lunes, 16 de marzo de 2015

Iglesia "pare de sufrir" se hace multimillonaria y alista ejército propio

"Sal de este cuerpo" dice Edir Macedo mientras sustrae el dinero de sus fieles.
La Iglesia Universal del Reino de Dios, conocida mejor por su lema "Pare de sufrir" ha hecho noticia por dos hechos de gran relevancia. Su fundador, Edir Macedo, es ahora una de los multimillonarios de la lista Forbes y alista un ejército civil llamado "Gladiadores del altar" que ha levantado muchas sospechas en Brasil.

Desde modestos inicios

En l977 Edir Macedo, junto con unos amigos abrió una iglesia de local en un barrio pobre de Río de Janeiro. Se declaró 'Obispo' de la nueva iglesia a la que denominó Iglesia Universal del Reino de Dios. Inicialmente fue una iglesia de garaje más, pero su suerte cambió cuando una feligrés vendió un inmueble y le donó el dinero. Con eso compró 10 minutos por día en la radio Río Metropolitana, luego vino la televisión y su éxito económico desde entonces no ha tenido freno. Ya en el 2014 la Iglesia Universal inauguraba en Sao Paulo una réplica del templo de Salomón que llegó a costar 200 millones de reales (112,9 millones de dólares al cambio de la época). El poderío de Macedo es tal que tuvo a la presidenta Dilam Roussef en la inauguración de su despampanante templo.

Ya en el 2015 la revista Forbes lo ubicó en el lugar 1.465 de los millonarios mundiales, con una fortuna estimada $ 1100 millones de dólares que incluyen la Red Record con canales de TV y el conglomerado de radio.

En enero del 2015 Macedo encabezaba la lista de los pastores más ricos de Brasil, con una fortuna mayor de $ 950 millones de dólares. 



El diezmo, la clave de la fortuna

La clave del éxito económico de Macedo ha consistido en enfocarse en clases bajas y medias, y ofrecer prosperidad, sanación y mejora de los problemas a cambio del diezmo. 

Recientemente en su blog decía:

"Quien considera al oro más importante que al Altar ¡nunca nació del Espíritu! O como mínimo Lo opacó priorizando lo material y despreciando lo espiritual." [23 de febrero de 2015.]

"Aceite Santo de Israel"
Productos milagrosos son parte del atractivo a una población
supersticiosa. En los cultos de la Iglesia universal del reino de Dios
se insiste a diezmar como condición para recibir bendiciones.

Para Macedo todo es producto de demonios, incluido el SIDA. Para eso las liberaciones son un eje centra el el culto. Peor lo más novedoso en la Universal resultó ser la venta de objetos con presuntas propiedades mágicas: "Piedras de la tumba de Jesús", "Rocas del Monte de los Olivos", la rosa bendecida, aceite santo de Israel, y muchos productos más, que han llegado a ser declarados como falsificaciones por ex-miembros de la iglesia. Algunas se dan tras una ofrenda, otros aunque se dicen que se dan de manera gratuita, son solo un señuelo a una prédica constante sobre el hecho de diezmar.

Sus pastores están muy bien entrenados en el arte de exigir diezmos, algo denominado "teología de la prosperidad" Nótense las palabras de Renato Cardozo uno de los pastores de esta iglesia en julio del 2013:

“Cuando su conversión llega a su bolsillo, usted está convertido de verdad, porque el dinero reúne en sí a la razón y a la emoción. O sea, usted rindió a las dos ante Dios. La razón, la lógica de la matemática, dice que cuanto más dinero usted junte, más tendrá. […] Dar su dinero a Dios a través de sus diezmos y ofrendas contradice a la lógica y a los sentimientos. O sea, es necesario algo superior a eso para creer que incluso dando lo que usted tiene, acabará teniendo todavía más. Aumentarán su cuenta y sus sentimientos sobre usted mismo, dando como resultado una vida mejor, y también prosperará. Este “algo superior” es la fe en Dios, que supera la razón y los sentimientos. Por eso la conversión del bolsillo es la verdadera conversión. Cuando el bolsillo de alguien llega a convertirse, es porque la persona finalmente decidió quién es su dios y dónde está su tesoro.”

Ahora con Gladiadores del Altar

Al poco tiempo que Forbes anunciaba a Macedo como billonario en billetes verdes la iglesia mostraba con orgullo un escuadrón de hombres con desfile militar que juran lealtad al "altar", es decir a las prédicas de los pastores. Algo realmente preocupante cuando esta iglesia considera nocivos y poseídos por Satanás a ateos, evolucionistas, gays y lesbianas.

El diputado brasileño Jean Wyllys comentó que esta iniciativa le parecía lesiva para las libertades individuales y la laicidad. Fue incluso más lejos y comparó a los Galdiadores del altar con los milicianos de Estado Islámico:

“Ahora están formando un ejército (…) ¿Cuándo nos daremos cuenta del monstruo que emerge de la laguna? ¿Cuándo comenzarán a ejecutar a los “infieles” y ateos y a empujar a los homosexuales desde las torres, como hace el fundamentalismo islámico en Oriente Medio? No porque tenga la palabra “cristiano” deja de ser peligroso este fundamentalismo cristiano”.

En un país donde el pentecostalismo crece como incendio en polvorería y el poder de los pastores sobre sus feligreses es muy grande, sumado a un enorme poderío mediático y económico la nueva aventura de Macedo no deja de ser preocupante. 

Brasil y toda Latinoamerica necesitan más laicidad, divulgación científica y razonamiento crítico. Esperemos que las cosas algún día estén a favor de la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada