lunes, 24 de diciembre de 2012

De pesebres y otras historias de navidad

El pesebre o belén es una tradición que nació con San Francisco de Asís. Un personaje con alguna enfermedad neurológica que le generaba estados de trance y aparecía luego con estigmas.

Francisco realizó el primer pesebre en 1223 en Greccio, Italia. Y en este utilizó figuras de tamaño natural y añadió animales reales.

Pasarían 789 años después para que el Papa de turno, un retrógrado llamado Benedicto XVI, afirmase que en el belén no hubo buey ni mula, que la estrella de Belén era una Súper Nova, y que los reyes magos  procedían del reino de Tarsis, ubicado en Andalucía, más concretamente entre las actuales provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla. No obstante sobre el nacimiento de Jesús afirmó: "¿Es cierto que Jesús fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de santa María Virgen?. Sí, sin reservas"

La pregunta frente a las anteriores afirmaciones es ¿Y cómo lo sabe?. Realmente lo sabe y lo dijo de la misma manera que José Smith dijo las historias del mormonismo o Mahoma las del Corán. Todo está en su cabeza y carece de la más mínima evidencia.

Al otro lado del Atlántico, más concretamente en Bogotá, Colombia, se generó un gran revuelo por la realización de un "pesebre gay" en el hogar de una pareja homosexual. Se trata de un pesebre con dos San José. Muchas personas reaccionaron con un celo inquisidor pidiendo "que respetarán la religión"


Algunos mensajes (arreglando la puntuación) de los lectores de Caracol Radio dicen:

"Que vivan sus aberraciones o enfermedades como se les de la gana. Pero, que se quieran meter en una sociedad que no los quiere,ni acepta pues no. Si creen que lo que hacen es natural, los quiero ver procrear. Ahora culpan a la naturaleza y quieren exigir derechos que no deben tener socialmente. Respeten anormales."
- Fuera gays

"No se puede alterar de esa forma la realidad, es una falta de respeto a nuestras creencias religiosas. dios perdona el pecado, pero no el escándalo."
- Gladys

"...Me gustaría preguntarles a los muchachos homosexuales que hicieron el pesebre pues. ¿Cómo se llama el novio de San José? y sobre todo, ¿Quién tuvo los dolores? y ¿De dónde sacaron dos gays un hijo? y sobre todo ¿Por dónde les salio el niño?...
- Luís Fernando Arango

"Me parece excelente! ellos están en su derecho de representar la mitología cristiana como se les de la gana, total todas las religiones del mundo son una farsa orquestada por las instituciones religiosas para el control y manipulación de la gente, y perpetuar la ignorancia y el pensamiento científico, así que sin duda es de admirar estas manifestaciones de irreverencia que promueven la libertad de expresión."
- Magnotus Art

"Amor excremental. Si esto hubiera pasado en el mundo musulmán, los degenerados que hicieron eso ya estarían volando en átomos por la estratosfera, deben aprender a respetar los símbolos religiosos, nadie puede respetar a una comunidad que actúan y gesticulan de manera ridícula."
- Egroj Znilazak


Hay que ver como en el primer mensaje se pide respeto sin darlo. O como en el de Egroj se evidencia la "envidia de la sharia". Un estado en el que se deja entrever que harían los fundamentalistas cristianos de hacerse con el poder. El comentario de Gladys me parece totalmente representativo de una gran cantidad de ciudadanos que creen que las ideas religiosas deben estar inmunes de toda crítica. Esto fue algo que el clero desde hace siglos logró establecer para poder sostener lo insostenible.

Mi posición es similar a la expresada por el Magnotus Art.

Veo curioso que Arango se muestra escéptico sobre como podrían dos varones traer un niño al mundo, pero que no muestre el mismo escepticismo a que una mujer lo hiciera sin una fecundación previa. Y es que el nacimiento virginal que fue defendido con fuerza por Benedicto XVI es un dogma tan importante para la Iglesia como absurdo e ilógico. Tan grande es el dogma que es motivo para silenciar a quienes lo contradigan.

Ese es el caso del sacerdote jesuita Alfonso Llano Escobar, quien es su columna de El Tiempo afirmó no creer en la virginidad de María, lo que motivó que sus superiores le hayan prohibido escribir en este periódico. Las palabras que ocasionaron la censura fueron: "En otras palabras: María engendra al Hijo de Dios virginalmente, en sentido teológico, sin la intervención de José, tal como lo relata Mateo 1,26, por obra y gracia del Espíritu Santo. En cambio, como madre del hombre Jesús, igual a nosotros, lo engendra con un acto de amor con su legítimo esposo, José, del cual tuvo cuatro hijos varones y varias mujeres (Mt 13,53 y ss.)."

Quienes hemos tenido la oportunidad de leer, más allá de los muros intelectuales de las iglesias, sabemos que el autor del evangelio de Mateo (que no fue el apóstol Mateo) incluyó la palabra Virgen de una mala traducción del libro de Isaías. El autor de Mateo presentó a Jesús como un nuevo Moisés, y ligó a él una serie de versículos sacados de contexto para hacerlos parecer profecías sobre el nacimiento de Jesús. 

(Invitamos a leer el ensayo: ¿Por qué los ateos no creemos la historia de navidad? publicado en la página principal de Sindioses.org)

De igual manera es absurdo afirmar que la estrella de Belén es un Súper Nova. ¿De cuál su santidad? ¿Tiene algún registro de chinos, persas que registren un super nova en el año 1 de la era común?

Es curioso que un evangelio, denominado ahora El evangelio del Pseudo-Mateo (¡Como si el existente en la Biblia hubiese sido escrito por Mateo!) en el capitulo 14 se lee:

"El tercer día después del nacimiento del Señor, María salió de la gruta, y entró en el establo, y depositó al niño en el pesebre, y el buey y el asno le adoraron. Entonces se cumplió lo que había anunciado el profeta Isaías: El buey ha conocido a su dueño y el asno del pesebre a su señor" Y estos mismos animales, que tenían al niño entre ellos, lo adoraban sin cesar. entonces se cumplió lo que anunció Habacuc: "Te manifestarás entre dos animales" Y José y María permanecieron en este sitio con el niño durante tres días."

Este evangelio, y otros más no terminaron haciendo parte de la Biblia y se denominaron apócrifos. Uno esperaría que la razón de la selección de los cuatro actuales fuese inteligente. Pues no. Uno de los criterios para escoger cuatro evangelios es que "cuatro son los vientos que soplan sobre la Tierra y cuatro son los ángulos de esta".  Con argumentos así de sesudos está fundamentado el cristianismo.

Donde si hubo belén o pesebre fue en Santa Mónica, California, pero allí la Fundación por la Libertad de la Religión (FFRF, en inglés) demandó para que se retirara el pesebre de un espacio público porque esto atentaba contra la laicidad del Estado. Al final el pesebre fue retirado y fue hecho en un parque privado.

Hablando de pesebres particulares tenemos los de Cataluña en Europa, que tienen un personaje particular: El Caganer. Este personaje es un campesino vestido con traje tradicional catalán con los pantalones abajo y desocupando su recto. Algunas veces se pone a un político o personaje famoso en la misma tarea. He aquí Benedito XVI como caganer.

Bien podría Benedicto ser un personaje propio del belen por sus "cagadas". Pero no propiamente por haber sacado a la mula y al buey del nacimiento, sino por sus recientes declaraciones en las que afirma que el matrimonio igualitario, la eutanasia y el aborto constituyen graves amenazas para la paz mundial. 

"La unión de personas del mismo sexo es un delito contra la verdad humana, contra la justicia y contra la paz".

"Tampoco es justo codificar de manera subrepticia falsos derechos o libertades, que, basados en una visión reductiva y relativista del ser humano, y mediante el uso hábil de expresiones ambiguas encaminadas a favorecer un pretendido derecho al aborto y a la eutanasia, amenazan el derecho fundamental a la vida"


Y mientras estas retrógradas y reaccionarias palabras eran dichas en el Vaticano, en los Estados Unidos el evangelista Pat Robertson calificaba a los ateos de miserables y de odiar a dios:

“A los ateos no les gusta nuestra felicidad, no quieren que seamos felices, quieren que estés triste. Ellos son miserables y quieren que seas miserable, por lo que quieren robarse las fiestas y llevarlas lejos de ti... Las personas que son ateas, odian a Dios, odian la expresión de Dios, y ellos están enojados con el mundo, enojados consigo mismos, enojados con la sociedad y lo llevan a cabo en las personas inocentes que están adorando a Dios”

No entiendo cómo se puede odiar a un ser que no existe. es similar como decir que odiamos los centauros o las hadas. Quizás lo que si odiamos todos los ateos son personajes que basados en su religión discriminan y desean imponer su moral y doctrina, tal como lo hacen Benedicto XVI, Pat Robertson o de ciudadanos corrientes como Egroj Znilazak.


Y tal como lo dice la campaña de American Atheist: 

¡Mantén el festejo, rechaza el mito!

Sindioses.org les desea felicidades con sus familiares y amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada