martes, 19 de enero de 2010

Los no religiosos también ayudamos a Haití

En un mundo en el que los huracanes y terremotos no son producto de los dioses y demonios, la ayuda al projimo tampoco llegará de manos de los dioses inexistentes. Los ateos y agnósticos sabemos que está en las manos de los seres humanos ayudarse y tratarnos fraternalmente.

Desafortunadamente muchas personas consideran que solo las personas religiosas hacen cosas buenas por su projimo. Y que una persona "sin dios", es mala. Idea que está plasmada en la frase "sin Dios ni ley", que se aplica a los más insensibles delincuentes.

El siguiente texto es la traducción de Non-Believers Giving Aid, teniendo en cuenta el terremoto de Haití del 12 de enero de 2010. La traducción llegó a este blog gracias a Gábor, quien recientemente ha manifestado su deseo de colaborar con Sindioses.org.

Non-Believers Giving Aid (contribución no creyente): Cómo ayudar a las víctimas de desastres desmarcándose de la religión.

La Fundación Richard Dawkins por la Razón y la Ciencia, incitada por el terrible sufrimiento que se padece en Haití, se ha unido a otros 13 grupos y asociaciones librepensadoras con el propósito de recaudar donaciones para organizaciones de ayuda humanitarian no religiosas. Entre los participantes están la Alliance International, Atheists Helping the Homeless, Atheists United, The British Humanist Association, James Randi Educational Foundation, Military Association of Atheists and Freethinkers, New Humanist magazine, Pharyngula, Nationalist Association, Reasonable New York, The Reason Project, The Richard Dawkins Foundation for Reason and Science, The Skeptics Society y Unreasonable Faith.

Hemos creado una cuenta bancaria especial y una cuenta PayPal a nombre de Non-Believers Giving Aid. Todo el dinero recaudado se destinará a organizaciones de ayuda humanitaria. Por supuesto nuestro principal objetivo es ayudar al pueblo de Haití y toda la recaudación se destinará a esta causa. Sin embargo, la cuenta permanecerá abierta en caso de futuras emergencias. Aunque hay muchas formas de apoyar a organizaciones socorristas, hacerlo mediante Non-Believers Giving Aid ofrece algunas ventajas:

1. El 100% de las donaciones llegará a las organizaciones cooperantes, no se deducirán las tasas de PayPal gracias a la donación personal de Richard para cubrir estos costes (con un máximo de US$10.000). De esta forma llegará más ayuda a los necesitados.

2. Al donar a través de Non-Believers Giving Aid contribuyes a acabar con el mito de que sólo la gente religiosa se preocupa por sus semejantes. No hace falta recalcar que todas las donaciones irán a parar a organizaciones humanitarias sin afiliación religiosa alguna. En el caso de Haití, las dos ONG seleccionadas son:

Médicos sin fronteras
Cruz Roja Internacional

Deberá escoger mediante un menú desplegable la organización a la que desee hacerle llegar su donativo, de lo contrario el dinero se dividirá equitativamente entre ambas.

A veces parece que algunos predicadores, televangelistas, mulás o imanes se regodearan con este tipo de desastres naturales y aprovecharan para presentarlos como castigos a los pecados humanos como "hacer pactos con el diablo". Los terremotos y tsunamis no son causados por el "pecado humano" sino por el movimiento de las placas tectónicas de nuestro planeta, y como el resto de acontecimientos naturales, son totalmente indiferentes a los problemas humanos y, desafortunadamente, a su dolor. Y muchas veces los que entendemos esta realidad somos tachados de indiferentes frente al dolor de los demás. Por supuesto, lo opuesto también es verdad ya que no nos escondemos tras la noción de que el sufrimiento terrenal será recompensado con un paraíso celestial ni esperamos retribución alguna por nuestra generosidad.

La idea de que no hay nada después de esta vida es lo que nos urge a tratar de aliviar el dolor de nuestros semejantes ahora. El mito de que sólo las personas religiosas se preocupan de los demás está muy difundido gracias al hecho de que estas comunidades aportan a través de sus iglesias y no de manera individual. En cambio los no creyentes damos nuestro apoyo como individuos sin la mediación de iglesias que engorden sus estadísticas de generosidad. Non-Believers Giving Aid no es una iglesia, diciéndolo de forma suave, pero constituye un vínculo fácil y directo entre los no creyentes y aquellos que necesitan ayuda de forma urgente, a la vez que derriba el muro de necesitar a Dios para hacer el bien.

Sin importar si decides colaborar mediante PayPal, cheque o transferencia bancaria, ayúdanos a ayudar al devastado pueblo haitiano.

Para acceder a la casilla de donación de click "aquí"

4 comentarios:

  1. En una sociedad donde hay medios para evitar lo sucedido, ahora toca solidaridad y una mirada al sistema. ¿Podemos pensar en sustituir el régimen capitalista por otro nuevo, como sucediera cuando el capitalismo sustituyo al régimen feudal?.
    Personalmente apuesto por la necesidad de transformar la condición social.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con ustedes.
    La idea muy equivocada de la gente de que un ateo no es solidario con el prójimo es casi generalizada, ya que uno no anda pregonando por el mundo lo que hace en éstos casos tan lamentables.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Álvaro, lo que sí es importante decir es que es FALSO que sólo las organizaciones religiosas brindan esta ayuda. Desde luego, siempre y cuando la ayuda sirva para algo y no sean payasadas como los e-metros de John Travolta o las audiobiblias de energía solar.

    ResponderEliminar