lunes, 24 de febrero de 2014

Cuando la religión hace pacto con la política

Un estado democrático y plural debe ser laico, entendiendo laicismo como la doctrina que pide la separación de estado e iglesias (o mezquitas y sinagogas), de manera que las actuaciones estatales se hagan en términos del derecho y no de los intereses o doctrinas religiosas.

Infortunadamente, en diferentes países esto se viola. los siguientes vídeos muestra la relación poco garantista de derechos entre la investidura pública y la clerical.

Estado e Iglesias. Parte 1



Estado e Iglesias. Parte 4


¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada