jueves, 29 de noviembre de 2012

Ateos de Bogotá protestan y peticionan reposición de libros quemados por Alejandro Ordoñez


Como comentamos en una entrada anterior, el hoy Procurador General de la Nación en Colombia, Alejandro Ordoñez Maldonado, es un ultra católico (lefbvrista) que es cuestionado por anteponer sus convicciones personales en su cargo público. En su juventud realizó una quema de libros de filosofía, literatura y educación sexual. Tal como lo narra la revista Semana:

"Y en el caso del joven Alejandro, el fervor se agudizó en el colegio San Pedro Claver, regido por jesuitas de la vieja guardia. En esa época se dio la cuestionada quema de libros y revistas en la que participó el hoy Procurador. Él ha dicho que así como muchos jóvenes tiran piedras y quiebran vidrios, él y un grupo de amigos, el día de la Virgen, decidieron también protestar a su manera."

Pues bien, la Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá decidió interponer un derecho de petición para pedir que el Procurador, que fue reelegido en su cargo por cuatro años más, reponga los libros y pida perdón por este hecho que hace mucho realizó.


Por su parte la expresión de inconformismo recibió eco en los medios de comunicación. 

Para ver reporte en Caracol Noticias dar click aquí

Y este es el audio de RCN Radio:




Así lo narró El Espectador:

"Un grupo de manifestantes se agolparon en las instalaciones de la Procuraduría General, en el centro de Bogotá, para solicitarle al jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez que pida perdón de manera pública por la quema de libros que protagonizó hace más de 30 años en la ciudad de Bucaramanga cuando era un estudiante.El representante de la Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá, Ferney Yesid Rodríguez explicó que este martes se presentará un derecho de petición para que el Procurador General reponga los libros que quemó de la biblioteca pública Gabriel Turbay, ubicada en la capital de Santander.

La acción se realiza después de conocer una columna de opinión en la cual se denunciaban los hechos y se hacía una lista de los textos incinerados, entre los cuales se encuentran una Biblia de traducción no católica, así como obras del Premio Nobel, Gabriel García Márquez.

En el recurso jurídico, el cual será firmado por varias organizaciones defensoras de los derechos de libertad de pensamiento, se indica que Ordóñez Maldonado debe reponer los libros que quemó y en un evento público presente excusas a los ciudadanos por estos hechos.

“Estas actuaciones van en contra de la libertad de expresión, por eso es necesario que presente excusas y demuestre arrepentimiento por este acto vandálico. Además tiene que asegurar que no lo va a volver a hacer”, precisó Rodríguez quien junto a un grupo de manifestantes pegaron carteleras con las portadas de los libros que habría quemado Ordóñez Maldonado.

Igualmente se le pide al Procurador General que debe demostrar que él respeta la libertad religiosa y de pensamiento, “por eso queremos que haga un llamado a la ciudadanía para que no acudan a las vías de hecho”.

Aunque no existe una lista completa de los libros quemados, el escrito periodístico permitió hacer una consideración sobre los autores entre los que se encuentran Carl Marx, René Descartes, Friedrich Nietzsche, Víctor Hugo, Marcel Proust, José María Vargas-Villa, Thomas Mann, algunas revistas de educación sexual."




Este es el Derecho de Petición que se presentó:

Bogotá, Noviembre 27 de 2012

Señor

ALEJANDRO ORDÓÑEZ MALDONADO
Procurador General de la Nación
Ciudad



REF: DERECHO DE PETICIÓN – SOLICITUD DE INFORMACIÓN


Nosotros, los aquí firmantes, haciendo uso del derecho de petición, presentamos los siguientes hechos, sustentos de esta solicitud y peticiones, así:


HECHOS:

En su juventud, el señor Alejandro Ordóñez Maldonado entró a la biblioteca pública Gabriel Turbay de la ciudad de Bucaramanga durante la celebración del Día de la Virgen y sacó varios libros y revistas de filosofía, literatura y educación sexual que no se ajustaban a sus creencias religiosas y les prendió fuego. Muchos de los libros destruidos están señalados en el Index Librorum Prohibitorum de la Iglesia a la que usted pertenece.

En recientes actuaciones, usted, ostentando el cargo de Procurador General de la Nación, ha dicho que respeta la institucionalidad del país, que, tal como está establecida en la Constitución, es pluralista y abierta al libre intercambio de ideas.


PETICIONES:

Aunque el delito de daño en propiedad pública ya prescribió, pero no la responsabilidad ética, solicitamos respetuosamente:

1. Se sirva reponer a dicha biblioteca pública un ejemplar de las obras de los autores que usted destruyó, para lo cual listamos y sugerimos las siguientes:


FILOSOFÍA:

Jean-Jacques Roousseau. El contrato social

Jean-Jacques Roousseau. Emilio, o De la Educación

Karl Marx. El Capital

René Descartes. Meditaciones metafísicas

René Descartes. El Discurso del Método

Friedrich Nietzche. La Genealogía de la Moral

Friedrich Nietzche. Así habló Zaratustra


LITERATURA: 

Gabriel García Márquez. La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada

Gustave Flaubert. Madame Bovary

Víctor Hugo. Nuestra Señora de París

Víctor Hugo. Los miserables

Thomas Mann. La Muerte en Venecia

Marcel Proust. En busca del tiempo perdido

José María Vargas Vila. Ibis


EDUCACIÓN SEXUAL: 

No tenemos registro exacto de qué obras fueron quemadas de esta temática, pero dado que una reposición requiere entregar las mismas obras, o cuando esto no fuese posible, otras más recientes y nunca de un valor inferior a la original perdida o destruida, sugerimos las siguientes:

Bello, P., Dolsto, C., y Schiffmann, A. (1986). Contracepción. Embarazo. IVE. Guía práctica. Barcelona: Laia.

Coussins, J. (1991). Hazlo bien, hazlo seguro. Barcelona: Médici.

Soriano Manuel Ángel (2012) La Juventud homosexual. Un libro de autoayuda sobre la diversidad afectiva sexual en las nuevas generaciones LGTB del siglo XXI


Otros:
Una Biblia Reina – Valera 1960 o cualquier otra de traducción u origen no católico (Puede servir una Versión del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová).


2. Se sirva en acto público:

A. Presentar excusas a los ciudadanos colombianos por atentar contra la libertad de expresión. 

B. Mostrar arrepentimiento por este acto vandálico y asegurar que esto no se volverá a repetir como garantía de que usted respeta la libertad religiosa y de pensamiento así como el carácter laico del país tal como lo ha dejado claro la jurisprudencia de la Corte Constitucional. 

C. Hacer un llamado a la ciudadanía por el respeto activo hacía quienes piensan diferente. 

D. Hacer un llamado a los colombianos y colombianas para que el vandalismo contra los bienes del Estado o de particulares no sea en cualquier circunstancia una forma de protesta.


3. Se sirva responder a cada uno de estos numerales de manera individual y diferenciada.





¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada