jueves, 7 de julio de 2016

Inaugurada réplica de la mítica arca de Noé

Ha abierto en Kentucky al público un parque temático que busca defender el relato bíblico de los orígenes. El modelo del Arca de Noé tiene modelos de animales actuales y de dinosaurios.

Su promotor, el ferviente creacionista Ken Ham, ha destinado junto con su organización creacionista 102 millones de dólares, en este parque temático, que para él es más un esfuerzo por combatir la que denomina "diabólica teoría de la evolución".

“No estamos construyendo el arca para que sea un centro de entretenimiento. Quiero decir que no es como un parque Disney o Universal, solo para que la gente venga y se lo pase bien. Tiene un propósito religioso. Lo hacemos porque somos cristianos y queremos difundir el mensaje cristiano”, afirmó Ken Ham, quien ya también fundó el "Museo de la Creación".

El creacionista de origen australiano también desea que su arca-museo sea una advertencia de la ira de su dios para los visitantes. El amoroso dios que ahogó a los humanos que no hicieron lo que él dictaba es el destino para gays, cristianos tibios, budistas, ateos, quienes aborten y todo aquel que haga caso omiso de la Biblia. “No estamos pareciendo más a los tiempos de Noé en que la cultura es cada vez más laica”, afirmó Ham con gran malestar.

Ham buscó tener rebajas en impuestos al alegar que su proyecto era turístico, aunque el estado intentó derogar las ventajas fiscales al enterarse de que Ham exigía a sus empleados que firmasen una “declaración de fe” que excluía a los homosexuales y a los que no comulgaban con el cristianismo evangélico fundamentalista. Ham acudió a los tribunales y ganó, el pasado enero.

Bill Nye, más conocido como “Bill, el Científico” en los libros y en la televisión, afirmó en una entrevista telefónica: “Los seres humanos y los dinosaurios no vivieron en la misma época. Es algo absolutamente irracional”. La ciencia ha determinado que la Tierra tiene miles de millones de años de edad y que no ha habido ningún diluvio planetario en los últimos 6.000 años.

“Vamos a educar a una generación de niños científicamente analfabetos”, se lamentaba Nye, que en 2014 debatió con Ham en el Museo de la Creación, un duelo que millones de personas vieron por Internet.

Hace poco, un grupo de activistas ateos locales, los Tri-State Freethinkers (Librepensadores de los Tres Estados), intentó poner carteles en la autopista que lleva al arca calificándola de “Parque del Genocidio y el Incesto”, pero ninguna empresa de vallas publicitarias accedió a hacerlo, según Jim Helton, fundador y presidente de los Librepensadores, así que proyectan protestar durante la gran inauguración del edificio. “La moraleja de la historia del diluvio es horrible”, argumenta Helton. “No decimos que no pueda construir su parque, pero no nos parece adecuado para pasar un día divertido en familia”.

William Trollinger, un religioso creacionista aliado de Ken Ham escribió el libro Righting America at the Creation Museum [Enmendar a Estados Unidos en el Museo de la Creación] con el que busca "hace una llamada a los cristianos a participar en una guerra cultural” contra los científicos ateos. “Les dice que si de verdad quieren ser cristianos, están en guerra contra el enemigo ateo y humanista”.

Jim Helton, un activista ateo de la ONG Tri-State Freethinkers dijo que el parque temático religioso será diferente a cualquier otro en la nación debido a su rechazo a la ciencia.

"Básicamente, este bote es una iglesia criando niños científicamente analfabetas a quienes se les miente respecto a la ciencia", enfatizó Jim Helton, quien vive a casi media hora en auto del arca.

Esta misma organización ha anunciado un plantón en el que asistirá David Silverman, presidente de American Atheists.

"Parque Genocidio" es el nombre que le han dado los ateos activistas locales
al parque del arca. Esta valla no fue puesto por ninguna imagen publicitacia.
Según los creacionistas de la Tierra joven, el arca transportaba hasta 1.400 especies de criaturas que poco a poco evolucionaron hasta convertirse en los animales que conocemos en la actualidad. Los seguidores de este credo admiten la idea de que la naturaleza hace ligeras adaptaciones a lo largo del tiempo, pero no que los seres humanos y los chimpancés desciendan de un antepasado común.

Para información sobre porque el diluvio no fue un hecho real los invitamos a leer:

Objeciones geológicas para aceptar el diluvio universal

Objeciones biogeográficas al Diluvio universal

Cómo conversar sobre el Diluvio Universal con los testigos de Jehová (y otros creyentes)

Por último, les dejamos esta interesante entrevista al creacionista Ken Ham

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada