lunes, 28 de diciembre de 2015

Ateos paisas logran poner freno a iglesia sin licencia

Sede de la Escuela Bíblica Católica Yeshu'a
construida contraviniendo las normas de la
ciudad de Medellín.
En una acción sin precedentes se ha logrado revocar la licencia de construcción a una iglesia carismática católica e imponer una multa por construir en una zona residencial saltándose todas las normas urbanísticas. Tras este logro se encuentran los vecinos del sector y la Asociación de ateos y libreprensadores de Antioquia.

Esta historia ocurrió en Medellín, Colombia e involucró tres años de lucha. Todo empezó cuando el líder religioso, llamado Oscar Henao, pidió licencia para una vivienda unifamiliar pero en realidad construyó la Escuela Bíblica Católica Yeshua en una zona residencial. Esto trajo incomodidades por el ruido y la afluencia vehicular. Además, que esta iglesia por su naturaleza carismática generaba gran cantidad de ruido que empezó a incomodar a los vecinos.

Curiosamente, y en contra vía con el plan de ordenamiento territorial POT, la Curaduría # 1 de Medellín dio licencia de construcción, lo cual puso en alerta a muchos vecinos y activistas ateos.

La estrategia del líder Henao consistió en pedir una licencia para un predio contiguo, llamado "escuela bíblica" y englobarlo con el edificio inicial, de mayor altura y ya en funcionamiento.

Los mandos medios de la administración municipal buscaron dilatar o enredar el proceso. No pocos feligreses alegaban que el derecho al culto les autorizaba a hacer sus actividades sin tener que respetar las normas de uso del suelo y emisión de ruidos.

Según los planes presentados por el líder religioso estos son los garajes
para una vivienda unifamiliar.
El demostrar que hubo irregularidades en el otorgamiento de esta licencia tomó tres años de arduo trabajo a los vecinos y activistas ateos.

Por otra parte, los activistas y vecinos también fueron testigos de como el antejardín del predio se convirtió en un parqueadero para motos de los feligreses que terminó comprometiendo el paso por la acera (o vereda como llaman en Perú y Argentina) lo que generó otra acción por invasión del espacio público.

Antejardín convertido en parquedero de motos.
Esta falta fue cometida por la Escuela Bíblica Católica Yeshua.
Finalmente se alcanzaron tres logros muy importantes a saber:
1. La iglesia tuvo que devolver el espacio público tomado como parqueadero de motos y regresarlo a césped.
2.  Se logró la derogación de la licencia de construcción irregularmente obtenida para la escuela bíblica. La Oficina de Planeación, en una segunda instancia, se ratificó en la derogación. 
3. Se impuso una multa de $193.305.000 pesos colombianos (60,941 dólares o 55,590 euros) al líder religioso por construir sin la licencia correspondiente.  O que se adecue a la licencia inicial (casa unifamiliar de cuatro pisos) y si no hace lo uno o lo otro habría demolición del mismo.

Este caso es un ejemplo importante para el país, donde las iglesias se pasan por la faja las normas urbanísticas.

Zona de ante jardín restaurada tras la queja de ateos paisas y los vecinos de la Escuela bíblica Yeshua.
Cabe añadir que en Colombia, la Corte Constitucional ya ha dicho que la libertad de cultos no es un derecho absoluto, por lo que las iglesias deben respetar las normas de emisión de ruidos, así como las de uso del suelo.



Eco en Bogotá

En el caso ya seguido por este blog, de la invasión del Padre Chucho a un parque público de la ciudad, cabe mencionar que se la administración local de Kennedy y el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (IDRD) se han ratificado que los parques son para jugar y no para misas masivas.

A pesar de esto los feligreses, y con la anuencia de algunos miembros de la defensa civil lograron acordonar el parque el 13 de diciembre para una misa campal. No obstante, la presión de la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo, ha mantenido que su causa se enmarca en la defensa de la norma y que por más famoso que sea el padre Chucho y sus misas, se debe respetar la ley.

Cerramiento de parque el 13 de diciembre de 2015 para misa
a pesar de que los feligreses de Chucho sabían de
la negativa distrital para tales eventos.

El caso de Castilla en Bogotá es el segundo de recuperación de espacio público por parte de misas en espacio público. El primer caso exitoso se logró en Torres de Modelia 1 y 2 en el que un sacerdote, también de la Diócesis de Fontibón, se había tomado un parqueadero público para los ritos religiosos propios del catolicismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada