materiales de los gases que conforman el aire. Existe además el anemómetro que permite medir la velocidad del viento. Lo mismo podríamos hacer con la luz. Pero con dios no hay pruebas físicas. No hay base para tal comparación.

Argumenta en su columna que las leyes de la naturaleza son prueba de Dios. Lo que entre líneas es apelar a la necesidad de un diseñador. Pues bien, invocar a un diseñador para explicarse la belleza y elegancia de las leyes físicas no resuelve nada. Más complejo debe ser el diseñador. Y entonces ¿quien diseño al diseñador? Si se admite que nadie, porque él es omnisapiente estamos abriendo un hoyo para tapar otro. Simplemente el ateo, se queda con el Universo, que ha existido de forma natural. El ateo se queda con lo que la evidencia nos muestra que existe, con la naturaleza, que es inmensamente más asombrosa y maravillosa que cualquier cuento teológico. De resto, las tesis sobrenaturales, se aceptarán cuando los creyentes nos aporten las pruebas.

Concluye usted su carta dando un salto gigante de decir que “negar a Dios es un suicidio” a defender la tesis de que Jesús es su enviado. “Nos ha dado a su Hijo, salido de nuestra tierra y de nuestra raza, igual a nosotros en lo humano, infinitamente superior en lo divino”. He ahí que la mente debe hacer otro salto de valla, omitiendo la exigencia de evidencias, para aceptar esto último. ¿Con qué pruebas afirma usted que el predicador de Judea es el enviado de Dios? ¿Tiene usted el documento firmado por dios para probarlo? Sabemos además que usted se adhiere a la doctrina de que Jesús es parte de una divinidad trinitaria, y que tal cosa, así como la existencia de dios se hace por fe y no con razón alguna.

Muchos creyentes sin duda, dejaron de acompañarlo cuando dijo que Jesús fue “infinitamente superior en lo divino”. Judíos, musulmanes y Testigos de Jehová habrán levantado la ceja cuando leyeron tal afirmación. Y arquearon la ceja porque fueron adoctrinados para creer otra cosa sobre Jesús. Así como usted lo fue para creer que es parte de un dios trino. Desde la barrera, nosotros. los ateos, vemos estas discrepancias teológicas como indicio de la subjetividad de todas las religiones, y una oportunidad desaprovechada por dios, que de existir, debería manifestarse físicamente para aclarar su naturaleza (si es cierta la trinidad, y que es el dios verdadero), en una rueda de prensa, o algo similar.

Con razón, su líder, Benedicto XVI pedía en la misa de gallo de la navidad pasada “apearse del caballo de la razón ilustrada”. Y es que no puede ser menos. Hay que apagar el botón de “¿dónde están las pruebas?” para aceptar la creencia en una deidad infinitamente amorosa y omnisapiente, que sin embargo permite el sufrimiento, como el que el obispo Williamson niega, o para aceptar que un hombre pueda nacer de un óvulo sin fecundar con el propósito explicito de ser inmolado para que dios perdone a una especie completa, cuando podría perdonarla con simplemente decirlo.

Realmente el único suicido que veo, es el de la razón, cuando hacemos de lado el pedir evidencias. Porque una vez que abrimos la puerta a la creencia sin pruebas, cualquier dios se puede colar. Ya sea la diosa Yemayá, o el mayoritariamente adorado Yahvé, o su supuesto hijo humano endiosado.

Ferney Yesyd Rodríguez Vargas.
Colombia
Licenciado en Biología
Coeditor de Sindioses.org

19 comentarios:

  1. Excelente respuesta, es importante que de cuando en cuando alguien les muestre su lugar a los religiosos, el cual es al lado de los charlatanes y embusteros.
    Yo le recomendaria al señor Alfonso Llano Escobar que lea mas su biblia, pensar no es lo suyo.

    ResponderEliminar
  2. Todavía hay más para contestarle a este señor...
    "Dios es todo, es la existencia": Y porqué no llamarlo simplemente "todo"; "Dios es amor": y porqué no llamarlo simplemente "amor"?; "Dios es el universo (y sus leyes)": y porqué no llamarlo "universo"?; "Dios es Naturaleza": y porqué no llamarlo simplemente "Naturaleza"?...
    Y así podría seguir eternamente, por cada definición de Dios que incluye en su totalidad a algo en lo que yo creo, porque hay evidencias. Y esa es la respuesta que les doy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con vos Abby.

      Y me pregunto si el señor Alfonso Llano se animaría a debatir con un ateo como Ferney. Si lo hace, después de leer su columna me queda claro que saldría destrozado de dicho intercambio.

      Eliminar
    2. No llamaría "Dios" ni a la naturaleza, ni a la existencia ni al amor ni al todo. Porque cada uno tiene un significado particular que resulta con alguna contradicción severa como para ser sinónimo de los términos expresados.

      Eliminar
  3. Ante tamaña respuesta, no me queda más que decir: Genial!!

    Mis más sinceras felicitaciones ;)

    ResponderEliminar
  4. Muy buena respuesta. Lo que sí me preocupa es cuando el cura dice que se es suicida al ser ateo, ¿quién va a ejecutar la sentencia? Dado que dios "actúa de maneras misteriosas" se podría estar fraguando un futuro un baño de sangre, ejecutado no precisamente por al arcángel Gabriel.

    Por otra parte se nota que en ningún momento quiere ridiculizar de forma alguna al cura, pero como se critican cosas tan hilarantes, se termina dándole un toque cómico a la respuesta. Algo así como si uno describiera objetivamente el trabajo de un payaso sin decir algo gracioso, es algo imposible. Es algo que uno enfrenta cotidianamente al exponer los argumentos al momento de confesarle(¿?) a alguien que uno es ateo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un suicidio es auto ejecutado, si alguien ejecuta una sentencia no se puede hablar de suicidio, sino más bien de homicidio, lo tuyo además de poco inteligente me pareció terrorista sin sentido.

      Eliminar
  5. Si se encuentran con el señor Alfonso Llano no olviden recordarle que también él NIEGA la divinidad de Shiva, Khrisna y Visnhu así como la divinidad de Buda y el ciclo de las miles de reencarnaciones y por supuesto también niega la divinidad del más votado del pantéon: Ala cuyo profeta es Mahoma, el que odia las caricaturas.
    En síntesis: ¡Habiendose propuesto en la historia humana millares de dioses, diosas, gñomos, demonios, ángeles, elfos y demás criaturas mitológicas, lo único que nos separa de este caballero es que los ateos sumamos uno más a la lista de deidades en cuya existencia no creemos hasta que hay pruebas al respecto!

    ResponderEliminar
  6. Este tipo de inviduos son unos demagogos. Lo primero que tendría que definir este cura es lo que el llama dios, porque ni siquiera las innumerables sectas cristianas llaman dios a la misma supuesta entidad como ya comenté en una entrada de mi blog

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2010/09/hawking-religion-y-dios.html

    Incluso entre los catolicos algunos creen en un dios absolutamente personal mientras que otros hablan de un ente que puso en marcha el Universo y luego se inhibió. Es más, el actual dios al que adora como católico no sería reconocido como tal por la mayoría de los católicos que han vivido en los últimos 1000 años ya que ha sido despojado de sus facetas menos presentables. El dios de amor en el que cree, ¿es el mismo dios genocida, criminal, celoso y egomaniaco del antiguo testamento?
    Su dios católico ¿es el mismo en el que creen los homosexuales cristianos o el de los católicos africanos o haitianos influenciados por la magia o el vudu?

    ResponderEliminar
  7. Chéquense este artículo llamado "por que no soy ateo". Al sacerdote este le queda muy la parte donde el autor dice que los creeyentes sólamente usan la palabra "ateo" como un hombre de paja al que pueden atacar, y así sentirse bien consigos mismos. De esa manera el creyente tiene una buena escusa para no examinar sus creencias. creo que algunos de tus argumentos fueron muy débiles, pero no vale la pena gastar mucho tiempo en discutir con este tipo de escritos.

    http://www.skepdic.com/essays/notanatheist.html

    ResponderEliminar
  8. La respuesta que le daría el padre Llano a sus preguntas, si de verdad quisiera contestarlas, de pronto sería muy larga, pero se podría resumir en solo dos letras: FE. Ese es el sustento de toda religión. Y la promesa es la de una vida futura mejor. Y eso lo saben los mercaderes de la fe, embaucadores profesionales que a diario montan ya no lo que antes llamábamos despectivamente "iglesias de garaje" sino verdaderos emporios empresariales que explotan la esperanza de la gente para ideologizarla y de paso llenarse los bolsillos. Tiempos oscuros nos esperan con el creciente poder que están tomando estos grupos, no solo asociados al cristianismo sino a otros credos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo, faencaro, que nos esperen tiempos oscuros. La Inquisición se puso virulenta cuando se vio amenazada por las nuevas ideas (la imprenta, la ciencia, el final del orden social medieval)... y no pudo hacer nada por impedirlas. De hecho, ellas marcaron el comienzo de la decadencia de su poder político. Cuando estuvieron bien asentados en el poder se mantuvieron muy tranquilos sin nada que los amenazara. El alboroto que forman ahora los grupos ultrarreligiosos, ya sean cristianos o musulmanes, es señal inequívoca de que se sienten amenazados. Y hoy, menos que nunca pueden controlar la difusión de ideas..., aunque lo intenten. Y lo seguirán intentando, y amenazando, y hasta cometiendo atrocidades (que eso es lo suyo). Pero sus días de hegemonía ya pasaron (incluso en el mundo musulmán, más virulento porque el cuestionamiento hacia sus anacrónicas ideas es más fuerte).

      Eliminar
  9. ``“infinitamente superior en lo divino”. Judíos, musulmanes y Testigos de Jehová habrán levantado la ceja cuando leyeron tal afirmación.´´

    Estudio con los Testigos de Jehová y...MALDITA SEA! Me han leído la mente O_o
    xD
    No va en serio ¿Donde está la cámara? xD

    Interesante articulo.

    ResponderEliminar
  10. Tengo poco tiempo de que encontré esta pagina y me parece ¡Magnífica! así que aprovecho para felicitar a todos las personas que realizan este esfuerzo tan importante. Ahora bien, a los creyentes de la religión judeocritiana o se les olvidan o ignoran ciertos hechos históricos importantes de su libro sagrado, me parece poco probable que un sacerdote jesuita ignore o los pase por alto. El libro de Hechos al que cita, fue un libro escrito cerca de 200 años después del nacimiento de jesucristo, el cristianismo primitivo ya existía que por cierto es completamente Paulista. Así que el libro de hechos se escribe para darle forma y sentido a la tradición cristiana recién formada por ello es completamente cuestionable y no tiene valor histórico

    ResponderEliminar
  11. Qué desafortunado el texto que escribió el señor Alfonso Llano Escobar. He leído algunos de sus libros y siempre me deja la sensación de que se esfuerza demasiado en hacer malabares de retórica, pudiendo decir las mismas cosas con menos palabras, aunque si el interés es publicar por publicar es obvio que debe extenderse en sus discursos. Pero el texto de la columna en el periódico sí es la tapa. ¿De dónde le viene a esta persona la autoridad para criticar el ser y hacer de las personas que no opinan como él, que no destinan su vida a rendir culto al aire vacío, que no desean malgastar los pocos días de esta experiencia vital en consideraciones sobrenaturales? ¿Tiene este hombre viejo y cansado alguna prueba que pueda esgrimir para defender y sustentar lo que dice? Hablo de una prueba concreta, que pueda ser desmentida o corroborada.

    Por otro lado, atreverse a llamar soberbio a una persona como Bertrand Russell y tildarla de "tonto" es verdaderamente pasar por tonto e ignorante frente a uno de los más grandes pensadores que ha dado la humanidad, además de un permanente luchador de las causas sociales. Hace mucho murió este hombre y todavía hoy su trabajo es reconocido y estudiado en todo el mundo. Cuando muera el señor Llano Escobar, su obra será rápidamente olvidada y los anaqueles con sus libros se vaciarán para hacer espacio a otros libros más profundos, o incluso hasta revistas. Su pensamiento, afortunadamente, muy afortunadamente, no pasará de ser un asunto local, porque la forma de calificar a los demás, desde su cómoda posición del que ofrece y promete sin obligación de cumplir, no trascenderá, repito, afortunadamente. Qué fácil es descalificar desde una posición de poder como la que le confiere en su culto la calidad de sacerdote. Hay hombres más valientes y sin clerigman que tienen cosas más importantes qué decir y de quienes, afortunadamente podemos aprender más. Sólo esperemos que la vida de este hombre, éste sí muy soberbio y tonto, siga su curso normal y, como la vela, se extinga en medio del humo, uno tan vaporoso como todo lo que en vida predicó.
    Así sea.

    ResponderEliminar
  12. Que es la Verdad? quién la establece? Anunciar una Vedad única es implícitamente calificar de falsa cualesquier otra consideración que este fuera de esa "Verdad". A la luz de la propia hemeneutica ese tipo de afirmaciones de "verdades unicas" se convierte en el mayor acto negacionista. Y eso, Sí que es un suicidio existencial, incluyendo en esta "existencialidad" la espiritualidad anunciada.

    Entramos así en un silogismo en el que la Verdad absoluta se convierte en "la razón" por la que se niega la Razón y en el que "lo real" es un acto fuera de lo Real: La Idea de ese "Dios verdadero" trasciende la razón. Lo que me lleva a concluir que ese "dios verdadero" es irracional. No es que exista o no exista, como problema ontológico existe. Solo que simplemente es arracional.

    Ese "dios verdadero" escapa a su propia naturaleza no permitiendo que se le pueda explicar desde esos planos que se dice desde la Teología le son también inherentes( La Razón, La Realidad, La forma, La Sabiduría) Se niega a sí mismo: "Es" la "razón verdadera", pero no se le puede comprender con la Razón, "Es" "real" pero no se le puede percibir desde este plano de la Realidad, etc. Lo que me permite concluir que existe no existiendo. Menos que el Vacio, ya que este, cuando menos ES. Ni siquiera es nada. Lo "milagroso" es que este "no-nada", haga tanto daño al imponerse como LA VERDAD VERDADERA.

    ResponderEliminar
  13. La mentira siempre va a necesitar de mas argumentos y capacidad intelectual para poderla sostener y es muy pesada,en cambio la verdad flota por si sola....el cristianismo es solo eso una bola de mentiras que se hace mas y mas pesada con el tiempo y que llegarà en un punto que serà dificil de sostenerla....saludos a todos los que hacen posible esta pagina y todos los que dan su opinion.

    ResponderEliminar
  14. Lo que pasa con todos los religiosos es que como el mismo Llano decía al creer que dios es su suelo, no quieren dejar de creer porque se caen, están tan sujetos de estar pidiendo cosas a dios y de creer que dios les hace todos, que si se les elimina de su mente solo la palabra, como que se desequilibran y no sabrían que hacer, deberían empezar por creer mas en ellos mismos y en que todo lo que han hecho en su vida ha sido por ellos y no por una fuerza divina, y que si han recibido apoyo habrá sido de sus propios compañeros humanos y que si ese apoyo ha sido sobrenatural no descartaría que fueran extraterrestres los que lo hicieron, que es mas posible que existan que un dios como tal.

    ResponderEliminar
  15. Excelente respuesta!!! PWNED IN THA FACE :D
    Espero ahora los religiosos de este país se den cuenta que no nos vamos a quedar callados.

    ResponderEliminar