sábado, 14 de febrero de 2015

Maestra de colegio hizo bullying a niña por ser atea

Una niña de primaria y su hermana fueron objeto de discriminación por parte de algunas de sus maestras cuando el padre de las menores pidió que no las pusieran a rezar y que las eximieran de la clase de religión en la que se les estaba adoctrinando para ser católicas romanas.

Esto ocurrió en el Colegio Distrital Gabriel Betancourt Mejía, en Bogotá, Colombia. La historia se remonta a agosto del 2014 cuando el padre de las menores encontró a la docente Luz Helena Muñoz, profesora de Lorena, de grado segundo de primaria-, quien iniciaba las clases, formando a los niños y poniéndolos a rezar. La profesora Muñoz enseñaba la clase de religión orientada al adoctrinamiento católico. 

El padre solicitó que no pusieran a la niña de rodillas a la salida de clases, algo habitual por parte de la docente del colegio publico. Pero la respuesta fue el hostigamiento de la maestra hacía la menor. Se le pusieron "caritas tristes" y se le hizo firmar en el observador del alumno que a ella si le gustaba la clase de religión. En otras ocasiones la maestra le recordaba que si no pasaba religión no aprobaría el año escolar. El padre reporta que la niña lloraba y le comentaba que por este motivo la profesora la gritaba y humillaba hasta hacerla llorar frente a sus compañeros de clases.

La práctica en la primaria del colegio Gabriel Betancourt de hacer arrodillar a las niñas es impulsada por las docentes Luz Helena Muñoz, Stella Ávila Marín y Jenny Slendy Ramírez quienes hacen que todos los menores de edad bajo su cargo tengan que esperaban a sus padres a la hora de la salida en posición de rodillas. 

El rector autorizó el cambio de salón de la niña, pero quedó en el salón de la docente Ávila Marín, y el hostigamiento continúo. Al parecer las docentes se sintieron desautorizadas por el rector, el señor Dumer Pedraza, quien pidió al padre seguir velando para que no se adoctrinara a las niñas.

Ante el acoso psicológico el padre decidió retirar a las niñas, ya que en el caso de la menor de primaría, se sentía especialmente mal, ya que los infantes establecen una relación cariñosa con sus docentes a quienes ven todos los días y el rechazo de las docentes Luz Helena Muñoz y Stella Marín fue devastador para la menor.

Ahora la tutela está en un juzgado en Bogotá y el padre de las menores está representado por el abogado Germán Humberto Rincón Perfetti, tras la no respuesta de derechos de petición por parte del colegio distrital y la Secretaría de Educación Distrital.

Infortunadamente en muchos lugares de Colombia y Latinoamérica se sigue reportando que la clase de religión se sigue usando para adoctrinar en el catolicismo, o al menos en el cristianismo.



En Bucaramanga piden no clase de religión

Sin salir de Colombia, se presentó otro caso en el que un alumno pide ser eximido de la clase de religión porque no quiere ser adoctrinado en el catolicismo. Esto lo hizo por medio de un derecho de petición al Colegio Técnico Superior Dámaso Zapata. 

Según reporta el diario Vanguardia Liberal, la secretaria de Educación de Bucaramanga , Carolina Rojas, declaró que no se puede utilizar la clase de religión para catequizar o priviligiar a un credo sobre otro: “Por ejemplo, no pueden instar al alumno a realizar una oración específica, ni mucho menos discriminarlo por ser de ‘x’ o ‘y’ filosofía religiosa”, precisó.

“La voluntad de no recibir determinada enseñanza religiosa o moral podrá ser manifestada en el acto de matrícula por el alumno, por los propios padres o los encargados del cuidado del menor”, aseveró Rojas.


“Todos los planteles oficiales deben ofrecer educación religiosa y moral a los educandos de acuerdo con la enseñanza de la religión a la que pertenecen, sin perjuicio de su derecho de no ser obligados a recibirla, caso en el cual deben ofrecer un programa alternativo, el cual deberá estar previsto en el PEI”.


No obstante, señaló que si lo que se imparte es una clase en donde la religión es vista como parte de la historia o de la cultura, no procede el Derecho de Petición.

“Por ejemplo, en el plantel se pueden presentar todas las religiones, sus historias y representantes”.

La religión volvió a ser obligatoria en los colegios públicos por un decreto del presidente Álvaro Uribe Vélez, logrando agradar al episcopado colombiano y a las iglesias evangélicas y pentecostales que lo ayudaron en sus elecciones. No obstante fallos de la Corte Constitucional han declarado que Colombia es un Estado Laico. Esto último debería a que la asignatura de religión fuera quitada. Una buena opción es reemplazar esta por Competencias ciudadanas. 

¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada