miércoles, 6 de enero de 2016

El asesino (dios) sigue suelto: Charlie Hebdo

En víspera del primer aniversario del atentado yihadista contra el semanario Charlie Hebdo, este medio publicó un número especial, en cuya portada se muestra el dibujo de un dios de la tradición judeocristiana con un fusil de asalto al hombro y la leyenda "el asesino sigue suelto".

Las reacciones de muchos religiosos fueron adversas. el presidente del Consejo francés del culto musulmán, Anouar Kbibech, quien ha afirmado que la portada es "una imagen que hiere a todos los creyentes de las diversas religiones".

El periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano, calificó esta portada como "penosa" mientras atacó el ideal francés de laicismo (separación de Estado y religiones).

"Para esta portada, yo quería sobrepasar tal o cual religión y tocar cosas más fundamentales. Es la propia idea de Dios que nosotros, en Charlie, contestamos. Afirmar las cosas claramente hace reflexionar. Hay que zarandear un poco a la gente, de lo contrario permanecen en sus carriles", afirmó Laurent Sourisseaua, quien firma sus caricaturas como Riss.

Y es que la caricatura de Charlie Hebdo va más allá del fundamentalismo islámico y muestra que tras la idea de dios está una gran violencia.


En un estudio realizado en el 2006 en la Universidad de Baylor se mostró que la idea que tienen las personas sobre el carácter de dios está dada por las ideologías políticas. Y es que no puede ser de otra manera ya que el susodicho nunca se ha aparecido para decir sus opiniones sobre los asuntos humanos.


A muchos creyentes actuales la idea de un dios asesino le puede parecer una exageración y hasta una afrenta por parte de Charlie Hebdo, sin embargo, tanto la Biblia como el Corán mantienen mensajes que de seguirse al pie de la letra llevarían a una sociedad de extremistas y a dios, como un dios asesino o que ordena los asesinatos. Nada diferente de la idea expresada por Riuss.

Empecemos con el Antiguo testamento. En el primer libro de Samuel se encuentra la siguiente orden, que según el autor, fue dada por dios:
2) Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto.3) Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos.
La historia de venganza contra ese pueblo era porque los amalecitas habían atacado a los israelitas en su salida de Egipto, pero ¿Qué culpa tenían las mujeres, los niños y hasta las ovejas?

Vale recordar que en realidad no existe evidencia de que la historia del éxodo haya sido real. Pero en las mentes de los cristianos si tuvo lugar. En esa lógica, y según los relatos de sus libros sagrados dios es un asesino. Por ejemplo, vale la pena recordar que en el relato de la salida de Egipto, el dios Jehová mata a los primogénitos de los egipcios para poner “la diferencia entre los egipcios y los israelitas.” (Éxodo 11:07). ¿Qué tipo de monstruo mata a los niños de sus contradictores?

Noten este otro mandato del dios judeocristiano:
"El que ofrezca sacrificio a otro dios, que no sea el Señor, será destruido por completo" Éxodo 22:20
Según esa óptica está legitimado por dios el asesinato de todos los hinduistas, los nativos americanos que aún mantienen sus religiones ancestrales, los budistas que ofrendan a imágenes de Buda, neopaganos y demás.

Algunos cristianos afirman que este dios colérico, celoso y violento es del Antiguo Testamento, pero que el del Nuevo Testamento (como si fuese otro o hubiese pasado por terapia psiquiátrica) es ya otro más amable. No obstante, sus escrituras dicen que Jesús no abolió los preceptos y mandatos del Éxodo, Levítico y Deuteronomio (el Pentateuco o la Ley), sino que vino a cumplirla:
"No crean ustedes que yo he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor." Mateo 5:17
Y este pasaje le añade más violencia a la Biblia:
"No penséis que vine a traer paz a la tierra; no vine a traer paz, sino espada." Mateo 10:34
Si las anteriores palabras fueron dichas por Jesús (de quien hay dudas de su existencia) bien sería su profecía cumplida. La de que volvería por segunda vez en su generación nunca se cumplió. Pues bien, las cruzadas, la inquisición y las guerras de religión bien demostraron que el cristianismo no fue menos malévolo que los cultos que le precedieron.

Matanza del día de San Bartolomé
La masacre de hugonotes a manos de católicos comenzó la noche del 23 al 24 
de agosto de 1572 en Paris, en poco tiempo se extendió por toda Francia
Justamente tras mucha sangre derramada se llegó a la conclusión en Francia que la mejor solución era que el Estado no defendiera o impusiera una fe a sus súbditos. La libertad de culto y de opinión había nacido y con ello la laicidad de la que Francia es ejemplo. Por eso, causa extrañeza que tras la caricatura de Charlie Hebdó L'Osservatore Romano haya dicho:
"El episodio no es una novedad porque, tras la bandera engañosa de una 'laicidad sin compromisos', el semanario francés olvida una vez más que los líderes religiosos de todas las religiones están repitiendo desde hace tiempo el rechazo a la violencia en nombre de la religión"
¡Señores del Vaticano, la laicidad NO es una bandera engañosa. Fue el resultado sensato para poner fin a las guerras de religión en las que ustedes se vanagloriaban y alentaban la matanza de hugonotes! Precisamente porque el concepto de laicidad y de libertades se extendió por Europa fue que cesó el derramamiento de sangre (excepto en irlanda del Norte que demoró mucho más) por causas religiosas hasta el advenimiento del islamismo radical o mejor, islamismo fiel al Corán, como lo señalan estos versos:

Corán 2:191-193: Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles. Pero, si cesan, Alá es indulgente, misericordioso. Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Alá. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos.
Corán 2:216: Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis.
Corán 2:244: ¡Combatid por Alá y sabed que Alá todo lo oye, todo lo sabe! 
Corán 3:56: A quienes no crean les castigaré severamente en la vida de acá y en la otra. Y no tendrán quienes les auxilien.
Yihadista sosteniendo el Corán
Foto: Glazov gang
Corán 3:151: Infundiremos el terror en los corazones de los que no crean, por haber asociado a Alá algo a lo que Él no ha conferido autoridad. Su morada será el Fuego. ¡Qué mala es la mansión de los impíos!
Corán 4:74: Que quienes cambian la vida de acá por la otra combatan por Alá! A quien. combatiendo por Alá, sea muerto o salga victorioso, le daremos una magnífica recompensa.
Corán 4:89: Querrían que, como ellos, no creyerais, para ser iguales que ellos. No hagáis, pues, amigos entre ellos hasta que hayan emigrado por Alá. Si cambian de propósito, apoderaos de ellos y matadles donde les encontréis. No aceptéis su amistad ni auxilio.
Corán 9:5: Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores [los cristianos por asociar a Jesús con Dios] dondequiera que les encontréis. Capturadles! Sitiadles! Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces dejadles en paz! Alá es indulgente, misericordioso.
Corán 9:14: Combatid contra ellos! Alá le castigará a manos vuestras y les llenará de vergüenza, mientras que a vosotros os auxiliará contra ellos, curando así los pechos de gente creyente.
A pesar que la mayoría de los creyentes, sean cristianos, judíos y musulmanes no se ponen un rifle de asalto, las versiones de creyentes fieles a los presuntos libros sagrados degenerarán en persecuciones y muertes. La bondad y amor al prójimo se puede alcanzar desde una óptica atea humanista, pero el asesinato en nombre de dios solo es posible en la religión. Definitivamente la caricatura de Charlie Hebdó está muy bien justificada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada