lunes, 29 de octubre de 2012

Iglesia adventista y mormona hacen declaraciones oficiales sobre la homosexualidad

La Junta Directiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día aprobó por unanimidad mantener su oposición al matrimonio homosexual, así como mantiene su condena hacía la homosexualidad. La decisión fue tomada en una reunión realizada el pasado miércoles 17 de octubre en Silver Sprig, Maryland.

“Las instituciones del matrimonio y la familia están siendo atacados”, declaró Willie Oliver, codirector de Ministerios de Familia de la Iglesia Adventista mundial.

La declaración, que pasará a ser oficial para la Iglesia de más 17 millones de fieles en el mundo, dice que “La homosexualidad es una manifestación de la alteración y ruptura de las inclinaciones y relaciones humanas causadas por la entrada del pecado en el mundo” en alusión al mito bíblico del fruto prohibido en el jardín del Edén. De igual manera en la declaración oficial se reemplazó el término “trastorno”, de la declaración de 1999 por el de “alteración”. Solo un representante de Europa pidió que no se utilizase la palabra alteración porque eso implica calificar a los homosexuales de alterados  pero la mayoría restante se opuso.

"Sentimos que es algo necesario en este contexto, en especial porque los homosexuales de la actualidad suelen negar toda noción de pecado y decir: ‘Así es como hemos sido creados; Dios nos ha creado de esta manera y, por lo tanto, tenemos el derecho y el deber de seguir este estilo de vida’. Por ello, me opongo a la enmienda que se ha propuesto”, dijo Ekkehardt Mueller, subdirector del Instituto de Investigaciones Bíblicas quien quedó complacido con la declaración que vincula a la homosexualidad con la “entrada del pecado en el mundo en el Edén con el episodio del fruto prohibido”

Los líderes del adventismo decidieron añadir al final de su declaración pedir a su feligresía “compasión” por los homosexuales, pues aunque alterados siguen siendo hijos de su dios:“Sentimos que necesitábamos cerrar esta declaración con una frase que muestre que la iglesia está dispuesta a mostrar un espíritu de compasión como el de Cristo hacia aquellos que practican un estilo de vida homosexual”, dijo Pardon Mwansa, uno de los vicepresidentes de la Iglesia Adventista.


Por otra parte, la iglesia mormona (oficialmente Iglesia de Jesucristo de los Santos del Últimos Días - IJSUD), a la que pertenece el candidato presidencial republicano Mitt Romney, se ha pronunciado oficialmente en contra de la adopción homoparental y vuelto a condenar el matrimonio igualitario.

Dallin Harris Oaks. Miembro del “Quorum de los 12 apóstoles” cúpula decisoria de la IJSUD afirmó que "Tendremos que asumir las desventajas de los niños criados por parejas del mismo sexo. La literatura de las ciencias sociales sobre el efecto a largo plazo de esta en los niños es controvertida y políticamente cargada. Principalmente porque, como un escritor de Nueva York Times, observó, «el matrimonio del mismo sexo es un experimento social y como la mayoría de los experimentos se necesitará tiempo para entender sus consecuencias."

Las declaraciones fueron hechas durante el congreso anual de su denominación. Cabe recordar que la IJSUD aportó 22 millones de dólares para la proposición 8 de California que elevó a rango constitucional la prohibición del matrimonio igualitario en este estado. Este referendo fue ganado por los homofóbicos el 4 de noviembre de 2008.

Estas declaraciones se hacen días antes de que se celebren referendos que abrirían el matrimonio civil a  las parejas del mismo sexo en Washington Maine y Maryland. Precisamente en este último estado tiene su sede la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada