miércoles, 16 de abril de 2014

Pastor evangélico acusa a los derechos LGBTI de incendio en Valparaiso y terremoto del norte de Chile

El pastor evangélico Javier Soto, un clérigo abiertamente homofóbo, ha saltado a los medios chilenos al realizar prédicas constantes en los que declara que los desastres naturales son resultado de la ira de Dios por el Proyecto de Vida en Pareja y el proyecto de Matrimonio Igualitario en Chile.

Soto saltó a los medios en el 2013 cuando empezó a predicar enfrente del legislativo chileno afirmando que Dios le mostró en un sueño que la quinta región del país sería devastada por un terremoto y un tsunami si prosigue el proyecto de Vida de Pareja que cobijaría a parejas del mismo sexo.

Según el pastor, el recibió en sueño el mensaje de que: "Si la señora Michelle Bachellete aprueba el proyecto de acuerdo de vida en pareja y sigue impulsando y llamando a debatir la ley de matrimonio homosexual será la culpable de la muerte de miles de chilenos en la quinta región del país".


El pastor evangélico también ha publicado un vídeo en el que ha utilizado los niños de su congregación para pedir que no se apruebe el matrimonio igualitario ni ninguna forma de protección legal a las parejas LGBTI. Este vídeo ha sido criticado por el MOVILH quien ha pedido que sea retirado por utilizar menores de edad.

Plantón homófobo liderado por Javier Soto. 12 de abril de 2014.
En el vídeo los menores de edad le envían un mensaje libreteado a la presidenta Michelle Bachelet y al dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, con las frases: “Dios Existe” o “yo nací de un papá y una mamá”, mensajes que en su contexto tienen como única fin negar la igualdad a las personas en razón de su orientación sexual o identidad de género.

En carta dirigida a la directora del Sename, Marcela Labraña, el Movilh sostuvo que “claramente estos niños y niñas están siendo manipulados y utilizados para “validar” los odiosos y delirantes dichos de Soto, lo que constituye una violación a sus derechos humanos más básicos”

Por otra parte, y sin cambiarnos de continente, el también pastor evangélico y político, el señor Marco Fidel Ramírez en Colombia dio una entrevista en la que dice no odiar a los gays. "Amo a la comunidad homosexual con el amor de Jesucristo. Creo que para los homosexuales, de parte de Dios, hay un milagro que les permita superar su quebranto sexual." Dijo el pastor Ramírez.


¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada