jueves, 24 de julio de 2014

Accidente del vuelo MH17 fue castigo de Dios: Iglesia Bautista Westboro

La Iglesia Bautista Westboro de conocidas convicciones y acciones homofóbicas ha dado a conocer en la red social de Twitter que el desastre del vuelo 17 de Malasyan Airlines es resultado de un castigo de su dios ya que allí iban científicos que buscaban detener el SIDA, que según ellos es el castigo de su divinidad para los rebeldes y homosexuales.

Después que el vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado en el este de Ucrania, al parecer por un misil disparado por los rebeldes pro-rusos, la Iglesia Bautista Westboro celebró en Twitter la tragedia, afirmando que el ataque era un castigo del dios de la biblia.

La Iglesia comenzó a usar los hashtags #godisyourenemy y #godisyourterrorist, donde comentó que el vuelo derribado tenía en su interior científicos investigadores del SIDA que iban a participar en la 20 Conferencia Internacional sobre VIH en Australia. 

Algunos especialistas, como Trevor Stratton, un experto canadiense en el virus, comentó que los científicos fallecidos se acercaron mucho a la creación de la vacuna contra la enfermedad. Además, no descarta que la cura del sida estuviera a bordo del avión. “Hay unos estudios muy prometedores que se llevan a cabo desde hace mucho tiempo, y ahora estamos a punto de crear una vacuna,así que podemos hablar del fin de la epidemia del sida en un futuro cercano”, indica el científico.

Uno de los expertos que murió fue el médico Joep Lange. Lange fue director de 2002 a 2004 la Sociedad internacional sobre el sida, y llevaba treinta años investigando la enfermedad. Dentro de los logros de Lange se encuentra el de haber descubierto mejores resultados en la terapia combinada para tratar el VIH. Su más reciente investigación demostró la eficacia de dos medicamentos inhibidores de transcriptasa inversa del virus del VIH en el tratamiento de la infección por este virus. Estos medicamentos son la neviparina y el efavirenz.

“Estas personas eran las mejores y las más brillantes, dedicaron toda su carrera a la lucha contra este terrible virus”, indica Clive Aspin, un investigador de Australia.
Pero, la iglesia respondió a los científicos: “¡No hay cura para la maldición de Dios!” y “Solo una cura = dejar de pecar. #Arrepentíos”.

En otro post, que se encuentra al inicio de esta entrada, la Iglesia Bautista Westboro twitteó: “#MH17 Cerca de 100 pasajeros eran científicos del SIDA. Fueron destruidos por tratar de detener la maldición de Dios sobre los rebeldes”. Junto al mensaje fanático se presenta una fotografía donde un creyente sostiene un cartel en el que se puede leer: "A los derechos gays: SIDA e infierno".

Lo curioso es que un dios todopoderoso no detuvo a los investigadores con rayos selectivos, sino tuvo que utilizar un método en el que se llevó además a decenas de otras personas. 

Definitivamente para destilar odio e ignorancia la religión es un método altamente efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada