jueves, 10 de octubre de 2013

Carta abierta a Marco Fidel Ramírez


Puedes unirte a esta petición en Change.org


Bogotá, Octubre 10 de 2013
SEÑOR:
MARCO FIDEL RAMÍREZ
CONCEJAL DE BOGOTÁ POR EL PARTIDO DE INTEGRACIÓN NACIONAL – PIN
Ciudad


Reciba un cordial saludo de la Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá.

Vemos con honda preocupación como algunas de sus declaraciones públicas contribuyen a mantener y a extender prejuicios contra la comunidad no religiosa y las minorías sexuales.

En numerosas ocasiones usted se ha despachado contra los ateos indicando que ser ateo es sinónimo de ser malo y carente de valores morales. Por ejemplo en su cuenta de Facebook del día 24 de septiembre publicó:

“Padres ausentes, promoción de la inmoralidad, progresismo ateo, creciente soledad, alejamiento de Dios. Genera hinchas asesinos. Basta ya!”

Queremos aclarar que en ningún momento la no aceptación de dios alguno ha conducido a las peleas entre fanáticos de los equipos de fútbol. No fueron los libros, ni las ideas de Dawkins o de Nietzsche lo que conllevó a que jóvenes desadaptados se ataquen por el color de sus camisetas. Esa absurda violencia tiene que ver más con la no aceptación y reconocimiento del otro como un igual, tiene más que ver con el sectarismo, algo muy presente en sus comentarios ateofóbicos y homofóbicos, que con una postura filosófica.

Por otra parte, ligar la creencia religiosa con la moral no solo es impreciso sino también demuestra una falta de conocimiento de la ética. Aristóteles reflexionó sobre el comportamiento humano mucho antes que cualquier ser humano se llamase cristiano, y hoy sabemos gracias al trabajo de Lawrence Kohlberg que hay unas etapas de desarrollo moral. Justamente la etapa más básica es la de obedecer las normas por temor a un castigo y la más alta es la de interiorización de principios éticos universales. Una moral basada en el “temor a dios” o en un “infierno” no es una buena moral al fin de cuentas. Un ciudadano que es bueno porque sabe que hay unos principios universales, como la bondad, la honestidad, la responsabilidad, el cuidado de sí mismo, del prójimo y del ambiente, independiente de si hay un policía vigilando es lo que debemos construir entre todos, seamos creyentes o no.

Personajes nefastos de la historia han sido creyentes como Pinochet, Videla, Franco y el mismo Hitler. Por otra parte, colombianos honestos como Rodolfo Llinás, Héctor Abad Faciolince, Daniel Samper Ospina, Carlos Gaviria Díaz y miles más son ateos o agnósticos. Lo que muestra que la creencia no es sinónimo de moralidad. Por eso la AAAB le pide que por favor deje de promover prejuicios negativos sobre nuestra comunidad.

Es cierto que hay una falta de desarrollo moral en gran parte de la sociedad colombiana, que se evidencia, por ejemplo, en los ataques de los hinchas violentos. Pero no es buscando chivos expiatorios entre las minorías ideológicas donde se encuentra la solución a los problemas de la sociedad. Creemos que gran parte de la solución  podría estar en la creación de espacios culturales, deportivos y de divulgación científica en la que los jóvenes puedan aprender a vivir los valores en comunidad y que los alejen del barrismo, el pandillismo y las drogas. Bien podemos pedirle cuentas a usted y al Consejo de Bogotá en general sobre qué medidas en esa dirección han promovido, porque la solución a los problemas sociales no puede ser solo medidas policivas y carcelarias.

Otro ejemplo de como usted extiende estereotipos negativos sobre los ateos (y también de la comunidad LGBTI) esta su mensaje del 19 de septiembre de 2013 en el que califica a los ateos de perversos (Según la RAE, del lat. Perversus. Adj. Sumamente malo, que causa daño intencionadamente). Este mensaje dice:

“Tolerancia es la palabra favorita de quienes aman la inmoralidad sexual y contemporizan con la perversión de una sociedad atea y confundida.” (Cuenta de Facebook).

Reprochamos vehemente este tipo de prejuicios que usted está fomentando. Hablando de valores, un tema recurrente en sus intervenciones, debemos recordarle que el respeto por las minorías es un valor fundamental en una democracia. Por eso también lamentamos y reprochamos sus continuos ataques hacía la comunidad LGBTI. No son pocas las veces que usted los ha llamado “perversos”, “tóxicos” e “inmorales”. Por ejemplo:

 “[Gustavo Petro] Haz colocado a Bogotá en los brazos de la maldad con la disculpa de la diversidad.” (21 de septiembre).
“[Gustavo Petro] Tu patrocinio a la inmoralidad del LGBTI, aleja a Bogotá de Dios y la sumerge en la perversión.” (21 de septiembre).
“Con 3a Semana de la Diversidad Sexual @petrogustavo le impone a Bogotá una dictadura homosexual” (8 de octubre)
“Hoy TRANSMILENIO cubierto de vergüenza con bandera gay. Se ofende gravemente a 95% de bogotanos que ni somos ni queremos ser LGBTI” (8 de octubre)

¿Qué hay de perverso en, por ejemplo, una persona que sea intersexual porque nació con síndrome de Klinefelter o seudohermafroditismo? (¡Documéntese por favor!) ¿Qué hay de perverso en que alguien se sienta atraído por alguien de su mismo sexo? En verdad nada. Desde 1974 la Asociación Mundial de la Salud  - OMS – dejó de considerar la homosexualidad como un desorden mental, al entender que es una varianza de la sexualidad humana. Variabilidad que también se presenta en otras especies animales.

No hay una falta moral en tener una orientación sexual diferente a la heterosexualidad ni una identidad de género diferente a cis-sexualidad. Con mucho gusto lo invitamos a debatir públicamente este tema. Otra cosa es que usted haga guía moral incuestionable a un texto de la edad de bronce (El Levítico) para condenar la homosexualidad. Curiosamente el mismo libro de Levítico prohíbe los tatuajes y el comer cerdo. ¿Emprenderá una campaña contra esto ya que su moral deriva de la Biblia?

¿Cómo puede una campaña como la de promover la no discriminación hacía la comunidad LGBTI “cubrir de vergüenza” a la ciudad? Señor Concejal, lo que la cubre de vergüenza es que en trabajos y centros de estudio se siga considerando la palabra “gay” como un insulto, que se expulse de casa a un miembro de la familia por ser homosexual o transgénero, que se considere que hay ciudadanos de primera y de segunda categoría. Eso sí es vergonzoso.

En declaraciones dadas al canal Teleamiga, en mayo de 2013 le escuchamos decir que los cristianos  “debemos actuar con santa agresividad”. Afirmaciones así nos recuerdan al protestante Juan Calvino cuando se hizo al poder en Ginebra, Suiza a mediados del siglo XVI, y que terminó desterrando, encarcelando, torturando o incluso ejecutando a quienes no pensasen como él. Usted tiene el derecho de pensar como desee, pero le pedimos que como funcionario público no promueva la discriminación y prejuicios contra ateos, agnósticos y LGBTI, le pedimos que recuerde que estamos en un estado democrático y plural y no en una teocracia.

Señor Concejal, su actitud y sus acciones hacía los ateos y la comunidad LGBTI nos hacen compararlo inevitable con George Corley Wallace, el gobernador de Alabama que se paró en la entrada de la puerta de la universidad de ese estado el 11 de junio de 1963 para impedir el ingreso de los primeros estudiantes afroamericanos. Wallace como metodista amparaba sus prejuicios racistas en la Biblia, tal como usted lo hace hoy con sus prejuicios ateofóbicos y homofóbicos. Usted se para hoy firme en la puerta de la historia de Colombia para mantener la discriminación hacía unas minorías.

Sus declaraciones homófobas y ateofóbicas caben dentro de la libertad de expresión, pero entienda que lo ponen más cerca de los hinchas fanáticos y sectarios que vituperan y agreden a sus contrarios. Esperamos que se disculpe con la comunidad atea y agnóstica, así como con la comunidad LGBTI. Pedimos también que detenga la promoción del odio y el prejuicio (que suelen ir de la mano) y que tome el camino de la tolerancia y el respeto para poder generar una mejor sociedad.  

Atentamente,

FERNEY Y. RODRÍGUEZ VARGAS
ASOCIACION ATEOS Y AGNOSTICOS DE BOGOTA
Presidente

EDNA CONSTANZA CEPEDA FERNÁNDEZ
ASOCIACION ATEOS Y AGNOSTICOS DE BOGOTA
Secretaria

Puedes unirte a esta petición en Change.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada