jueves, 2 de abril de 2015

Enseñar creacionismo y avivar el Tea party

En Virginia, Estados Unidos hay una universidad muy particular: La Liberty University. Una institución educativa fundada por bautistas (su primer nombre fue Lynchburg Baptist College) que enseña el creacionismo bíblico como "alternativa" a la biología evolutiva y a la geología. 

La LU no es la única institución universitaria que enseña el creacionismo, por ejemplo, los advenstistas del séptimo día tienen también un extenso sistema educativo en EE.UU. y el mundo. Lo que en este caso llamó la atención de varios medios, fue que esta particular institución anticiencia haya sido el escenario elegido por el senador Ted Cruz para lanzar su campaña presidencial a los Estados Unidos por el Partido Republicano.

El siguiente análisis es del bloguero ateo666666 para La Ciencia y sus Demonios

Enseñanza universitaria privada de calidad

¿Se imaginan que un licenciado acabe su carrera aprendiendo que los patógenos no causan enfermedades porque en realidad éstas son resultado de la brujería? ¿Puede un estudiante matricularse en un curso universitario en donde se les enseñe que los niños no nacen del útero materno sino que vienen de Paris en cigüeña? ¿Es educativo que un futuro titulado haya aprendido que la Tierra es plana y que descansa sobre el caparazón de una tortuga gigante? Pues aunque parezca mentira en EEUU hay una universidad que “enseña” disparates similares.

En la campiña del estado norteamericano de Virginia se encuentra enclavada la “Liberty University”, la mayor universidad evangélica del mundo y también la mayor universidad privada estadounidense con más de 13.000 alumnos en su campus físico y alrededor de 100.000 inscritos en su modalidad virtual. Y como nos informa su propia página web, esta universidad tiene por misión
… el desarrollo de hombres y mujeres centradas en Cristo […] la “Liberty University” se mantiene firme en su compromiso de entrenar Campeones para Cristo.
Bueno hasta aquí una de las miles de universidades cristianas presentes en cualquier país occidental en donde la educación pivota alrededor de los mitos judeocristianos. Pero ¿qué hace tan especial a esta universidad? Pues que en su facultad de ciencias tiene un “Centro de Estudios de la Creación” cuyo propósito es
Investigar, promover y comunicar una sólida visión creacionista de la Tierra Joven [para explicar] la historia de la Tierra. A partir de una sana interpretación bíblica, buscamos entender cómo la ciencia nos puede informar acerca de la magnificencia de la divina creación.
Para los creacionistas de Liberty University el ser humano coexistió con dinosaurios.
En la imagen Adán y Eva junto a un dinosaurio y un chimpancé.
Es decir nada de medias tintas como las utilizadas por esos siempre sospechosos cristianos que afirman que Dios puso en marcha el Universo con el Big Bang (y luego se retiró a sus divinos aposentos a meditar) o esos pusilánimes creyentes adeptos al cada vez más impotente Dios de los Huecos. En este departamento de “ciencias” se enseña a los alumnos que hay pruebas “científicas” que confirman la literalidad de la Biblia, es decir que el Universo tiene 6.000 años o que la evolución no existe puesto que todos los seres vivos fueron creados a la vez en el Edén.

Para hacerse una idea de la calidad científica de las enseñanzas en esta universidad se puede acceder al CV del staff del departamento en cuestión. Así el subdirector Dr. Ross tiene publicado un artículo con el sugerente título de “Using biostratigraphy to evaluate the Flood/post-Flood boundary” en la sorprendente revista “Journal of Creation” en el que indica
Se espera una ruptura bioestratigráfica pronunciada en la frontera inundación/post-inundación ya la devastación final y entierro de las criaturas antediluvianas debe estar estratigráficamente cubierta por la llegada de inmigrantes después de la inundación.
El más reciente trabajo del Dr. Ross se titula “Fossil Baramins on Noah’s Ark: The “Amphibians” y en él que indica que
Aquí se proporciona un compendio de grupos de anfibios extintos, representativos de los que pueden haber sido llevados a bordo del Arca de Noé. Tras el trabajo previo por parte del equipo “Encuentro del Arca”, he seleccionado el rango taxonómico de familia como una aproximación de primer orden para la clase bíblica. La tabulación resultante ubica 54 familias/clases de anfibios extintos a bordo del Arca.
Por supuesto este gran estudio ”científico” ha sido publicado en la también particular revista “Answers Research Journal” órgano oficial de la iglesia apologética cristiana del mismo nombre. Por cierto, ¿cómo se extinguieron estas especies después de viajar en el barco de Noé? Para saberlo deberemos esperar al siguiente artículo de nuestro famoso científico.

Y no podía faltar el jefe del departamento, el Dr. DeWitt que también ha publicado diversos artículos en la revista “científica” de esta iglesia cristiana como el titulado “Baraminological Analysis Places Homo habilis, Homo rudofensis, and Austrapithecus sediba in the Human Hoobaramin: Discussion”.

Inciso como información a todos aquellos biólogos, zoólogos, antropólogos y demás científicos contaminados por las ateas ideas darwinianas les explico que la “Baraminología” es la ciencia (cristiana por supuesto) que clasifica a los animales en grupos llamados “tipos creados” o “baramin”, basándose en el relato de la creación del libro del Génesis y otras partes de la Biblia, ya que por supuesto toda la taxonomía de plantas y animales aceptada por la comunidad científica internacional es errónea por no tener en cuenta tan importante y fiable fuente de conocimiento.

Pues bien, con este bagaje el Dr. DeWitt indica en su estudio que, como no podía ser de otra forma

Estos resultados confirman tentativamente la afirmación creacionista común que los homínidos fósiles se pueden dividir en categorías humanas y no humanas.

Pero, y aquí viene la increíble novedad científica, en el mencionado artículo se indica que
A diferencia de muchas afirmaciones creacionistas, sin embargo, los presentes resultados indican que el Homo habilis, Homo rudolfensis y, lo más sorprendente, Australopithecus sediba pertenecen al holobaramin humano.
Homo habilis y Australopithecus sediba
¿Entienden ahora por qué este brillante científico dirige un departamento universitario? Este tenaz investigador ha demostrado que estas especies:

tenían, a diferencia de chimpancés, gorilas y los extintos Paranthropus, alma inmortal como nosotros. Lástima que fueran barridos de la faz de la Tierra antes de poder ser salvados por nuestro señor Jesucristo, porque seguramente formaban parte de esa pecaminosa humanidad justificadamente erradicada por el diluvio universal. Para que luego se diga que no se producen avances en la ciencia cristiana. Ahora sólo falta que el papa católico (a través de la “prestigiosa” Academia Pontificia de las “Ciencias”) acepte esta nueva definición de la Humanidad y el próximo Premio Nobel estará listo.

Por supuesto que en realidad esta universidad no aspira a que sus graduados acaben haciendo una tesis doctoral en biología o bioquímica en ningún centro de investigación del mundo, pero tal y como está diseñado el sistema universitario estadounidense, en donde cualquier estudiante puede matricularse en cualquier curso por muy alejado conceptualmente que este esté de su futura titulación académica, el objetivo no declarado con esta estrategia es que el único contacto “científico” de los futuros titulados en Derecho, Periodismo, Políticas, Economía, etc. de esta universidad haya sido con el creacionismo más patéticamente ignorante, para que así luego al terminar sus estudios, y cuando alcancen algún tipo de prestigio profesional como abogados, economistas o periodistas de la FOX (si es que eso puede ser posible) seguir alimentando la ignorancia y el fanatismo religioso más estúpido que les fue inculcado a lo largo de toda su etapa educativa, puestos que estos alumnos suelen provenir de férreos colegios e institutos evangélicos en donde desde la guardería los alumnos no han oido hablar nunca de la impía Teoría de la Evolución.

Ted Cruz, un bautista del sur, eligió la universidad evangélica Liberty University
 para lanzar su campaña presidencial por el Partido Republicano.
Y esta fanáticamente anticientífica entidad está de rabiosa actualidad puesto que ha sido elegida por la estrella ascendente del partido republicano estadounidense, el senador de origen hispano Ted Cruz para presentar su candidatura a la presidencia del país. Toda una declaración de intenciones (muy en la linea habitual de este partido) del futuro que le espera a EEUU y al resto del mundo en caso de que este iluminado consiga dirigir los destinos de la nación más poderosa del mundo.



P.D.

Así que cualquier día de estos nuestro [de España] incalificable ministro de Educación, Ignacio Wert publica en el BOE el temario de la asignatura de religión universitaria y así nos adaptamos al oscuro e irracional mundo que parece cada día más inexorablemente cercano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada