viernes, 17 de junio de 2016

La homofobia religiosa y la masacre de Orlando

Tras los atentados del pasado domingo en Orlando, se han presentado varias declaraciones que evidencian que la homofobia se nutre de la religión, y sin duda es una de sus principales causas.

En California el pastor bautista Roger Jímenez manifestó que lo malo de tal masacre era que no hubiesen muerto más gays:

“¿Está triste porque mataron a 50 pedófilos hoy? No, creo que es grandioso; que beneficia a la sociedad. Piensa que esta noche Orlando es un poco más seguro. Lo trágico es que no hayan muerto más de ellos. Lamento que él no hay terminado el trabajo porque esas personas son depredadores, abusadores.” “Quiero que el gobierno los junte, los ponga frente a un pelotón de fusilamiento y les vuele los sesos", añade más adelante.

En el vídeo (que está más abajo) se puede escuchar como miembros de la congregación dicen "amén" ante tales declaraciones.

También el pastor de Arizona Steven L. Anderson se refirió en vídeo: "La buena noticia es que ahora hay 50 pedófilos menos en este mundo, porque estos homosexuales son un montón de pervertidos y pedófilos desagradables. Esas fueron las únicas víctimas aquí, un montón de homosexuales desagradables en un bar gay. Y la mala noticia es que todo esto va a ser usado para hacer presión sobre el control de armas... y para crear una agenda sobre los "discursos de odio". Así que cristianos creyentes y predicadores de la Biblia, que dice que la homosexualidad es algo asqueroso, ruin e inmundo, vamos a ser culpados."


En algunos medios se ha presentado una falsa dicotomía entre si este ataque es un ataque motivado por la religión (el autor era musulmán) o simplemente un ataque homofóbico. En este planteamiento hay un error porque se reduce a dos opciones, quizás por la intensión de algunos religiosos moderados, de no querer ver la motivación religiosa de Omar Mateen.

El padre de Meteen afirmó que su hijo había manifestado su incomodidad hacía los gays cuando vió en Miami a una pareja de chicos besándose. Pero, de dónde viene esa homofobia, de dónde el prejuicio? Sin duda de las religiones monoteístas que han enseñado el odio por el homosexual. Su padre, sin percatarse de su propia homofobia, dijo:  “Estamos tan conmocionados como el resto del país. Aquí no ha habido motivos religiosos" Pero qué hace Marruecos con los homosexuales? Los encarcela. ¿E irán? Los ahorca ¿Y Arabia Saudita con su policía religiosa y cuna del Islam? Los ahorca.  ¿Y qué dicen los mullah, ayatolás y mufti? ¡Qué deben morir ahorcados o arrojados desde un edificio alto! En cuanto al tipo de ejecución se centran los debates entre los expertos de la sharia. 

Este odio fue predicado por un clérigo musulmán en el Centro Islámico de Orlando dos meses antes de la matanza: "Deben morir" fueron las palabras del líder musulmán este año en una mezquita de musulmanes moderados. Allí nadie se alarmó, ningún creyente pidió al clérigo que se callase, que respetase los derechos humanos. Nada de eso. 

Y así cómo estos líderes religiosos proclaman estos discursos de odio, los creyentes lo repiten. Véase este mensaje en el canal de YouTube de Bogotá Atea: "Yo soy evangélico y no mataría a un gay, pero si los gobiernos se guiarán por las leyes de dios tendrían que morir, pero el problema es que quieren ser más buenos que dios".

Para concluir los dejamos con un vídeo que muestra como la homofobia se fundamenta en la religión:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada