viernes, 9 de mayo de 2014

Estadounidenses renuentes a aceptar la evolución y el calentamiento global

Un nuevo sondeo muestra que los estadounidenses aceptan solo algunas conclusiones de la ciencia, siendo la evolución biológica, el Big Bang y el calentamiento global las ideas científicas menos aceptadas.

Noticia de CBS News
Redacción Michael Roppolo
Comentarios a las imágenes añadidas en este blog.

El estudio realizado por Associated Press-GfK. mostró que los estadounidenses tienen pocas dudas sobre la evidencia científica de que fumar puede causar cáncer. Sin embargo, una porción más grande de los estadounidenses todavía pone en duda algunos de los conceptos básicos de la ciencia moderna.

En la encuesta, con una muestra representativa de 1.012 adultos estadounidenses de 18 años o más, se pidió a los encuestados que calificaran su confianza en varias declaraciones acerca de la ciencia. 

Sorprendentemente la encuesta reveló que en general, los estadounidenses muestran más escepticismo que confianza en el concepto científico de que un Big Bang fue el evento que dio origen al universo hace 13,8 mil millones años. También hay un rechazo sobre la edad de la Tierra y el calentamiento global.

La declaración científica más ampliamente aceptada es que fumar causa cáncer, con una aceptación de 82% de los encuestados que se manifestaron muy seguros de esta afirmación. 


Casi cuatro de cada diez personas en la encuesta dijeron que no estaban seguros que la temperatura media del mundo está aumentando, o que la vida en la Tierra evolucionó mediante el proceso de la selección natural, y cerca de un tercio dudaban de que la Tierra tuviese 4,5 mil millones de años. 

Sin embargo , cuando se trató de la gran explosión, la mayoría - 51 por ciento - no confía en la evidencia científica.

"Es enormemente preocupante que la ciencia, que es nuestro medio más poderosos para hacerse una idea de mundo, una idea de la verdad, tenga tan poca confianza entre tanta gente", dijo a CBS News Brian Greene, profesor de física y matemáticas en la Universidad de Columbia.

Greene, quien es cofundador del Festival Mundial de la Ciencia y el Mundial de la Ciencia U. para ayudar a educar y motivar al público sobre la ciencia, dice la comprensión de las ideas científicas no es sólo un asunto académico, es esencial para una democracia vital. "Temas como el cambio climático, la nanociencia o los alimentos modificados genéticamente - me refiero a todas estas cuestiones, y otras mil, son científicas en su núcleo" afirmó.

Papel de la política y la religión

Los valores políticos y religiosos juegan un papel importante en la creencia de una persona en la ciencia, señaló AP. Los demócratas fueron más propensos que los republicanos a expresar su confianza en la evolución, el Big Bang, la edad de la Tierra y el cambio climático. De acuerdo a la encuesta a medida que la fe en un ser supremo aumenta, la confianza en el Big Bang, el cambio climático y la edad de la Tierra decrecen.

La aceptación de la evolución por selección natural alcanzó una aceptación plena
de solo el 21% de los adultos estadounidenses en 2014
"Cuando usted está poniendo los hechos en contra de la fe, los hechos no pueden argumentar en contra de la fe", dijo el ganador del Premio Nobel 2012 profesor de bioquímica Robert Lefkowitz, de la Universidad de Duke. "Tiene sentido ahora que la ciencia no ha hecho progreso alguno [en la opinión pública] porque la fe no es puesta a prueba."

Daniel Willingham, un profesor de psicología en la Universidad de Virginia, dijo a CBS News que las visiones del mundo de las personas y las relaciones sociales influyen en lo que creen. La gente no entiende que los científicos producen información "que debe ser creída", pero hay otras motivaciones , como las normas sociales o el miedo a lo desconocido , que pueden afectar a sus puntos de vista .

"Ellos creen por razones sociales - ha sido el mantenimiento de sus relaciones con la gente, la aceptación de ciertas creencias es parte de eso", dijo Willingham a CBS News. "Cuando estás discutiendo con alguien, nadie dice: "No, yo no voy a creer que porque es demasiado aterrador para creerlo"  o que van a darte razones racionales...  [Es] muy difícil persuadir a alguien cuando esa es su motivación".

Un 51% de los estadounidenses no aceptan la evidencia consmológica y física
que establece que el Universo inició hace 13,8 millones de años con el Big Bang.
Las personas que toman la palabra de la Biblia literalmente, tienen aún menos probabilidades de creer en la evolución, la edad de la Tierra o el Big Bang. Pero Francisco Ayala, ex sacerdote y profesor de biología, filosofía y lógica en la Universidad de California en Irvine, señaló que estos tres conceptos científicos pueden ser compatibles con la creencia en Dios.

Willingham dice que algunos hallazgos científicos - como que fumar causa cáncer - no cuestionan las creencias religiosas , pero cuando la ciencia parece contradecir directamente su fe - como la evolución contra el creacionismo - es más probable que la gente resulte molesta.

Andrew Shtulman, profesor de psicología en la Universidad Occidental dice que algunas personas pueden no creer en la ciencia, ya que esta se basa en la evidencia que no experimentan en su vida cotidiana.

"Todo el mundo saca conclusiones sobre el mundo alrededor de ellos - los científicos y los no científicos por igual - pero los  no científicos basan esas conclusiones en pruebas mucho más débiles: una sola observación, una corazonada, de oídas de los demás" dijo Shtulman a CBS News por correo electrónico. "Cuando esas conclusiones contradicen las conclusiones de la ciencia, es difícil reconocer que se apoyan en argumentos mucho más endebles."

Más de la mitad de estadounidenses, 54% considera que debe haber un
 diseñador para explicar la complejidad del Universo.
Solo un 23% rechazó esa idea.
Los resultados de la encuesta son preocupantes para algunos científicos, que dicen que destaca "el triángulo de hierro de la ciencia, la religión y la política", según Anthony Leiserowitz, director del Proyecto de Yale sobre Comunicación para el Cambio Climático.

Las campañas de grupos de interés sobre la negación del cambio climático parecen haber dado resultado en Estados Unidos. Solo un 333% de los adultos estadounidenses aceptan que la temperatura media del planeta está aumentando por causa de gases de efecto invernadero emitidos por los humanos. Esta creencia es más común entre republicanos y evangélicos.
"La ignorancia de la ciencia es generalizada en nuestra sociedad, y estas actitudes se refuerzan cuando algunos de nuestros líderes son abiertamente antagónicos a los hechos establecidos", dijo el Premio Nobel en Medicina 2013 Randy Schekman de la Universidad de California en Berkeley.





La ignorancia puede ser peligrosa

La ignorancia de la ciencia también podría llegar a ser peligrosa para los Estados Unidos, así como señala Willingham sobre la renuencia de los padres con respecto a que las vacunas puede dañar a los demás mediante la difusión de la enfermedad. La ciencia no tiene la intención de dictar la política, dice. Más bien, se utiliza para decir a los demás el estado del mundo.


El movimiento antivacunas es peligroso no solo para la
aceptación de la ciencia, sino para la nación en general.
Un 18% de estadounidenses manifiesta no estar de acuerdo
con la vacunación en 2014.
Los grupos de interés - políticos, empresariales y religiosos - también pueden desempeñar un papel en las creencias científicas de la opinión pública, con las campañas que se libran contra las vacunas, el cambio climático y la evolución, según Lefkowitz de la Universidad de Duke. Leiserowitz de la Universidad de Yale estuvo de acuerdo con lo anterior, pero añadió que a veces la ciencia gana en contra incluso de la oposición más bien financiada y en voz alta.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada