domingo, 16 de noviembre de 2014

Mormones admiten poligamia de su profeta fundador

El mormonismo, religión conocida oficialmente como "Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días" ha admitido de manera oficial que el presunto profeta, el señor José Smith tuvo entre 30 y 40 mujeres. Una de ellas una menor de edad.

Según un ensayo publicado por la iglesia mormona en su página web Smith llegó a tener 40 esposas, que iban desde una adolescente de 14 años hasta una señora de 56, con lo que infringió la prohibición en Estados Unidos de practicar al poligamia.

En su texto la IJSUD afirma que "Tras una revelación en que se le pidió practicar el matrimonio plural Joseph Smith se casó con múltiples mujeres e introdujo esta práctica a sus asociados". "El matrimonio plural ponía a prueba la fe y provocó controversia y oposición".

El artículo sostiene que inicialmente unos pocos mormones pusieron en práctica la poligamia, mientras que otros, tras vivir "poderosas experiencias espirituales", pudieron tener el "coraje" de seguir la nueva doctrina y casarse con varias mujeres.

Un ángel que solo vio Smith

Joseph Smith y el ángel en caricatura de South Park.
"Cuando Dios manda cumplir una tarea difícil, a veces envía mensajeros adicionales para animar a su gente a obedecerlo", explica el texto mormón, que añade: "En consonancia con este modelo, Joseph dijo a sus asociados (otros mormones) que en los momentos en que sintió que no quería tirar adelante con el matrimonio plural, un ángel se le apareció tres veces entre 1834 y 1842 para mandarle que procediera con éste".

Cabe recordar que el ángel que aparece solo al profeta fue el recurso que esgrimió Smith para presentar el Libro de Mormón, escritura sagrada del mormonismo, y que narra la historia de un grupo de hebreos en América, jamás corroborada por la arqueología o la genética.


¿Historia oculta?

En la historia de la poligamia en el mormonismo hay un nombre poco conocido: Fanny Alger, una chica. Alger llegó a vivir de 16 años en la casa de José Smith y su esposa Emma Smith, y colaboró como empleada doméstica. Cuando Alger llegó a la casa de los Smith el matrimonio ya tenía un par de hijos gemelos. Según una versión, no aceptada por la iglesia mormona, el presunto profeta  tuvo una relación extramatrimonial con Alger. Esta relación fue descubierta por Oliver Cowdery, un personaje que supuestamente vio las planchas de oro entregadas a Smith escritas en "egipcio reformado" que contienen el Libro de Mormón.

En 1838 Oliver Cowdery es excomulgado (también lo es el otro testigo de las planchas de oro, David Whitmer), por intentar destruir la reputación del profeta.

La iglesia defiende que José Smith tenía conocimiento y autorización divina para tener matrimonios múltiples desde 1821. Lo cuál lleva a preguntarse ¿por qué el profeta tiene su segunda esposa a escondidas de su primera esposa, de los ancianos de la iglesia y es justo una menor de edad que vive en su casa como empleada doméstica? ¿Por qué justo después de ser cuestionado por ello llega el recurso de la aparición del ángel como explicación?

La iglesia mormona termina asu su texto reciente: "Un testigo espiritual de su veracidad (el ángel) permitió a Joseph Smith y a otros fieles aceptar este principio (de la poligamia). A pesar de lo difícil que fue, la introducción del matrimonio plural aumentó la semilla hacia Dios. Un número significativo de miembros actuales descienden de fieles que practicaron el matrimonio plural".

Ahora que los lideres del mormonismo han admitido que José Smith, su profeta fundador, tuvo 40 esposas y que una de ellas tenía 14 años, sería muy útil que otras iglesias dieran pasos a admitir verdades incómodas. Bien podrían los adventistas empezar a admitir que Elena G. de White fue una plagiadora y no una escritora destacada; los testigos de Jehová podrán empezar a admitir que su cuerpo gobernante a cometido errores en pronosticar el armagedón; los católicos podrán admitir que el trapo de Turín es un engaño, que la selección de los evangelios canónicos un arreglo humano y que el Jesús de los evangelios es un invento.

¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada