viernes, 11 de diciembre de 2009

El Procurador General quiere ser inquisidor

Una serie de polémicas ha desatado el Procurador General de la Nación de Colombia, Alejandro Ordoñez, por querer moldear las leyes y el Estado a su amada religión católica. El funcionario público se ha caracterizado por su oposición a los anticonceptivos, a las parejas del mismo sexo, y es defensor de las corridas de toros y peleas de gallos por considerarlas una "tradición cultural", que no se puede vulnerar. Aunque no ve vulneración alguna en limitar al máximo la posibilidad que los jovenes reciban educación sexual, o que las mujeres puedan tener acceso a los anticonceptivos.

Hace un año la columnista Aura Lucía Mera decía de él en El Espectador:
"Otro inquisidor que se nos vino encima como un alud de nieve, compacto, esponjoso e inmisericorde es el futurísimo Procurador de la Nación, Alejandro Ordóñez, más conocido por su afición a las camándulas y su mentalidad prehistórica. Tendrá la Cruz sagrada como bastón de mando. Es vox pópuli su posición tajante contra el derecho de los gays, contra el derecho de una mujer para decidir sobre su cuerpo, con su admiración por gobernantes de ultraderecha como Valencia y Turbay, a quienes nunca les tembló la mano para perseguir “los de izquierda” como si fueran la encarnación del mismo Satanás."

Sobre las uniones de parejas del mismo sexo afirmo que: “Como ustedes saben, esas uniones –del mismo sexo- no son equiparables ni natural ni constitucionalmente". Más recientemente, el funcionario la emprendió contra la "pastilla del día después" ordenando su retiro del mercado.

Tras estos hechos, Sindioses.org recibió un ensayo de nuestro colaborador, quien pidio identificase como Hypatio, el cual reproducimos a continuación.

La Pastilla del día después y el Procurador

En estos días en Colombia, el Procurador General de la Nación prohibió la comercialización de la llamada píldora del día después por considerarla abortiva según sus opiniones religiosas, sin ningún respaldo científico. Quisiera dar mi opinión al respecto. Aquí no voy a opinar si el aborto es bueno o es malo, ni si la anticoncepción es buena o mala. Trataré de moverme solamente en el terreno de la ciencia y no tocar lo ético. Éticamente sólo diré que voy a presentar los hechos científicos que sustentan ciertas afirmaciones, es decir diré la verdad porque mi ética me lo demanda. Se dice por parte de la jerarquía católica, que sabe mucho de ciencia reproductiva claro, que la píldora del día después que lleve levonorgestrel es abortiva.

Primero definamos que es un aborto. Un aborto es la interrupción voluntaria o no de un embarazo. En nuestro idioma la palabra aborto incluye tanto la interrupción voluntaria (que en inglés se llama abortion) como la interrupción “natural” o accidental (que en inglés se llama miscarriage). Trataré de distinguir claramente a qué tipo de aborto me refiero cuando escriba, ya que nuestro idioma nos limita. Como el aborto es la interrupción de un embarazo, debemos decir qué es un embarazo. Todas las asociaciones médicas definen embarazo como una condición de la mujer en la que un óvulo fecundado (que en esas etapas ya lo llaman blastocito) se adherido a su útero y desde allí comienzan varios cambios sobre el CUERPO DE LA MUJER. Un óvulo fecundado en un laboratorio in vitro, no es un embarazo porque no se ha adherido al endometrio de una mujer. Los cientos de embriones congelados que hay en todo el mundo no constituyen embarazos, sólo pasan a considerarse así si el embrión se pega al endometrio el tiempo suficiente como para registrar cambios significativos en la mujer, eso es un embarazo e interrumpir esto es un aborto provocado(abortion).

Ahora hablemos del Levonorgestrel. El Levonorgestrel está en la mayoría de los anticonceptivos orales de uso diario. ¿Pretenderá el procurador evitar las pastillas anticonceptivos de uso diario porque tienen Levonorgestrel? Se metería en serios problemas con las multinacionales que distribuyen estos anticonceptivos, sería un bloqueo comercial único en el mundo.

Sin embargo, al Procurador parece que sólo le interesa el Levonorgestrel en la llamada píldora del día después. Parece que en la cabeza de él y por lo tanto en la cabeza de todos los católicos que él cree representar está arraigada la idea de que la fecundación ocurre ipso facto el hombre eyacula en la vagina de una mujer. Esto pasa cuando un funcionario público olvidando la separación Iglesia-Estado prioriza sus opiniones religiosas sobre las científicas. La edad de la razón se ve apresada por el oscurantismo de la religión con la que moderados y fanáticos han justificado lo injustificable como para ser adoradores del Dios verdadero. Con ellos no tenemos libertad ni siquiera en nuestra propia alcoba. Por eso yo les digo: “No vengas a mi casa a rezar, ni a sermonearme, yo prometo que no iré a tu iglesia a pensar”. Ellos, los provida solo aceptan el sexo que conduzca a la reproducción. Para conocer mejor la posición de la ICAR con respecto a la sexualidad humana y su odio al placer sexual sería bueno recomendarle al lector dos libros: “Historia Sexual del Cristianismo” del teólogo Karl Deschner y “Eunucos por el Reino de los Cielos” de Uta Ranke-Heinemann.

El embarazo no sucede inmediatamente después de una relación sexual. El viaje épico que realizan los espermatozoides desde la vagina hasta las trompas de Falopio tarda varias horas y la fecundación de un óvulo por parte de un único y privilegiado espermatozoide puede suceder aún varias horas después más si es que un óvulo maduro ha abandonado los ovarios. Por cierto la fecundación en sí dura bastante tiempo, no es una cuestión instantánea. Vemos que es un acontecimiento único que se da, como un “cisne negro”, ocurre aunque parezca poco probable. De nuevo la probabilidad de que ese óvulo fecundado se adhiera al útero es baja, inferior al 50%. En una mujer sexualmente activa que no utilice nada para impedir la concepción probablemente presentará un embarazo en un lapso de 18 meses, si no es así debe ir al médico porque puede tener problemas no solo para tener hijos sino que puede estar sufriendo una enfermedad que la ponga en riesgo. Sin embargo, ella pudo haber tenido varias menstruaciones al año con óvulos fecundados pero no implantados. Si seguimos literalmente las indicaciones de la ICAR, deberíamos hacer un sepelio por cada menstruación de una mujer y el Ministerio de Salud debería vigilar que la mujer no haga ABSOLUTAMENTE NADA para que no caigamos en esta emergencia sanitaria que implica la muerte de un “niño” cada mes por cada mujer sexualmente activa. Lo que sucede es que por lo menos la mitad de los óvulos fecundados no se adhieren al endometrio de la mujer, por simple selección natural o porque Dios así lo quiere, con lo que convertimos a Dios en un asesino de masas, bueno claro que para saber esto basta leer la Biblia.

Implicaría que la mujer no puede ni hacer deporte si quiere evitar la muerte de ese “niño”, ni tomar medicamentos siquiátricos como Prozac, ni hacer muchas cosas más. Aún así esta cifra del 50% es una cifra conservadora, en realidad el 80% de los óvulos fecundados “siguen derecho”. Si la mujer quiere desesperadamente quedar en embarazo debe ir al médico para que le examine, lo más probable es que si no lo ha logrado es porque se trate de un problema no muy serio y el doctor le indicará cosas básicas como consumir ácido fólico, abundante en el hígado de una vaca por ejemplo, o en pastillitas en esos locales que ahora llaman “tiendas naturistas”.

El Levonorgestrel viene empaquetado en altas dosis en lo que han llamado la píldora del día después. En realidad, esto es más un truco en parte publicitario para vender más anticonceptivos. Es como combinar acetaminofén con cafeína. El paciente se puede tomar la pastilla normal de acetaminofén (no voy a decir la marca todos la conocen) con dos buenos vasos bien cargados de café o abundante Coca-cola. De todas formas, el truco publicitario está en mezclar dos pastas en una. Por ejemplo, en el campo de la siquiatría se ha descubierto que la Olanzapina combinada con Fluoxetina (Prozac) tiene mejores resultados para vencer la depresión en una persona. En USA ya venden la pastilla combinada. En Colombia no ha llegado la versión mixta, por lo que el médico siquiatra manda las dos pastillas por separado, claro que no lo hacen a menudo por que la Olanzapina está por fuera del Plan Obligatorio de Salud y ya sabemos que los médicos prefieren disgustar a un paciente enfermo que a las EPS.

Ahora cuáles son los supuestos mecanismos de acción del Levonorgestrel tomado en altas dosis como viene empaquetado en la pastilla del día después:

1. Evitar la maduración del óvulo

2. Hacer muy difícil el viaje del espermatozoide a las trompas de Falopio

3. Impedir que un óvulo fecundado se adhiera al endometrio.

Es este tercer mecanismo el que les preocupa a los llamados grupos pro-vida, muy famosos por defender la vida de los “no nacidos” y abandonar a los “ya nacidos”. En general, estos grupos vienen ligados con políticos que no favorecen la seguridad social, ni las guarderías estatales, ni a las madres comunitarias, ni el desayuno en las escuelas, ni la adopción de niños por parte de parejas homosexuales etc... Estos niños vuelven a ser de su interés cuando ya pueden votar o ir a la guerra.

De todas formas el tercer mecanismo no ha sido comprobado por absolutamente nadie hasta ahora y además no es abortivo porque no interrumpe un embarazo, ya que el óvulo no se ha adherido al endometrio (recuerden la definición inicial). En general, la píldora del día después impide la concepción (por cualquiera de los dos primeros mecanismos) pero si un óvulo ya ha sido fecundado, lo más seguro es esta sustancia por estar muy relacionada con la progesterona es decir con los esteroides hormonales FAVOREZCA la implantación del óvulo fecundado en el útero. Por algo lleva el nombre PRO- a favor GESTERONA-de la gestación.

Dicen los provida como el Procurador: “Entonces ¿por qué los distribuidores de esta pastilla dicen que tiene ese tercer mecanismo de acción?” Si lo vemos de nuevo desde la lógica del mercado, es bueno para las farmacéuticas decir eso en países en que está aprobado el aborto. Puede presentarse que, por la acción de la píldora del día después, un sacrosanto óvulo fecundado sea arrojado en la siguiente menstruación de su “malvada madre”, sí es probable, pero en el nivel de probabilidad con que se asume en mecánica cuántica la creación de materia y antimateria en el universo a partir de la nada, las fluctuaciones del vacío, el ascenso de una barrera de potencial por parte de un electrón o el efecto túnel. Mi carro puede atravesar las puertas del garaje hoy cuando venga de misa, es como la probabilidad con que nos ejemplifica Carl Sagan: “El tiempo de espera medio para el rebosamiento estocástico es mucho más largo que la edad del universo desde el Big-Bang. Pero, por improbable que sea, en principio podría ocurrir mañana”. Por eso en la actualidad sobre estos mecanismos de acción de los diferentes anticonceptivos todavía hay mucho que investigar.

La mejor forma de no morir en un viaje es no viajando, como la mejor forma de impedir quedar embarazada es no teniendo relaciones sexuales, pero en el caso de una mujer violada ¿qué hacemos? El caso es que hecha la ley hecha la trampa, si una mujer quiere evitar quedar embarazada DESPUÉS de una violación puede decirle al médico que le de las pastillas normales de anticoncepción con Levonorgestrel en dosis altas en determinados plazos. De mi parte pienso que un embarazo es como un cisne negro y nunca sugeriría un aborto (abortion) o interrupción, porque para mí el hecho es tan improbable que me parece maravilloso y finalizarlo siempre será trágico.

Como la ICAR en afirmaciones científicas es tan acertada como el Horóscopo del periódico, siempre hay que sopesar las diferentes opiniones. Si de la ICAR se tratara como regulador de nuestra legislación sería peor una masturbación que una ejecución extrajudicial o “falso positivo”. En la masturbación un hombre mata millones de “hombrecitos”.

Para demostrar que la píldora del día después no es “abortiva” anexo enlaces a documentos de uno de los mayores estudiosos de la anticoncepción quien trabajaba como investigador en una universidad católica chilena y apoyó la venta de la píldora del día después, por lo que perdió su trabajo. Algunos argumentos provida, alegan que los estudian que demuestran que la pastilla no es abortiva son hechos en ratas y monas. Parece que no son conscientes que los experimentos en estos animales han sido extrapolados a los humanos con mucho éxito. Además, también hay experimentos con mujeres. El otro argumento provida es que la pastilla a veces funciona un 20% cuando se toma a las 72 horas de la relación sexual y que eso solo se explicaría por un mecanismo anti-implatatorio. El argumento rebota con la siguiente explicación: el Levonorgestrel es absolutamente inútil cuando el embrión ya se ha implantado. Si la mujer se toma el anticonceptivo tan tardíamente como 72 horas muy probablemente el embrión ya se habrá pegado a la pared del útero y el Levonorgestrel no tendría ningún efecto abortivo, que de hecho no lo tiene. Lo explica una hipótesis lógica (no como la gente que cree en hijos de vírgenes) sustentada por varios experimentos empíricos.

¿Y usted qué opina?

3 comentarios:

  1. Buenas...
    Yo actualmente vivo en Colombia, y aqui la religion es muy intensa, de hecho opino que esa es una de las razones por la que Colombia no avanza en el sentido industrial, social y economico, por ella misma. Ya que aqui la mayoria de la maquinaria y tegnologia es importada. Es una inmundicia que un pais tan rico este siendo limitado por unas creencias FALSAS. En mi familia hubo antecedentes sacerdotales y ESO SOLO HA DADO PROBLEMAS A LA FAMILIA, de hecho, yo tambien pase mi crisis y siguo un poco con ella por creencias FALSAS y el darse cuenta que todo ES UNA GRAN MENTIRA. SI DIOS EXISTIESE NO SERIA MAS QUE UNA INMUNDA PLANTA QUE DOMINA EL MUNDO.
    Obviamnente el mundo esta en problemas muy graves como es la capa de Ozono para ponerse a rezar A ALGO QUE NO EXISTE NI VA AYUDAR.

    http://bluesoulriver.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. Hola, intreresante post, realmente es lamentable y vergonzoso este tipo de concepciones trogloditas relacionadas con la vida, se cobijan en una postura pro-vida, sin embargo atentan contra la libertad de las personas. Y lo que es más triste aún, lo hacen basandose en prejuicios dogmáticos, realmente respeto a todo el que cree y sigue alguna religión, pero el fanatismo de arraigo a una institución hasta el nivel de cerrar los ojos ante evidencia científica que revoca inevitablemente sus argumentos, realmente es digno de burla y degradación.
    Notable:"no vengsa a mi casa a rezar ... y yo no iré a tu iglesia a pensar".
    Excelente trabajo, mis humildes felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. Hola, excelente post.
    ME pareció brillante el ensayo de Hypatio, y rescato una cosa muy interesante: si los famosos "pro vida" fueran tan pro vida como dicen, no solo se preocuparían del aborto, sino que también pondrían el mismo entusiasmo o más en que ese niño/a tenga una vida digna, sociedad médica gratuita, mejores escuelas, entre otras cosas. Pero eso no parece importarles, simplemente se encargar de hacer que la madre no aborte, y una vez que ella tuvo al niño/a la iglesia y sus representantes se lavan las manos, y dicen que no es su problema.
    Creo, en mi humilde opinión, que si no pueden o no quieren ser parte de una solución que se callen y dejen actuar a la mujer que está en esa situación según su propio criterio.
    A ninguna mujer le gusta llegar a esa situación, y lo digo porque soy mujer, todas (o al menos la gran mayoría) le gusta la idea de poder tener hijos, criarlos bién y darles lo mejor dentro de nuestras posibilidades. Cuando una mujer llega a esa situación del aborto, lo hace porque no tiene más remedio, ya sea porque por cuestión de dinero, de tiempo, de enfermedad, etc. Pero no, los famosos "pro vida" no lo ven o no lo quieren ver, simplemente dicen su cantinela basada en un libro escrito hace miles de años atrás, que tiene tanto de verdad como la Odisea o los mangas de Naruto.
    Por suerte acá en Uruguay el nuevo gobierno va a dejar que se apruebe la ley del aborto (les comento que desde hace dos periodos de gobierno atrás las cámaras legislativas - los que se encargan de crear y aprobar las leyes - han creado y aprobado dicha ley, pero ha sido siempre vetada por el presidente de turno)
    Bueno, una vez más excelente post, y disculpen por la longitud del comentario, pero es que el tema para comentar de todo un poco.
    Saludos.

    ResponderEliminar

The Out Campaign: Scarlet Letter of Atheism Ubicaciones de los lectores