jueves, 6 de mayo de 2010

¿San Juan Bautista pagaba por sexo?

El líder cristiano ultraconservador George Alan Rekers, famoso por su enconada oposición a la comunidad de gays y lesbianas en Estados Unidos ha sido hallado de viaje con un prostituto por la prensa.

Durante tres décadas Rakers se ha desempeñado como un defensor de la moralidad cristiana, involucrándose en batallas jurídicas para evitar el reconocimiento de uniones civiles entre personas del mismo sexo, y a la posibilidad de adopción por parte de estas.

Rakers es uno de los fundadores del grupo fundamentalista "Family Research Council". Organización evangélica fundada con el fin de luchar contra el matrimonio homosexual, la eutanasia, el aborto, el divorcio, los métodos anticonceptivos, así como de la valoración positiva de la homosexualidad en los Estados Unidos.

La noticia, que ha hecho eco por demostrar su hipocrecia, se produjo el pasado 13 de abril cuando el líder moralista fue hallado con un joven trabajador sexual, al cual contactó en una página de acompañantes sexuales de internet. Rakers y su amante a sueldo fueron fotografiados en el aeropuerto de Miami, tras regresar de un viaje que lo llevó a Madrid, Londrés y las Bermudas.

Inicialmente el líder fundamentalista afirmó que el joven ayudaba a cargar su equipaje, pero pronto cambió su versión. Estas fueron sus nuevas explicaciones:

“Como Juan el Bautista y Jesucristo, me dedico en mi misión como ministro a los homosexuales y las prostitutas, con los que comparto la Buena Nueva de Jesucristo. [...] En absoluto odio a los homosexuales, sino que pretendo compartir amorosamente este mensaje con ellos, como he hecho con este chico: es posible abandonar las prácticas homosexuales y sus inaceptables riesgos sanitarios [...] confiando en el sacrificio en la cruz de Jesucristo [...].”

Que se sepa Juan el Bautista nunca pagó por sexo. Ni predicaba pagándole todos los gastos a trabajadores sexuales mientras viajaba con ellos. El Bautista, que según la Biblia fue mandado a decapitar por la esposa de Herodes por denunciar que este gobernador no estuviese con su esposa "legítima", no era hipócrita como este líder evangélico.

Este caso se une al de Ted Haggarg, líder fundamentalista fundador de la Mega-Iglesia Nueva vida de Colorado Springs, quien tras años de oponerse al matrimonio homosexual, y de ser consejero espiritual de George Bush hijo, resultó ser un homosexual reprimido que pagaba a un prostituto.

¿Y usted le cree a George Rekers?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada