sábado, 31 de agosto de 2013

El concubinato de Rusia con la Iglesia Ortodoxa

En el 2013 Rusia cumple 1025 años de haber sido cristianizada. Este aniversario fue aprovechado por Moscú para afirmar los vínculos con Ucrania y Bielorrusia, los otros dos países eslavos que formaron parte de la antigua URSS.

El gobierno de Vladimir Putín aprovechó para hacer un gran festejo que iniciaron en Moscú, pasaron por Kiev y finalizaron en Minsk. En ellos se conmemoró la conversión al cristianismo (en el año 988) del príncipe Vladímir de Kiev, la capital ucraniana y la ciudad que está en el origen histórico de la Rusia Ortodoxa.

En la capital rusa se celebraron fastuosas ceremonias litúrgicas dirigidas por el patriarca Kirill o Ciorilo I a más de 200.000 fieles, según los organizadores. Los asistentes desfilaron frente a las reliquias de San Andrés, traídas especialmente desde Grecia a la catedral de Cristo Salvador, un templo destruido por orden de Stalin en los años treinta del siglo XX y reconstruido en la década de los noventa. Fue precisamente en el altar de este templo donde el grupo musical “Pussy Riot” se manifestó contra Vladimir Putin lo que les llevó a ser condenadas a dos años de cárcel por vandalismo, mientras la iglesia afirmaba que habían cometido un acto blasfemo. El acto de Pussy Riot fue castigado con dos años de cárcel.

La Iglesia aumenta su poder

Con la llegada de Cirilo I o Kirill a la jerarquía de la Ortodoxia Rusa a finales de 2008, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la confesión religiosa mayoritaria del país (y la segunda confesión cristiana del mundo después de la Iglesia Católica) ha ganado gran poder político y social, y ha mostrado una gran empeño en recuperar el tiempo perdido tras la supresión soviética.

Para Putin la Iglesia Ortodoxa Rusa es un instrumento de poder. Putin desea reintegrar el espacio postsoviético en política internacional e incrementar la cohesión social en política interior. Para esto la religión es esencial. En un documental presentado por la televisión rusa, el presidente ruso afirmó haber sido bautizado por su madre a escondidas de su padre, que era miembro del partido comunista. La clara violación del laicismo quedó manifiesta con la declaración de Putin: "La Iglesia es el socio natural del estado".

Cuando el grupo Pussy Riot hizo su canción punk de protesta contra Putin en la Catedral de Cristo Salvador el Patriarca Cirilo afirmó que "No tendremos futuro si se profanan estos templos sagrados, si esta profanación es vista como una virtud, o si se entiende como una acción apropiada o un chiste inofensivo". Así la Iglesia se ha puesto en contra de la libertad de expresión.

El poder que ha obtenido la Iglesia se ha traducido en una verdadera campaña conservadora en contra de las libertades de las mujeres, una abierta homofobia y coartar toda crítica a la iglesia. Cirilo I defendió en abril su visión del papel de la mujer con las siguientes palabras: “El hombre tiene actividad en el exterior, debe trabajar, ganar dinero, mientras que la mujer debe ocuparse del interior, donde están sus hijos.”

La ley de defensa de los sentimientos religiosos
Por Rusia Hoy

Tan sólo cinco semanas después de que las cantantes del grupo Pussy Riot fueran sentenciadas a dos años de cárcel por haber cantado la canción "Madre de dios, líbranos de Putin" en la catedral del Cristo Salvador de Moscú, en la Cámara Baja del parlamento ruso se propuso un proyecto de ley apoyado por todas las facciones de la Duma sobre ofensas a los sentimientos religiosos. El pasado 21 de mayo de 2013 tres cuartas partes de la Duma aprobaron el proyecto en segunda lectura. 

Plantón en Rusia  para proteger a la Iglesia 
Ortodoxa Rusa de blasfemias y sacrilegios.


Tras una serie de críticas durante los pasados ocho meses, los legisladores han reducido la pena máxima de cinco a tres años por "actos públicos que expresen una evidente falta de respeto hacia la sociedad" cometidos, por ejemplo, en una iglesia o mezquita y que tengan como "objetivo ofender los sentimientos religiosos de los creyentes". La máxima sanción económica será de 500.000 rublos (unos 16.000 dólares). La ley también estipula trabajos correccionales, forzados y obligatorios.

Según una encuesta de la Fundación 'Opinión Pública', el 17% de los rusos opinan que la ley sobre la defensa de los sentimientos religiosos va en contra de los derechos de los ateos, mientras que un 45% opina lo contrario.

La ley contra "la propaganda homosexual"

El 21 de julio del 2013 el Patriarca Cirilo I afirmó en su sermón que el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, cada vez más extendido, es “un signo del apocalipsis” que demuestra que la humanidad parece haber escogido "la vía de la autodestrucción”. El líder de la iglesia ortodoxa rusa criticó a los países que han abierto el matrimonio civil a las parejas del mismo sexo. Cirilo I mostró su total aprobación a la ley de prohibición de la "propaganda homosexual" que no es más que una ley que prohíbe informar a las personas sobre la orientación homosexual, luchar contra la homofobia  y hacer cualquier tipo de activismo político por ampliación de derechos civiles.

Centro de lucha contra el extremismo ateo.

Mitin para proteger a la Iglesia Ortodoxa Rusa de
blasfemia y sacrilegio en la Plaza Suvórov en Moscú.
No contentos con la ley de defensa de los sentimientos religiosos, que no es más que una ley mordaza contra cualquier crítica a la Iglesia, se ha creado un centro que busca combatir el ateísmo, ya que según ellos el ateísmo es financiado desde el extranjero.

El grupo de activistas conectados con la Iglesia Ortodoxa Rusa crearán el centro con la excusa de:
… incidentes en los que ciertas personas protestaron contra la construcción de nuevas iglesias, “creando una psicosis artificial y alimentando la histeria por medio de la intimidación…”

Si protestar contra la construcción de una iglesia les parece extremismo, y decir algo contra la religión es motivo de prisión, podemos decir que Rusia está en total concubinato con la religión. Malos tiempos para el pensamiento racional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada