domingo, 4 de agosto de 2013

LGBTI vamos a apostatar


El próximo jueves 15 de agosto se realizará una gran jornada de apostasía en Chile, Ecuador, Puerto Rico y Colombia. Para apostatar se debe tener: Certificado de bautismo, carta de apostasía, y fotocopia del documento de identidad.

La Jornada de apostasía ha creado este formato para abandonar la Iglesia Católica por la homofobia de la Iglesia Católica.  Si no estás en Bogotá, debes cambiar el nombre de la ciudad y el del obispo.


Bogotá, D.C., ________________


Señor:
RUBÉN DARÍO SALAZAR GÓMEZ
ARZOBISPO DE BOGOTÁ
Ciudad   

ASUNTO: DERECHO DE PETICIÓN
Solicitud de Apostasía - Renuncia a la Iglesia Católica por su persistente homofobia.


Cordial saludo.

El (la) abajo firmante, cuyos datos se exponen también, en pleno uso de sus facultades legales, siendo mayor de edad y vecino de la ciudad de Bogotá D.C., por la presente tiene la voluntad libre de manifestar lo siguiente:

HECHOS:

PRIMERO. Que, no habiendo encontrado en el Derecho Canónico procedimiento establecido para la tramitación del presente escrito, es dirigido al Arzobispo de la Arquidiócesis de Bogotá o a su delegado por las consideraciones siguientes:

·      Que el canon 393 del Código de Derecho Canónico dispone que "El Obispo diocesano representa a la diócesis en todos los negocios jurídicos de la misma".
·    Que el canon 383.1, establece que "Al ejercer su función pastoral, el Obispo diocesano debe mostrarse solícito con todos los fieles que se le confían (...), así como con quienes se hayan apartado de la práctica de la religión".

SEGUNDO. Considero que fui bautizado e inscrito en la fe católica como resultado de una decisión tomada por mi familia en un momento de mi vida en el que no tenía la plena libertad para emitir un juicio libre y consciente sobre la afiliación a una iglesia, ni mucho menos en la aceptación de sus dogmas. Considero que tal acto violó mi derecho a la libre asociación y al libre desarrollo de la personalidad (Art 16 CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA), razón valedera para ahora anular un compromiso que no contó con mi aprobación personal.  

TERCERO.  Luego de haber reflexionado por muchos años y de hacer uso de mi derecho a la libertad de conciencia he llegado a la conclusión que no estoy de acuerdo con los dogmas que se enseñan en el catolicismo, razón por la que no tiene sentido que la Iglesia me considere católico. A través de la presente declaración, haciendo uso del pensamiento crítico y para que quede claro que no soy, ni seré católico, expreso que:

·       No creo que la Iglesia Católica sea una institución depositaria de la verdad absoluta.

·     No creo que el Papa sea el representante de Dios en la Tierra, ni que cuando habla en contra de los derechos LGBTI sea esa la voluntad de Dios, sino que es tan solo una opinión humana.

·       No creo en la moral sexual que predica la iglesia. No creo que sólo se puedan tener relaciones sexuales para la procreación. Me desagrada el hecho que la Iglesia quiera imponer esta visión a la sociedad.

·      Creo profundamente que las personas LGBTI somos ciudadanos en iguales condiciones que los demás ciudadanos y que no hay razón para no llamar amor a nuestras relaciones de pareja, ni para pedirnos que no conformemos familias.

·   Creo que las parejas del mismo sexo tenemos derecho a gozar de derechos civiles tales como el matrimonio civil y  poder constituir una familia.

·      No creo que la homosexualidad sea antinatural, cuando esta se encuentra documentada en más de 400 especies de animales, y que una de las especies más cercanas a los humanos, evolutivamente hablando, los bonobos sea 100% bisexual.

·    No creo que Dios sólo haya creado hombres y mujeres. Existen miles de personas que nacen intersexuales y su existencia y dignidad no se puede negar.

·       Creo que las personas somos libres de vivir nuestras vidas de acuerdo a la orientación sexual e identidad de género con la que nos sintamos acordes y felices y no con las que la iglesia nos quiera imponer.

·     Considero paradójico que en durante los siglos de condenas y ataques entre las diferentes facciones, denominaciones y sectas cristianas lo único que logró poner a la mayoría de ellas de acuerdo fue su lucha contra los derechos LGBTI. Ni siquiera la lucha contra la pobreza o la corrupción tiene tanto apoyo interdenominacional como la causa homofóbica actual.

·      Me parece hipócrita que la Iglesia Católica condene la homosexualidad cuando un porcentaje, para nada despreciable de su clero, es homosexual y lleva una vida doble.

·    No creo que la Iglesia Católica tenga autoridad moral para hablar de moral sexual cuando encubre cientos de casos de pederastia alrededor del mundo.

·    Condeno la persecución que la Iglesia hizo a las personas homosexuales en el medioevo en el que muchos fueron llevados a prisión, a torturas, las galeras e incluso la hoguera.

·      Considero que la Iglesia Católica, Apostólica y Romana es una institución que contribuye a fomentar la homofobia y la discriminación. Para dejar clara mi postura me baso en los siguientes hechos recientes:

ü  En donde el matrimonio igualitario y la adopción homoparental han sido legalizados lucha por su derogación. Como es el caso de España.
ü  Donde no se ha legalizado el matrimonio igualitario lucha porque no se legalice, como es el caso de Colombia. En nuestro país Monseñor Salazar afirmó que “no tenemos derecho a formar familia” ¿Qué sabe la iglesia de derechos, si históricamente los ha negado?
ü  Donde se lucha por derechos de seguridad social la Iglesia también se opone. Tal como lo hizo en Colombia en 2006, o como lo hace en otros países de Latinoamérica.
ü  Donde es ilegal la homosexualidad y se lucha por su despenalización, la Iglesia Católica se opone.  En la India, país en el que hasta el 2009 era ilegal la homosexualidad, se opuso con fuerza el cardenal Varkey Vithayathil, presidente de la Conferencia Episcopal India.
ü  En el África subsahariana donde hay una fuerte homofobia social y legal e incluso hay un proyecto de ley de pena de muerte para homosexuales en Uganda la Iglesia no dice nada. Muy por el contrario el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson afirmó sobre este proyecto de ley en el 2012 que: “Nosotros [la Iglesia] debemos presionar por los derechos de los presos, los derechos de los demás, y la última cosa que queremos hacer es violar los derechos de nadie. Pero cuando se está hablando de lo que se llama "un estilo de vida alternativo. [hablando de la homosexualidad] ¿Es esto parte de los derechos humanos?. [Ban Ki-moon] tiene que reconocer que hay una sutil distinción entre la moralidad y los derechos humanos, y eso es lo que hay que aclarar”.
ü  La Iglesia se opuso a una resolución en las Naciones Unidas para que se deje de matar a homosexuales en varios países del mundo. En el 2008 el Vaticano se opuso enérgicamente a una propuesta de la ONU para que a nivel internacional se despenalizará la homosexualidad, a pesar que en muchos lugares del mundo, como en Irán, la pena de muerte se dirige contra gays y lesbianas. El sesudo argumento esgrimido en esa época fue que eliminar la penalización de la homosexualidad “crearía nuevas discriminaciones.”

·     Por último, y para que quede claro que deseo ser considerado como apóstata: Rechazo la sujeción al Papa, no creo que este señor deba decirme a quien puedo o no amar, y cómo tener relaciones sexuales.

CUARTO. Declaro con profundo convencimiento que la fidelidad a la propia conciencia es un derecho constitucional reconocido por la legislación nacional en el art. 18 de la Constitución y a la cual ninguna entidad privada o pública puede oponerse.

Por lo expuesto anteriormente rechazo ser considerado católico romano y me considero incurso en apostasía tal y como la define el canon 751 del Código de Derecho Canónico que afirma: "Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica […] el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos"

PETICIONES

Por lo anteriormente expuesto amablemente requiero:

1º: Mi exclusión a todos los efectos (incluso los estadísticos), del registro de personas bautizadas a la fe católica y el reconocimiento por escrito del acto de apostasía que por esta declaración expreso, por voluntad y convicción propias y haciendo uso del legítimo derecho a disponer libremente de las convicciones morales, éticas y filosóficas que considere convenientes.

2º: Solicito imparta las instrucciones oportunas para que se me envíe respuesta en donde se haga constar mi requerimiento y mi expresa negativa a que los datos personales facilitados en la presente, así como los que dispongan cuando se me bautizó sean utilizados sin mi consentimiento expreso de cualquier manera por ninguna persona u organización perteneciente directa o indirectamente a su colectivo religioso.

3º:  Exijo se traslade copia de este documento al responsable de su iglesia en la denominada Parroquia de _____________, perteneciente a la Zona Pastoral Episcopal ________, localidad _________, barrio ___________, lugar en donde debe aparecer la constancia del bautismo de quien suscribe y cuya fecha de nacimiento es el _______________.

Atentamente,
      

_______________________
C.C.                                   

Celular:                                
E-mail:
Dirección:        


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada