viernes, 21 de agosto de 2015

¿Es científica la teoría de la evolución? Respondiendo a la revista ¡Despertad! de los testigos de Jehová

Los testigos de Jehová vuelven a atacar a la ciencia. Como es su costumbre, informar a medias para sacar conclusiones erróneas es la táctica habitual.

En la revista ¡Despertad! de agosto de 2015 se puede leer una sección titulada ¿Es científica la teoría de la evolución?

Esto dicen los Testigos de Jehová:
¿Qué hace que una teoría sea científica? Según la Encyclopedia of Scientific Principles, Laws, and Theories (Enciclopedia de principios, leyes y teorías científicos), una teoría —como la de la gravitación de Albert Einstein— cumple estas condiciones:

1. Observación
2. Experimentación
3. Predicción acertada
En vista de esto, ¿es la evolución una teoría científica? * Pues bien, no se puede observar, no se puede reproducir en un experimento y no se puede hacer con ella ningún tipo de predicción acertada. Entonces, si no cumple estas condiciones, ¿se puede decir que al menos es una hipótesis científica? La enciclopedia mencionada arriba define una hipótesis como un intento de explicar observaciones más que como una teoría. Pero señala que las dos tienen que llegar a conclusiones que se puedan comprobar experimentalmente. 

*Por evolución nos referimos a la macroevolución, por ejemplo que los humanos se originaron de los monos. En cambio, se habla de microevolución para hacer referencia a pequeños cambios que se producen dentro de una misma especie, quizás mediante la reproducción selectiva.

Los creacionistas tienen una definición errónea de lo que es evolución biológica.


Evolución biológica es el cambio en la estructura genética de las poblaciones al pasar muchas generaciones. En otras palabras, se puede analizar los genes y sus variantes (los alelos) en un momento inicial y después de muchas generaciones (cien o diez mil), si se encuentra que la frecuencia de estos alelos ha cambiado (aumentado, disminuido, aparecido un nuevo alelo) se puede decir que ha ocurrido evolución.

Los testigos de Jehová hacen una distinción entre macroevolución y microevolución como si fueran cosas inconexas. No lo es. De hecho la macroevolución (evolución por encima del nivel de especie), puede ser con frecuencia, la sumatoria de varios cambios microevolutivos.

Más engañosos no pueden ser cuando  afirman sobre la microevolución  que ocurre "quizás mediante la reproducción selectiva" ¿Quizá? ¿Según los testigos de Jehová, entonces los chihuahuas y los San Bernardo aparecieron también en el Edén?

Es importante aquí señalar que el concepto de evolución biológica se refiere a las poblaciones de organismos, nunca a los individuos. La gráfica anexa muestra un ejemplo de evolución en el que la composición genética de una población de bacterias cambia con el tiempo.

Para mayor información: ¿Qué es evolución? en Sindioses.org


Entendiendo qué es ciencia.

La definición de ciencia elegida por los testigos de Jehová para su revista es muy limitada. Comparto esta definición tomada de Sinapsit.com:
"Una teoría científica es el resumen de una hipótesis o grupo de hipótesis que ha recibido el apoyo de diversas pruebas. Si se llega a acumular suficiente evidencia para apoyar las hipótesis, estas se mueven al siguiente nivel, conocido como teoría, en el método científico, y se vuelve aceptada como una explicación válida de un fenómeno tal."


El ADN permite revelar el parentesco de las diferentes especies.
La evolución biológica se comprueba día a día en diferentes
análisis de genética de poblaciones.
Imagen: Proceedings B
En no todos los campos de la ciencia se pueden hacer experimentos. Tómese por ejemplo la astronomía. No es posible tomar a voluntad unos asteroides y hacerlos estrellar contra Júpiter, o desviar a voluntad la luz de una estrella lejana  al hacerla pasar por un objeto muy masivo. Sin embargo, se pueden hacer nuevas observaciones que permitan aceptar o rechazar una hipótesis previa. En estos casos, nuevas observaciones sustituyen al experimento. Esto es útil para la paleontología, la geología histórica y la cosmología.

Lo que hace a una hipótesis como científica es la falseabilidad o la posibilidad de poder calificarla como falsa. Para Karl Popper una proposición es científica si puede ser refutable, es decir, susceptible de que en algún momento se puedan plantear ensayos o pruebas para refutarla independientemente de que salgan airosas o no de dichos ensayos.

En el caso de la evolución biológica esta seria falsa si encontraramos por ejemplo:

a) Que los organismos de diferentes especies no revelaran parentesco entre sus genes. Quizá cada una con materiales o códigos genéticos diferentes.

b) Vida compleja en todos los estratos geológicos. Por ejemplo lobos desde las rocas del Precámbrico.

Pero lo anterior no ha ocurrido. Los hallazgos paleontológicos, que se hacen a diario, muestran una historia de la vida congruente con un aumento de la complejidad orgánica. En el campo de la genética vemos que todas las especies muestran relaciones genéticas. Para mencionar un caso concreto tomaremos a los escarabajos (Familia Scarabaideae). Recientemente Dirk Ahrens, Julia Schwarzer y Alfried P. Vogler secuenciaron y compararon cuatro genes de diferentes especies de escarabajos. Una computadora se encargó de comparar las secuencias de estos cuatro genes y generar un esquema de relación entre los diferentes grupos de esta familia. El resultado se puede ver en la imagen que acompaña este texto. Si la evolución no fuera cierta, el ADN no revelaría parentesco alguno. Bien podría ser más cercana a un ser humano una planta de acelga que un gorila, pero no es así. De hecho, la similitud entre secuencias de ADN es lo que se usa para determinar la paternidad responsable porque el ADN viaje de padres a hijos, y todos los cambios -mutaciones- que se den en su viaje por el tiempo, permite distinguir a unos linajes de otros.

Para mayor información: La evolución como ciencia y teoría en Sindioses.org


¿Qué la evolución no se puede observar?

La evolución SI se puede observar. La mejor manera es analizando periódicamente la composición genética de una población. Justamente eso es lo que ha hecho Richard Lenski, en la Universidad Estatal de Michigan. Allí en seis frigoríficos hay 58.000 generaciones de bacterias congeladas. Su experimento inició en 1988 con una docena de cultivos idénticos de Escherichia coli y, después de 25 años, las bacterias han seguido reproduciéndose y evolucionando. Es decir, la composición genética de sus poblaciones ha variado. Cada poco tiempo las bacterias se multiplican y se coloca otra generación de E. coli en una nueva placa, en condiciones idénticas a las anteriores. Una nueva placa se congela cada 75 días. Si cada día se tienen 6,6 generaciones de bacterias, el experimento ha cubierto tantas generaciones que en el caso de los humanos tomaría un millón de años de evolución humana.

En este escrupuloso registro existen 4.000 vías o linajes de bacterias y  es posible retroceder hasta el punto del tiempo evolutivo que desee: a la generación 8.000, a la 25.000 o a la de hace solo una semana. Y se puede saber qué grupo de E. coli ha conseguido mejores adaptaciones y cómo está cambiado la composición genética de la población.

Dos cepas de bacterias E. coli compiten en una placa. Imagen: Michael Wiser.

Un hallazgo interesante se dio en la generación 6.500, tan solo a tres años tras iniciar el experimento, aparecieron dos tipos de E. coli diferentes: uno que formaba pequeñas colonias con células más pequeñas y otro que formaba colonias más grandes con bacterias más grandes. Los biólogos hallaron que las dos cepas coexistieron creando un ecosistema en el que la interacción entre ambas hace posible que ambas sigan adelante. En otro momento se pudo evidenciar la aparición de una neva cepa de bacterias capaces de alimentarse de citratos, un metabolismo que les permitía un ritmo de reproducción aún más alto. Esta capacidad no es propia de las E. coli, y los microbiólogos pueden ahora señalar que cambios precisos se dieron en el genoma de las bacterias para la evolución de esta capacidad.

Este ejemplo muestra que la evolución si se puede observar. Pero, también es importante mencionar que los eventos del pasado pueden ser explicables en términos científicos, sin que nadie haya estado allí para observarlo. De no ser esto posible, no podría hacerse una investigación forense. En este caso la evidencia permite crear un relato de los sucesos ya acaecidos. En biología evolutiva esto es posible al combinar el análisis genético con la paleontología, la anatomía comparada y la biogeografía.


La evolución SI permite hacer predicciones.

Como se mencionaba anteriormente, una teoría es científica si puede ser falseable. Y esa condición ocurre con la teoría de la evolución.

Tomemos un ejemplo: "Los seres humanos están relacionados más estrechamente con los grandes simios que con otro grupo de mamíferos"

Si la premisa es cierta bien podemos buscar en el ADN, la anatomía comparada y la biogeografía. Con que las pruebas no estuviesen, o indicasen otra cosa, bien puede descartarse la premisa. Pero veamos:

a. Resultado de comparar la región COII del ADN mitocondrial

Nótese que la comparación se hace sobre regiones similares, que no tendrían por que ser diferentes de una especie a otra. No obstante, si se asume que los genes se heredan de padres a hijos, y que los cambios y mutaciones que se dan en el material genético generan diferencias se puede encontrar un patrón como el aquí señalado.


b) Resultado de comparar el ARN ribosomal de humanos, chimpancés y gorilas.

Fuente: The Closest of Human between Three Hominidae Based on 16S rRNA Sequence Homology
Sadeghi and Vallian, Int J Evol 2013, 2:1

c) Si las especies de parásitos también evolucionan es de esperarse que el parentesco entre las especies de parásitos sea congruente con la evolución de sus hospedadores. Miremos que se ha encontrado en el caso de los piojos.

Árbol filogenético de mamíferos y sus parásitos. El parentesco de los parásitos es congruente con  el parentesco de sus huéspedes. Fuente: Biomedcentral

d) Resultado de comparar la anatomía de los primates:

Comparación de nueve especies de primates. Los números indican las características compartidas.
La ardilla, un roedor, representa el grupo externo. 

e) Al ser los simios africanos más afines al ser humano genética y anatómicamente, debería esperarse que los fósiles que muestren ancestros simiescos para los seres humanos se hallasen en África. Este mapa muestra los hallazgos de los géneros Australopithecus y Ardipithecus.

Lugares de hallazgos de Ardipithecus, Australopithecus y Paranthropus.
Dinosaurios emplumados

Desde el siglo XIX se conocía que anatómicamente las aves tienen más parecido con los reptiles que con otro grupo de vertebrados. El descubrimiento de los dinosaurios llevó a postular que las aves descendían de un grupo de dinosaurios terópodos. Pues bien, hoy en día esa hipótesis ha sido ampliamente confirmada por el descubrimiento de dinosaurios emplumados y otros con protoplumas.

En la imagen un Zhenyuanlong sunita un dinosaurio con plumas en todo su cuerpo.


Justamente porque los hallazgos son congruentes con la explicación de que todas las especies están emparentadas y que han evolucionado desde un ancestro común es que podemos decir que la evolución es falseable, tal como lo definió Popper, y por haber superado las pruebas podemos decir que es científica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada