viernes, 4 de marzo de 2011

Cardenal Norberto Rivera demandado ante justicia de EEUU por encubrir al sacerdote pederasta Nicolás Aguilar

Parece que por fin la justicia llegará a las victimas de abuso sexual del sacerdote Nicolás Aguilar.

La jueza federal de California Josephine Staton Tucker, desestimó los argumentos de la Iglesia católica bajo el argumento de que los delitos de abuso sexual, tortura, conspiración civil, trato cruel e inhumano, negligencia y crímenes contra la humanidad, son hechos que requieren ser analizados. Por tal razón llamará a juicio al Cardenal Norberto Rivera y también enjuiciará a la diócesis de Tehuecán. Como es de esperarse la Iglesia Católica mexicana reaccionó negativamente.

En abril de 2010 la Arquidiócesis Primada de México afirmó que la demanda en contra del cardenal Norberto Rivera Carrera “no es más que un engaño mediático y oportunista, aprovechando el ambiente adverso que sufre la Iglesia Católica a causa del comportamiento delictivo de algunos malos sacerdotes”.

El Blog Sin dioses comentó el caso del encubrimiento de abuso sexual en la entrada "La verdadera aberración" en diciembre de 2009.

Noticia de La Quinta Columna

El cardenal Norberto Rivera Carrera y la diócesis de Tehuacán podrán ser enjuiciados en Estados Unidos por el encubrimiento del hoy expárroco pederasta Nicolás Aguilar Rivera, acusado de abusar sexualmente de al menos 90 infantes tanto en México como en Estados Unidos, dictaminó la jueza federal del Distrito Central de California, Josephine Staton Tucker.

La jueza desestimó los argumentos de la Iglesia católica para evitar que Norberto Rivera y el representante legal de la diócesis de Tehuacán comparezcan ante un tribunal de Estados Unidos, bajo el argumento de que los delitos de abuso sexual, tortura, conspiración civil, trato cruel e inhumano, negligencia y crímenes contra la humanidad, son hechos que requieren ser analizados por la Corte norteamericana por su gravedad.

A causa de la denuncia interpuesta por Jonh Doe -un poblano de la junta auxiliar de Tehuacán, llamada San Vicente Ferrer- en contra de Norberto Rivera, la diócesis de Tehuacán, el cardenal estadunidense Roger Mahony y la diócesis de Los Angeles, California, el Tribunal de Distrito de Estados Unidos analizó las causales jurídicas para justificar que existe la jurisdicción para proceder en contra de los clérigos mexicanos por proteger a Nicolás Aguilar.

Es preciso recordar que, en el 2007, la Corte de California desestimó la denuncia del mexicano Joaquín Aguilar en contra de Rivera, Mahony, así como de sus respectivas diócesis, bajo el argumento de la falta de jurisdicción, sin embargo, hoy con distintas agravantes y con nuevos códigos para extranjeros se abre la posibilidad de llevar a juicio al cardenal mexicano en una corte norteamericana.

Los argumentos legales para la jurisdicción

La base legal para sostener que la Corte de California tiene jurisdicción para proceder contra los demandados mexicanos y estadunidenses es el Estatuto de Reclamación por Agravios contra Extranjeros (ATS), según se asienta en la sentencia CV L0-02902-JST (JEMx) del Distrito Central de California dictaminada el pasado 25 de febrero.

Tanto Norberto Rivera como la diócesis de Tehuacán promovieron un amparo en contra de la demanda en Estados Unidos. En el caso de la Diócesis de Tehuacán, obtuvo el amparo en septiembre pasado con la jueza décima de Distrito de Puebla bajo el expediente 1727/2010 que suspende de manera definitiva las acciones en su contra y evita que sean llamados a comparecer a un tribunal extranjero.

El cardenal mexicano Norberto Rivera y la Diócesis de Tehuacán argumentaron la falta de jurisdicción para que una corte extranjera los enjuiciara y los llamara a comparecer por el delito de un párroco poblano que data de principios de la década.

Es preciso recordar que Nicolás Aguilar —quién fue excomulgado en 2009 por la Iglesia católica mexicana— huyó de Estados Unidos en 1987 y fue colocado por Norberto Rivera en el Estado de México y, posteriormente, en una iglesia de San Vicente Ferrer, donde abusó de más de 60 infantes según consta en las denuncias presentadas entre 1997 y 2002.

En respuesta a los alegatos de los clérigos mexicanos, la jueza negó la petición para la falta de jurisdicción: “Porque el Tribunal tiene jurisdicción sobre el tema sobre el padre Aguilar bajo el ATS, el Tribunal tiene jurisdicción suplementaria sobre los mexicanos restantes y los acusados norteamericanos según la jurisdicción colgante de igualdad bajo el código 28”.

La gravedad de los delitos de encubrimiento y abuso sexual

La jueza defendió la gravedad de los delitos enlistados en la denuncia del poblano John Doe: “En cuanto el Tribunal determina la jurisdicción del demandante los reclamos conferidos no son frívolos e inmateriales, no hay indagación adicional con respecto a los méritos del reclamo para el reclamo de propósito de jurisdicción”.

Josephine Staton consideró que los delitos de abuso sexual, crímenes contra la humanidad, tortura, trato cruel, inhumano, y degradación, y conspiración civil de parte de los clérigos y las diócesis ya mencionadas: “Es suficiente para establecer jurisdicción sobre el tema bajo el ATS porque el demandante, un extranjero, alega agravios cometidos en la violación de leyes internacionales de costumbre (…) los tribunales federales han reconocido violación y abuso sexual como una ofensa procesable bajo el ATS como un crimen contra la humanidad.

Otro caso contra Nicolás Aguilar

El oriundo de Huehuetlán, conocido internacionalmente por el centenar de denuncias de abuso sexual tanto en Puebla como en Los Angeles, California, ha gozado de impunidad y encubrimiento desde la década de los 80, gracias a su cercanía con Norberto Rivera —obispo de Tehuacán en esa época—.

“El demandante alega que, en 1997, cuando el tenía doce años de edad, fue abusado sexualmente por Aguilar. El demandante alega que este abuso ocurrió porque los acusados conspiraron en ocultar el continuo y esparcido abuso sexual de niños por el padre Aguilar”.

A pesar de las denuncias en Estados Unidos y de los rumores en Cuacnopalan, Palmar de Bravo, Puebla, Norberto Rivera ayudó a su amigo al colocarlo en la iglesia de San Vicente Ferrer a principios de la década, donde abusó del demandante, para posteriormente ser procesado a un año de prisión y huir del pueblo. A partir del 2003, Nicolás Aguilar es un prófugo de la justicia y es uno de los criminales más buscados en Puebla, según señala la Procuraduría General de Justicia.

La Iglesia Católica manotea

Noticia de Puebla On-line

La arquidiócesis de México respondió que la justicia de Estados Unidos no tiene por qué meterse en asuntos mexicanos. Esto luego de que una jueza de Los Angeles determinó que sí proceden las denuncias en contra del sacerdote Nicolás Aguilar acusado de abusar sexualmente de menores de edad en Tehuacán, Puebla.

Hecho que involucra al cardenal mexicano Norberto Rivera, quien enterado de los abusos del clérigo no lo retiro del cargo y lo envió a Estados Unidos.

En una entrevista concedida al diario Milenio, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, afirmó: La justicia de Estados Unidos “no tiene porque entrometerse en asuntos de los mexicanos”.

El departamento jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el documento con folio 03980 fechado el 24 de enero de este año, confirmó que al cardenal Norberto Rivera no se le notificado, porque la Diócesis de Tehuacán, solicitó y le fue otorgado un amparo por un juez de Puebla. Y destaca que no ha caído en rebeldía, por la razón de no estar enterado.

El lunes se informó que la jueza Staton negó una petición de los abogados de la Iglesia que han buscado el sobreseimiento del caso bajo el argumento de que los tribunales estadunidenses no tienen jurisdicción.

Nicolás Aguilar es acusado de violar a 60 niños, entre ellos al denunciante. Y se involucra al cardenal de Los Ángeles en retiro Roger Mahony y a Norberto Rivera por permitir que se mantuviera como sacerdote.

Al respecto, Hugo Valdemar enfatizó que los estadunidenses “no pueden porque a juzgar cosas de mexicanos. Esto viola la soberanía nacional”. Pese a que en dos juicios anteriores se intento responsabilizar a Rivera Carrera y no funcionó, por ello indicó que la jueza cae en “un acto de soberbia y se creen con derechos de juzgar a todo el mundo” Por el momento, indicó que se espera se resuelva la petición del amparo de la Diócesis de Tehuacán, entregado el 17 de noviembre del 2010. Y advirtió que “no se va a responder más a la justicia norteamericana, todo ya quedó claro y no tiene porque meterse en asuntos mexicanos, si se les permite sería una historia sin fin. Así que la juez puede decir misa, pero no puede vulnerar nuestra soberanía nacional”.

Eric Barragán presidente de Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP) América Latina, aplaudió la decisión de la jueza en abrir las puertas norteamericanas de justicia a víctimas de abuso sexual por parte del clero en otros países.

Y confió en que la resolución le dé más valor a las víctimas “para que continúen su busca de opciones para encontrar la justicia por los crímenes cometidos por clérigos contra los más desprotegidos e inocentes, los niños”. “Al fin el señor Norberto Rivera Carrera tendrá que enfrentar las acusaciones de conspiración e encubrimiento”, señaló Barragán.

¿Y usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada