miércoles, 17 de septiembre de 2014

Iglesia Católica celebra a su inquisidor

"Hoy se celebra a San Roberto Belarmino, defensor de la Iglesia". Así titula el sitio católico Aci Prensa, la celebración del inquisidor Roberto Belarmino, quien procesó a Galileo Galilei y a Giordano Bruno.

Aci Prensa hace mención del caso de Galileo y dice que el inquisidor jesuita le pidió a Galileo que mencionará sus explicaciones como hipótesis y no como teorías, y deja entre ver que la culpa fue de Galileo por no hacerle caso (¡Que tal esto!):

"San Roberto era amigo de Galileo Galilei, a quien dedicó uno de sus libros. En 1616, se le confió la misión de amonestar al gran astrónomo; pero en su amonestación, que Galileo tomó muy bien, se limitó a rogarle que propusiese simplemente como hipótesis las teorías que no estaban todavía probadas. Galileo, sin renunciar a sus investigaciones, habría ganado mucho si se hubiese atenido a ese consejo."

¡Claro! La culpa fue de Galileo por no doblegarse ante la Iglesia. Lo mismo podrían decir de Bruno: "¡Pero Belarmino le dio la oportunidad de retractase, y por más que le dio vueltas al potro, no quiso dejar su herejía. Había ganado mucho si se hubiese atenido a ese consejo!."

¿Por qué no lo había visto así? ¡La culpa es de los rebeldes que no aceptan los dictamines de la Santa Madre iglesia!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada