miércoles, 10 de julio de 2013

Apareció "Jesucristo hombre" muy transformado

Después de un año sin manifestarse en público, y pasada la fecha del pronosticado el fin del mundo, el líder José Luís de Jesús Miranda ha aparecido de nuevo.

En el 2012 el líder religioso afirmó: “Háblale a tu cuerpo: pronto te vistes de inmortalidad. Háblale ahí. Percibo que mi cuerpo, que es el primero, se transforma,. Pronto viene esa transformación. Entramos en los cuerpos gloriosos… vamos a ser transformados. Es promesa de Dios en el nuevo pacto. Ya viene llegando. Después no digas que no te lo dije”

Miranda, quien se autodenomina "Jesucristo hombre" afirmó que la transformación traería cuerpos inmortales y radioactivos, la capacidad de traspasar paredes y la destrucción de la Iglesia Católica y todos los infieles el pasado 30 de junio de 2012. El grupo religioso alcanzó notoriedad en los medios por la costumbre de hacer tatuar el número 666 entre sus feligreses.

El líder de "Creciendo en Gracia" apareció notablemente demacrado, y algunos medios puertoriqueños han sugerido que pueda tener cáncer. Nada parecido a la inmortalidad que predicó "Jesucristo hombre".


Los más curioso es que los lugares de culto de la iglesia siguen funcionando y los fieles se siguen congregando. Al parecer, y tal como ocurrió con los fallos proféticos que en el pasado tuvieron los testigos de Jehová y los milleristas (que darían origen a los adventistas), el fallo de una profecía no es tan fuerte como la fe ciega.  Miranda nunca dio en su mensaje una explicación de porque sus profecías, que incluían un megaterremoto, no se cumplieron. Sus hijas le llamaron "dios" y al terminar hicieron su saludo característico de llevar dos dedos a la frente. "Muy bendecidos", fue la manera como Miranda y su hija se dirigió a los feligreses. "Muy engañados" diría yo.


He aquí el vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada